Dispensación de medicamentos veterinarios en farmacias

Al igual que los medicamentos para las personas, los animales también tienen su propio espacio en la farmacia y es importante hacérselo saber al dueño de las mascotas o al ganadero para seguridad del animal y de la propia persona

Taking my doggy to the veterinary - child with her pet

Los animales de compañía han pasado de ser un objeto de lujo en los hogares españoles a formar parte de familias de todo tipo de clase social que, en muchas ocasiones, no se limitan sólo a tener un perro o un gato, sino que tienen ambos tipos de animales e, incluso, otras mascotas de diferente índole que requieren de cuidados sanitarios en mayor o menor medida.

Por otro lado, las granjas o empresas que se dedican a la cría o venta de animales también tienen que pasar por estrictos controles de sanidad, para lo que la compra de medicamentos se hace indispensable.

Tanto en un caso como en otro, el objetivo es siempre tener al animal, sea de compañía o no, en las mejores condiciones posibles y eso implica, entre otros aspectos, que los medicamentos que deban tomar a lo largo de su vida sean completamente fiables. Y ningún sitio mejor para ello que una farmacia, donde se puede garantizar dicha calidad y seguridad.

Sin embargo, no todo el mundo sabe dónde debe acudir para adquirir los medicamentos que su animal o mascota necesita y tienden a acudir a páginas web de interés que no siempre son del todo fiables, a pesar de que, por supuesto, siempre podamos encontrar lugares fiables. Además, detrás de esas páginas web no sabemos si la persona que los vende es un profesional del sector o no, y tampoco nos garantizan que nos puedan dar una información fiable, como es el caso de los farmacéuticos, que reciben formación e información sobre los productos que ponen a la venta en su establecimiento.

Aspectos todos ellos que el dueño de un animal o una mascota debería tener en cuenta, y ahí es donde entra en juego la estrategia de información o divulgación del farmacéutico, pero también de los veterinarios, que velan por la seguridad de esos animales.

Normativa española

En cuanto a la dispensación o venta de medicamentos veterinarios, la normativa española es clara: deben venderse en establecimientos autorizados, como lo son las farmacias y en este aspecto son numerosos los Colegios de Farmacéuticos de diferentes comunidades de España los que se han puesto manos a la obra para reivindicar esa venta, principalmente por la seguridad que esto supone tanto para empresarios del sector ganadero, como para los veterinarios o dueños de mascotas y, por supuesto, para sus animales.

En este sentido, cabe señalar que existe una normativa común a toda Espa- ña, pero que algunas comunidades autónomas tienen sus propios matices, lo que lleva a confusiones en ciertos casos. Para evitarlo, entidades como el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos han publicado material específico al respecto, que los farmacéuticos pueden consultar en las webs o sedes de los colegios a los que corresponda su farmacia.

Tras la polémica surgida en 2014 a raíz de algunas modificaciones en la normativa que regula en la actualidad dicha venta, y como consecuencia de la subida del IVA en servicios veterinarios del 8 al 21%, José María Linares Iglesias, Secretario del Colegio Oficial de Veterinarios de Almería, ofrecía la siguiente explicación al diario digital Argos Portal Veterinaria: “la nueva ley del medicamento regula el medicamento veterinario como un producto con características propias, al igual que el medicamento de uso humano, por lo que deberá cumplir todos los estándares de calidad y seguridad, y ofrecer garantías de cara al medio ambiente y la salud animal y pública.

En este marco, el medicamento veterinario deja de ser considerado como un medicamento especial más”. En cuanto a la forma de dispensación de este tipo de medicamentos, Linares Iglesias asegura que la presentación de una receta o prescripción por parte del veterinario es indispensable “para aquellos productos zoosanitarios y medicamentos veterinarios en cuya autorización de venta se exprese la leyenda ‘bajo prescripción veterinaria’.

Una entidad detallista o autorizada para dispensar estos productos nunca debe entregar medicamentos sometidos a prescripción veterinaria sin recoger la receta correspondiente”. Por otro lado, desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense (COFO), su presidente, Vicente Jairo Álvarez reivindicaba en un artículo publicado en El Faro de Vigo que “las farmacias son los únicos establecimientos que disponen de autorización para la dispensación de formulaciones magistrales, preparados oficiales y estupefacientes para uso animal”.

Ese mismo espacio matiza que “medicamentos ‘especiales’, como pueden ser psicofármacos, anabolizantes, anestésicos y antibióticos para uso animal deben tener un estricto control farmacéutico. Además, pueden llegar a afectar también a la salud humana de diferentes maneras”.

La farmacia, lo más seguro

Kids taking their fluffy pet to the veterinary doctor for a checkup - copyspace
Kids taking their fluffy pet to the veterinary doctor for a checkup – copyspace

Bajo el lema “Compra los medicamentos veterinarios siempre en la farmacia”, Fefercan (Federación de Farmacias de Canarias) ha firmado, recientemente, un acuerdo con Bacofar para impulsar la venta de la compra de medicamentos veterinarios en las campañas.

Y es que tal y como explican desde Fefercan en el folleto informativo que se ha publicado, tres son los motivos principales por los que se hace imprescindible la compra de medicamentos veterinarios en las farmacias, “que son los únicos lugares de dispensación de este tipo de medicamentos en España, junto con los comercios acreditados como ECD (Establecimiento de Comercio Detallista) y las entidades ganaderas (en exclusiva para sus miembros)”, y que son los siguientes:

  • Por seguridad: ya que “el medicamento veterinario, al igual que el medicamento de uso humano, debe cumplir todos los estándares de calidad y seguridad. Por ello, su dispensación debe hacerse bajo control farmacéutico con el fin de garantizar su utilización de acuerdo a la prescripción veterinaria”.
  • Por precio: para lo cual explican que “desafortunadamente, en los últimos años se ha registrado un preocupante aumento de establecimientos que dispensan este tipo de medicamentos sin tener licencia para ello, ofreciendo estos fármacos a un precio bastante superior del que pueden obtenerse legalmente en la farmacia”.
  • Por ley: “según la Ley 29/2006 de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, únicamente podrán dispensar los medicamentos veterinarios las farmacias, los establecimientos comerciales detallistas autorizados y las entidades o agrupaciones ganaderas (exclusiva mente a sus miembros)”

Receta electrónica veterinaria

Al igual que otros sectores, tanto el farmacéutico como el veterinario están en constante evolución e innovación. En este sentido, el Consejo Regulador de Colegios Veterinarios de España ha creado Prescrivet, una app para “la gestión de la receta electrónica veterinaria por parte de todos los agentes activos que puedan beneficiarse de la misma: titulares de explotaciones ganaderas, farmacéuticos, Colegios Provinciales, dispensadoras comerciales, veterinarios colegiados… como respuesta a la demanda de los miembros de la Organización Colegial y como un servicio a la misma”, tal y como explican en la propia web.

De momento, este tipo de sistema no se ha generalizado en toda España, pero es, sin duda, una manera más de garantizar la calidad del producto que se vende, así como la seguridad tanto de los animales, como de los agentes que participan en la prescripción del medicamento y en la dispensación del mismo, y para mayor seguridad de los dueños de animales y mascotas.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir