La importancia de una buena salud dental

La higiene bucodental es uno de los objetivos prioritarios de la OMS, ya que la boca constituye una vía de entrada al organismo. La misión del farmacéutico desde la oficina de farmacia es triple: formar e informar sobre la importancia de la higiene bucal, fomentar la prevención, y asesorar sobre el empleo de los productos más adecuados para cada caso

dermofarmaciaEl aumento de la conciencia global sobre la enorme importancia de tener una buena salud oral y llevar una higiene correcta ha provocado que, cada vez más, los consumidores deseen adquirir productos de una gran calidad aunque sean más costosos. Además, la odontología cosmética también ha tenido mucho que ver en el auge de un mercado que ofrece carillas, empastes o coronas para mejorar el aspecto de la boca y potenciar nuestro mayor activo: la sonrisa.

La higiene oral es una de las mejores bazas que se pueden jugar para conseguir y mantener una boca sana. Engloba distintos tipos de autocuidados generales, y otros específicos y personales. Las visitas periódicas al dentista para realizar revisiones y, de paso, una limpieza dental, son muy importantes. Los cuidados incluyen también una dieta adecuada que evite productos cariogénicos como la sacarosa y la glucosa presente en los dulces, caramelos y golosinas infantiles, así como en ciertos alimentos.

El uso frecuente y de forma correcta del cepillo, seda dental y enjuagues y colutorios bucales son los tres principios básicos sobre los que se asientan unos correctos hábitos de limpieza. La variedad de productos es inmensa: pastas de dientes, colutorios, blanqueadores, cepillos dentales e interdentales, hilo dental, etc.

Existen muchos tipos de dentífricos con diversas fórmulas para proteger de la caries, la gingivitis y otras dolencias. Algunos llevan productos especiales y otros llevan aditivos, y por lo general su composición se basa en detergentes, humectantes, aromatizantes, sustancias antiplaca, sustancias que aumentan la resistencia del esmalte, conservantes, enzimas, sustancias vegetales, desensibilizantes, blanqueadores, etc.. La pasta de dientes utilizada en un buen cepillado permite eliminar la placa dental, combatir la caries, limpiar y pulir los dientes, remineralizarlos, eliminar manchas y refrescar el aliento.

Una buena higiene dental requiere de un buen cepillado durante al menos dos minutos dos o tres veces al día, según los expertos, y siempre antes de acostarse, ya que durante las horas de sueño la saliva se halla en menor cantidad en la boca, lo que implica un descenso de su actividad remineralizadora. Deben cepillarse todas las caras de dientes y muelas, y también pueden cepillarse las encías y la lengua.

El cepillo dental debe ser suave y agradable de usar. Las cerdas rígidas son incómodas y producen molestias al insistir en el cepillado. Los cepillos pequeños son más manejables, aunque hay cepillos para todas las circunstancias. Es recomendable cambiar de cepillo cada 3 meses, afirman desde diferentes clínicas consultadas. Aunque, señalan, esta medida nos puede servir como referencia general para hacernos una idea, pero cada persona es diferente y no todos podemos regirnos por el mismo rango de tiempo.

Por su parte, los cepillos interdentales pueden usarse con implantes, prótesis y aparatos de ortodoncia, para limpiar los espacios interdentales donde suele acumularse la placa dental y los cepillos convencionales no llegan. Ayudan a limpiar los espacios entre los dientes de restos de comida. Como complemento al cepillado podemos usar hilo dental, cada vez más recomendado por los odontólogos para prevenir problemas dentales.

El uso del colutorio en forma de enjuague tras el cepillado de los dientes contribuye a una buena higiene bucal, ya que elimina gérmenes, actúa contra la placa y refresca la boca y el aliento. Es muy eficaz en la prevención y tratamiento de la enfermedad periodontal (inflamación crónica de la encía y pérdida de soporte del diente). Hay colutorios de todo tipo de sabores, predominantemente menta.

Otro elemento cada vez más demandado por personas preocupadas por su higiene es el llamado irrigador bucal; un utensilio que utiliza chorros de agua a presión para remover la placa bacteriana de dientes, encías y aparatos.

Recientemente, la empresa Iqvia ha publicado un informe sobre la Evolución del Mercado de la Farmacia Española, con datos actualizados de junio de 2018. En lo referente a dermocosmética, crece este mes en valores (1,8%) y en unidades 0,3%) a pesar del crecimiento de sólo 2 marcas del top 5: Isdin (+6,1%) y IFC (+17,6%). De los top 5 muestran crecimientos positivos Lacer y Dentaid (PEC oral). De junio de 2017 a junio de 2018 la higiene oral representa un crecimiento de un 1% del 24 al 25% en unidades. Y en el mismo periodo pasa de 172,6 a 176,2 en pvp.

Sonrisa estética

dermofarmacia-1Todos deseamos unos dientes brillantes para mantener una personalidad joven y una hermosa sonrisa. Sin embargo, muchas personas no ponen el esfuerzo necesario y no logran esa blancura natural de los dientes. En efecto, los dientes amarillos son un problema muy común, y el blanqueamiento dental es una manera de deshacerse de ellos. Una técnica que se ha puesto de moda hasta el punto de que, en la industria cosmética, se ha convertido en el procedimiento más solicitado actualmente.

Hay varias formas para blanquear los dientes, algunas de las cuales se pueden encontrar sin problema en las farmacias. Uno de los métodos más fáciles es el de las bandas dentales blanqueantes, que no dejan de ser tiras finas recubiertas de gel de peróxido. Si se utilizan con regularidad durante unos cuantos días, los resultados son visibles.

También tenemos la opción del enjuague bucal sin alcohol, así como el cepillo y el hilo dentales. El peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) es un recurso efectivo, que además se puede mezclar con un poco de bicarbonato sódico para hacer una pasta y usarla en el cepillado de dientes. Cabe citar igualmente el blanqueamiento con láser, el pincel de blanqueamiento, y la pasta dentífrica de blanqueamiento. Ésta última puede ayudar a mantener los dientes blancos, pero no se trata en ningún caso de una solución inmediata; al contrario, necesita un tiempo de utilización para que puedan apreciarse los resultados.

Ahora bien, ¿qué ocurre con la prevención? ¿Podemos evitar la decoloración de nuestra dentadura? En buena medida sí, siempre que sigamos los siguientes consejos: Utilizar pajita para consumir bebidas que manchen (café, zumos de fruta…).

  • Beber una taza de té al día: el té es rico en fluoruros, que luchan contra las bacterias dañinas y detienen la producción de un tipo de azúcar que produce la caries.
  • Cepillar los dientes suavemente, sin aplicar fuerza para eliminar la placa.
  • Evitar fumar. Ya que ensucia y amarillea los dientes.
  • Reemplazar el cepillo dental con regularidad. Tal y como indicamos más arriba, los expertos recomiendan hacerlo cada 3 meses.

Salud dental en los niños

Los dientes de los niños comienzan a formarse antes del nacimiento. Los dientes primarios “de leche” pueden brotar de las encías a partir de los cuatro meses. Los veinte dientes primarios suelen haber crecido a los tres años, aunque el ritmo y orden de crecimiento varían. Los permanentes comienzan a salir alrededor de los seis años, y el proceso se prolonga hasta los 21.

En niños pequeños, el miedo al dentista es uno de los principales obstáculos con los que los padres suelen encontrarse a la hora de intentar cuidar la higiene oral de sus hijos. Además, crear una rutina de higiene bucal en ellos no es tarea sencilla; por ello, cepillarse todos a la misma hora todos los días puede ser un buen consejo para sentar las bases de un buen hábito. Intenta cambiar su afición por los dulces por snacks más saludables (verduras, yogur, queso…), y sugiérele el uso de protectores dentales durante la práctica deportiva para proteger sus dientes de posibles percances.

La clave está en enseñar a tus hijos a cepillarse y a utilizar seda dental de forma correcta y regular. Si consigues que la hora de la limpieza de dientes y el uso del hilo dental sea divertida para ellos, los animarás a seguir una rutina de salud bucal apropiada.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir