Nutricosmética, cosmética vía oral para mejorar piel, cabello y uñas

El interés de las nuevas generaciones por la nutricosmética y la efectividad de la misma, prevén que en 2024 este mercado alcance los 5.000 millones de euros de facturación

Noelia-Farmanatur n42_IMAGENES JPEG_Fotolia_212796438_Subscription_Monthly_MLas tendencias en Consumer Health evolucionan al mismo tiempo que lo hace la sociedad. Las nuevas generaciones exigen que los productos sean lo más naturales posible y que no sólo sean efectivos a nivel estético, sino que también ayuden a cuidar la salud. La nutricosmética responde, al 100%, a estas exigencias.

En España, la nutricosmética está entrando poco a poco y es una de las responsables de que las cifras de Consumer Health en las farmacias continúe al alza. Un mercado que, según los datos de la consultora IQVIA, crece en el mes de junio un 3,6% en valores y un 1,2% en unidades. En concreto, la dermocosmética crece en junio en valores (1,8%) y en unidades (0,3%), siendo los productos específicos para el cuidado facial de la mujer los que muestran mejores datos (5,8%).

A nivel global y según datos del informe publicado por la consultora WiseGuyReports titulado “Global Beauty Supplements Market Outlook”, el sector de la nutricosmética está viviendo su momento de expansión, siendo los países asiáticos y del Pacífico los que representan la mayor cuota de participación de este mercado. En concreto, Japón es el lugar donde más nutricosmética se consume, seguida de China y Corea.

En Europa, son Francia, Alemania y Reino Unido los países que encabezan esta lista. Sólo estos países representan el 20% del total del mercado europeo. Por extraño que parezca, Norteamérica está por detrás de estos países.

Dentro de la nutricosmética, los productos más demandados son aquellos orientados al cuidado de la piel. En este sentido y según datos publicados por Afepadi, “actualmente, el mercado de productos para el cuidado de la piel está valorado en 121 mil millones de dólares en todo el mundo y se estima que llegará a los 179 mil millones de dólares en 2022, según informes publicados por Euromonitor y Allied Market Research, respectivamente”.

Mercado al alza

Si nos centramos en cifras económicas, según el mencionado informe de WiseGuyReports, en 2016 se alcanzaron 2.800 millones de euros y se espera crecer hasta los 5.000 a finales de 2024; es decir, una media de un 8% cada año.

Si bien las cifras actuales y las previsiones son positivas, desde la consultoría alimentaria LegaleGo Nutrition explican que el mercado de la nutricosmética debe asumir dos grandes retos. Por un lado, tomar medidas regulatorias que permitan el flujo de comercio a nivel europeo y, por otro, ganar mayor credibilidad demostrando la efectividad de los productos.

Precisamente, sobre medidas regulatorias al respecto, desde LegaleGo Nutrition explican que actualmente, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha notificado que las “beauty claims” o informaciones nutricionales que utilizan los nutricosméticos están fuera del ámbito de aplicación del Reglamento (CE) 1924/2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos. En su opinión, “el no compartir un criterio unifi cado entre estados obstaculiza y limita la circulación de mercancías. Es necesario llegar a un acuerdo europeo para apoyar este mercado”.

Por su parte, Afepadi también está de acuerdo en que la nutricosmética debe alcanzar los dos retos antes mencionados. Con respecto a responder a las exigencias de los consumidores, explican que el mercado debe tener muy claro que “los consumidores quieren un producto que no sólo mejore su belleza, sino que también promueva su salud”.

En este sentido, añaden que es necesario que no subestimen ni a las generaciones más jóvenes ni a los hombres. Y es que si bien este sector tiene una tendencia más femenina, al igual que el resto del mercado del Consumer Health, “los hombres y la población de 20 a 40 años muestran, desde hace un tiempo, un gran interés por este tipo de productos con cifras de consumo que aumentan año tras año“.

Del mismo modo, recomiendan elaborar soluciones lo más naturales posibles, ya que los consumidores exigen un etiquetado transparente, huyendo de productos que contengan ingredientes de origen animal.

Por último, también explican que la población quiere que un mismo producto tenga el mayor número de benefi cios posibles, además de que tienen que ser cómodos.

Motivos del aumento

Como ya hemos dicho al comienzo, las nuevas generaciones exigen más calidad y naturalidad en los productos de cosmética; en este sentido, la nutricosmética responde a sus necesidades. Pero no es ésta la única razón. Para conocerlas, hemos hablado con Mónica Martín Yuste, Product Manager de Ducray.

“La percepción es que un segmento de mercado que se consolida y en crecimiento, a seguir desarrollando y en el que seguir innovando. Es un mercado en desarrollo por varios motivos. Por un lado, el progresivo envejecimiento de la población, teniendo en cuenta que este target será clave, cada vez se consumirán más productos de belleza no solo para la piel sino también para los cabellos. Por otro lado, el aumento de la demanda de activos naturales. Y, por último, una mayor conciencia sobre la salud en los consumidores, sin olvidar la comodidad de los productos de nutricosmética. Y es que la nutricosmética es más práctica que la aplicación tópica, porque se consume por vía oral”.

Dar más soluciones al consumidor

Este es el objetivo que persiguen desde los Laboratorios Ducray. “Además de ofrecerles productos cosméticos por vía tópica, les ofrecemos productos cosméticos por vía oral con activos específi cos para potenciar la belleza y la salud desde el interior. La cosmética tópica no es suficiente para tener un cabello y unas uñas bonitas. Los cosméticos por vía oral permiten que los activos lleguen a todo el organismo y actúen a nivel sistémico, a diferencia de los productos tópicos que actúan de forma localizada. Los activos incluidos en los nutricosméticos son extractos de plantas, vitaminas, algunas por su acción antioxidante, y oligoelementos. Destacamos la vitamina B8 o biotina, cobre, zinc, selenio por sus efectos sobre el cabello”, comenta Mónica Martín Yuste.

Productos que “se basan en el progresivo envejecimiento de la población, en los cambios de hábitos de vida. Para Ducray, los cabellos, la piel y el consumidor son su prioridad. Se busca crear productos para dar soluciones tanto si existe una alteración capilar como puede ser la caída del cabello, como una solución desde un punto de vista más de belleza como la pérdida de densidad y de volumen”.

Beneficios para la piel, cabellos y uñas

Los productos nutricosméticos actúan desde el interior y los resultados son visibles en el exterior. Ésta es la principal diferencia con respecto a las soluciones por vía tópica, lo que hace que los resultados también sean más efectivos, tal y como explicaba la Product Manager de Ducray más arriba.

Se trata de complementos nutricionales de calidad farmacéutica que aportan la dosis diaria de minerales, vitaminas y sustancias autorizadas que el cuerpo necesita a diario, destacando, entre otros, las vitaminas A, D, E, K, los ácidos grasos o los aminoácidos y antioxidantes, así como extractos de semillas y plantas medicinales.

En concreto y en lo que a las uñas, la piel y el cabello se refi ere, los productos nutricosméticos ofrecen los siguientes beneficios:

  • Para las uñas: las fortalecen y favorecen su crecimiento.
  • Para la piel: aportan elasticidad y luminosidad; reducen las arrugas y signos de envejecimiento, además de combatir la flacidez, hidratar, nutrir y reafirmarla.
  • Para el cabello: favorecen su crecimiento, evitan su caída y aumentan el volumen y el brillo.

Componentes básicos de la nutricosmética

Noelia-Farmanatur n42_IMAGENES JPEG_Fotolia_213716560_Subscription_Monthly_MTeniendo en cuenta que el objetivo que persigue la nutricosmética es trabajar desde el interior para mejorar nuestro aspecto exterior en lo que al cuidado del cabello, piel y uñas se refiere, no es de extrañar que los principales ingredientes que se utilizan en los productos de nutricosmética sean las vitaminas y minerales, especialmente la vitamina C, zinc o cobre, entre otros ejemplos.

Pero, ¿por qué se emplean estos nutrientes? Para hidratar, tonificar o revitalizar la piel, principalmente. Y si de hidratar hablamos, los ácidos grasos esenciales Omega 3 y 6, son componentes básicos de las paredes de las células, tal y como explican desde El blog de Solgar “Forman parte del factor humidificante natural de la piel, pero en determinadas ocasiones, como en dietas bajas en grasa, es bueno estar seguro de que el nivel de ácidos grasos esenciales sea el adecuado”.

Precisamente, desde Solgar también hablan del uso de la cisteína o del ácido hialurónico. En el caso de la cisteína se busca formar colágeno y queratina; en el segundo caso, el objetivo es que las células no pierdan humedad y favorecer la elasticidad de la piel.

Cuando el objetivo que se persigue es tener una piel nutrida y luminosa, el aceite de onagra mejora la estabilidad de las membranas celulares y mejora la regulación del sistema hormonal.

Por otro lado, el reishi, conocido como el hongo de la longevidad, se emplea en productos de nutricosmética con objetivo antiaging, que ayuda a regenerar los tejidos cutáneos, combatir los radicales libres y el estrés al que la piel se ve sometida por los agentes externos a los que está expuesta cada día.

Del mismo modo, el café verde es un producto muy empleado en los últimos años en productos de nutricosmética, en especial aquellos orientados a mejorar el aspecto de la piel o que actúan como quemagrasas naturales, gracias a la alta  cantidad de antioxidantes que los granos de café sin tostar (el café verde) aportan al organismo.

Tipos de nutricosmética

Cada persona tiene sus propias necesidades; por ello, la nutricosmética se divide en 6 variedades diferentes, según explican desde Solgar:

  1. Nutricosmética tónica: la misma logra mantener la elasticidad y flexibilidad de la piel, aumentando su tono. Para ello, los productos de nutricosmética que tienen estos fines cuentan con componentes como la vitamina C o minerales como el silicio y el azufre. No faltan la prolina, lisina y cisteína, que participan en la síntesis de colágeno.
  2. Nutricosmética antiarrugas: en este caso, las vitaminas C y E son esenciales, sin olvidar el ácido hialurónico, encargado de reforzar la estructura de la hidratación. Este tipo de nutricosmética tiene como objetivo trabajar sobre la pérdida de colágeno y de fibras de elastina. Este tipo de nutricosmética logra reducir las arrugas que van apareciendo con el paso de los años.
  3. Nutricosmética calmante: dirigida a las personas que tienen la piel sensible y donde los aceites de linaza y salmón, que son ricos en ácidos grasos esenciales, actúan como antiinflamatorios naturales sobre el sistema inmune. Y, precisamente, sobre éste último también actúan de manera eficaz los probióticos y minerales que no sólo estimulan el sistema inmunitario, sino que además estimulan las reacciones alérgicas consiguiendo aliviar el picor atópico.
  4. Nutricosmética tensora: que tiene como objetivo evitar la flacidez; así las cosas, la vitamina C es uno de los componentes vitales en este tipo de productos de nutricosmética. ¿Por qué? Porque ayuda a producir colágeno para mejorar el aspecto de la piel, además de tener una acción regenerativa, reduciendo la flacidez. También forman parte de los productos de nutricosmética tensora la semilla de uva- rica en polifenoles y que protege frente al envejecimiento prematuro de la piel- así como el castaño de indias, que mejora la circulación, evita la pérdida de humedad en la piel y la inflamación de la misma.
  5. Nutricosmética emoliente: para aquellas personas que tienen la piel seca o con tendencia a ello; algo muy característico en el caso de las mujeres con los cambios hormonales. En este caso, nutrientes como el aceite de germen de trigo, la onagra o el aceitde de prímula o de borraja, tal y como aseguran desde Solgar, ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro y la piel seca. También suele ser frecuente el uso de vitamina E y carotenos, ya que reducen el daño que la exposición ultravioleta provoca en nuestra piel.
  6. Nutricosmética astringente: que tiene como objetivo reducir los mecanismos que activan la grasa de la piel. En este caso, el nutriente estrella es la fibra; por ello, a las personas que tienen este tipo de problemas se les recomienda más que a nadie llevar una dieta rica en alimentos que aporten fibra, como es el caso de ciertas verduras, frutas, legumbres o cereales integrales. Algunos de los problemas más comunes de las personas que tienen exceso de grasa en la piel son el acné o la psoriasis, siendo la vitamina A un nutriente básico para actuar contra esta problemática.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir