“El uso de principios activos naturales en dermofarmacia aumentará en un futuro cercano”

Tomás Muret acaba de estrenarse como máximo exponente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos en la Vocalía de Dermofarmacia. El farmacéutico mallorquín conoce a la perfección las claves de este segmento y su repercusión socioeconómica en las oficinas de farmacia

tomas-muret¿Cómo afronta su nueva etapa como vocal de Dermofarmacia del Consejo? ¿Qué objetivos se marca para los próximos años?

La afronto con tranquilidad, entusiasmo e ilusión. Soy consciente, eso sí, de la gran responsabilidad que supone sustituir a Cristina Tiemblo, quien ha dejado huella en todos los que hemos trabajado con ella tanto a nivel profesional como personal. Desde que Cristina me propuso ser el nuevo vocal de Dermofarmacia, he recibido el apoyo unánime de todos los vocales provinciales, junto a quienes trabajaré para mantener el magnífico legado que ella nos deja.

En cuanto a los objetivos, me propongo en primer lugar continuar los proyectos que tenemos iniciados, como los protocolos de actuación farmacéutica en dermofarmacia, la formación continuada, los videoconsejos, etc. En segundo lugar, ayudar y apoyar a los vocales provinciales en sus proyectos locales. Y en tercer lugar, crear herramientas que ayuden a trabajar la dermofarmacia desde una perspectiva basada en el consejo farmacéutico y la profesionalidad.

¿Cómo valora el canal de videoconsejos puesto en marcha por la vocalía en la Red?

La forma de comunicarnos ha cambiado radicalmente, y las redes sociales han sido una revolución a la que debemos adaptarnos. El canal del CGCOF #TuFarmacéuticoInforma ha sido un éxito desde su creación, ya hemos llegado a los dos millones de visualizaciones. La vocalía de Dermofarmacia se unió hace un año, y los videoconsejos han tenido una gran aceptación y repercusión. He participado en algunos, y puedo asegurar que detrás hay un gran esfuerzo del equipo técnico y de comunicación del Consejo. La vocalía de Dermofarmacia seguirá creando vídeos e incorporando nuevas caras.

Desde la Junta de Gobierno del Cofib, ha venido coordinando las campañas de prevención solar organizadas por el Colegio balear. ¿Cómo valora la eficacia de estas acciones?

Son campañas que llevan muchísimo trabajo, ya que las coordinamos desde el Centro de Información del Medicamento del Cofib junto con la Asociación Española Contra el Cáncer de las Islas Baleares y la Conselleria de Salut. Siempre intentamos innovar y mejorar para que el mensaje llegue a todas las personas.

Después de más de trece años, vemos que la población ha captado el mensaje principal y empieza a conocer los efectos beneficiosos y negativos de la radiación solar. Cierto es que el mensaje debe evolucionar hacia la elección del fotoprotector adecuado y el uso correcto, e incidir mucho en el empleo de protectores solares ante la toma de medicamentos fotosensibilizantes.

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta para una elección óptima del fotoprotector, en función del perfil de usuario?

La mejor forma de acertar en la elección del fotoprotector adecuado es consultar al farmacéutico. Basándonos en diferentes factores como el fototipo, la edad, la tipología de piel, el índice UV, el tiempo de exposición, la actividad a realizar, las patologías cutáneas, la medicación, etc., realizaremos la recomendación correcta del protector solar.

¿Cómo influye el consumo de “alimentos fotoprotectores” y otras sustancias naturales con probada eficacia sobre dicha función de protección solar?

En primer lugar, debemos recordar que los fotoprotectores orales nunca sustituyen a los tópicos, únicamente los complementan alcanzando una protección solar más integral, protegiendo la piel del daño oxidativo y de la degradación de proteínas, lípidos y ADN celular. Los principios activos naturales están demostrando una contrastada eficacia que los hacen muy interesantes. Hay numerosos estudios, por lo que en un futuro cercano veremos aumentar el uso de principios activos naturales en dermofarmacia.

El CGCOF acaba de lanzar un nuevo protocolo de actuación farmacéutica en fotoprotección. ¿Era necesario actualizar el conocimiento farmacéutico para mejorar el servicio al usuario?

Siempre es necesario actualizar información y conocimientos, a la vez que se recuerda lo que ya sabemos. Este protocolo sobre fotoprotección es una guía para el farmacéutico que reúne los aspectos básicos de una actuación farmacéutica correcta, y hace hincapié tanto en los casos especiales como en los consejos que el farmacéutico debe hacer llegar a los usuarios.

En su opinión, ¿en qué estado se encuentra la protocolización de actuaciones por parte del farmacéutico comunitario para abordar problemas dermatológicos?

Si queremos que el farmacéutico sea el referente en dermofarmacia, debemos trabajar con protocolos de actuación farmacéutica al igual que trabajamos el medicamento con protocolos de atención farmacéutica.

Los protocolos que ha realizado la Vocalía Nacional de Dermofarmacia han recibido gran aceptación por parte de los profesionales, lo que nos anima a seguir trabajando en ellos. El farmacéutico agradece tener una guía básica con los criterios de derivación al especialista, algoritmos de actuación, consejos sobre cada patología… Nos quedan muchos por elaborar, ya que nuestra finalidad es la de protocolizar todas las patologías.

El Gobierno español aprobaba hace escasas fechas una norma que adecuaba el ordenamiento europeo sobre cosmetovigilancia a la normativa nacional. ¿Existen vías de mejora en el control de los efectos no deseados de los cosméticos tras la puesta en marcha de su comercialización?

Llevamos luchando con el tema de la cosmetovigilancia desde hace muchísimos años, aunque es verdad que ahora despierta más interés. Fue Ana Aliaga (exvocal nacional de Dermofarmacia y exsecretaria del CGCOF) quien empezó a hablarnos de este tema; después Cristina Tiemblo se ha recorrido el país explicando qué era la cosmetovigilancia y cómo debíamos actuar frente a los efectos no deseados de los cosméticos.

El artículo 16 del Real Decreto 85/2018 es claro y conciso a la hora de notificar los efectos no deseados de los productos cosméticos. Estoy seguro de que, a partir de ahora, se harán más comunicaciones, lo que servirá para mejorar el control de los efectos no deseados de los productos cosméticos tras su comercialización.

La apuesta del CGCOF por los denominados “servicios profesionales” en la farmacia es clara. ¿Qué ventajas ofrecen aquellos relacionados con el cuidado de la piel desde una perspectiva económica, sanitaria y social?

La farmacia es el primer punto de consulta del Sistema Sanitario, por lo que está enfocada hacia el paciente a través de los servicios profesionales. Cada vez hay más farmacias que realizan una inversión económica para poner en marcha el servicio de Dermofarmacia, formando a los farmacéuticos que lo realizan, comprando aparataje específico, creando zonas de atención personalizada… Este servicio es muy importante sobre todo en dos casos: el primero, a la hora de cribar posibles patologías y derivarlas al especialista para su diagnóstico; y, en segundo lugar, para realizar un seguimiento tanto del tratamiento farmacológico, si lo hay, como del tratamiento coadyuvante, ver la evolución y poder ir dando un consejo farmacéutico individualizado.

¿Qué retos futuros encara la farmacia comunitaria en la gestión de esta categoría?

El reto es siempre estar muy formados para resolver todas aquellas dudas y problemas que pueda tener la población, así como informar activamente sobre la prevención de enfermedades. Enfocar nuestros conocimientos hacia una farmacia cada vez más asistencial tanto a nivel del medicamento como de los productos de dermofarmacia.

Por otro lado, la relación con los laboratorios es exclusiva de cada farmacia. Desde la Vocalía Nacional de Dermofarmacia debemos trabajar junto a los laboratorios, exigirles veracidad en sus mensajes, estudios de eficacia y apoyo tanto en la formación como en la divulgación de campañas sanitarias.

Novedades de producto. ¿Cuáles han sido los “hitos” del último año? ¿Cómo percibe la apuesta por la innovación de la industria especializada en productos dermo?

Si tuviera que destacar hitos, más que en productos (que los hay, y muy interesantes), destacaría el compromiso con el medio ambiente en la reducción sustancial de micropartículas plásticas y la nueva norma ISO 16.128, que armoniza criterios en relación a los productos naturales.

La industria cosmética está en auge, y hay mayores inversiones que se ven reflejadas en la aparición de nuevos activos, en estudios que demuestran nuevas funciones de los activos clásicos, y en la búsqueda constante de nuevas formas galénicas que consigan transportar el activo a su diana a la vez que se desarrollan formas galénicas más agradables para los pacientes. Esto obliga al farmacéutico a estar formado para poder realizar una elección de producto adecuada y dar un correcto consejo farmacéutico.

Tratamientos terapéuticos frente a productos de estética y belleza: ¿cuáles predominarán o tendrán mayor visibilidad en la farmacia del futuro?

Es una realidad que nuestra sociedad cada vez da más importancia a la imagen personal, y esto podría llevarnos a pensar que en nuestras farmacias predominarán los productos ligados a la estética o a la belleza; pero, en mi opinión, creo que tendrán más protagonismo los productos indicados para patologías. Lo que podemos asegurar es que se mezclarán ambos conceptos, belleza y patología, como pasa a día de hoy con productos destinados a evitar el envejecimiento cutáneo, que están específicamente indicados para aquellas personas que tienen piel sensible o incluso para personas con una patología como podría ser la dermatitis atópica.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir