“La principal carencia de la farmacia actual es su aislamiento respecto al equipo sanitario”, Damià Barris Blundell, Farmacia Zarzuelo

Lleva al frente de su farmacia en Benalmádena (Málaga) desde hace 18 años. Licenciado en Farmacia, Damià Barris Blundell acaba de recibir el galardón al mejor servicio farmacéutico en la II edición del Premio Nacional TEVA. Defiende que la formación es el pilar fundamental para el éxito profesional de una farmacia. Por ello, en su establecimiento sólo contratan a farmacéuticos. Además, Barris asegura que muchas de las actividades diarias de las farmacias pueden ser efectuadas por auxiliares a un coste inferior, por lo que los farmacéuticos deben demostrar su valor añadido

  • ¿Cuándo y cómo nace su farmacia? ¿Quiénes son sus impulsores?

Zarzuelo 2Nuestra farmacia inició su actividad en agosto de 1999, siendo una farmacia de nueva apertura en un municipio de la Costa del Sol, Benalmádena. Los principales impulsores fuimos mi mujer y yo, ambos farmacéuticos.

  • En esos años, ¿qué tipo de atención farmacéutica existía?

Eran los años en los que se empezaba a reflexionar sobre el concepto de “atención farmacéutica” o “pharmaceutical care” como una nueva filosofía de la práctica farmacéutica, sobre todo a raíz del artículo de Hepler y Strand titulado Oportunidades y responsabilidades en la atención farmacéutica. Antes de iniciar nuestra actividad en la farmacia comunitaria, tuve la oportunidad de leer trabajos de investigación, desarrollados en el ámbito de la farmacia comunitaria, que me permitieron detectar la posibilidad de enfocar nuestra actividad diaria hacia el seguimiento farmacoterapéutico con el registro de nuestras intervenciones con los pacientes.

  • ¿Cuál fue su impulso para adentrarse en el mundo de la farmacia desde el punto de vista del autocuidado y la salud natural?

Nos iniciamos con la protocolización del tratamiento de los principales trastornos menores desde la farmacia, dejando claro qué medicamentos podemos recomendar y qué situaciones debemos derivar al médico. En 1999 pusieron en marcha su farmacia.

  • ¿Cómo ha evolucionado desde entonces?

La farmacia fue creciendo en muchos aspectos; cada vez atendíamos a más pacientes y aumentábamos el número de farmacéuticos del equipo. Para trabajar bajo nuestra filosofía decidimos contratar únicamente farmacéuticos, llegando a formar un equipo de ocho profesionales. A su vez, desde el año 2001 decidimos trabajar con sistemas de gestión de calidad ISO 9001, que complementamos con el modelo EFQM, la norma ISO 14001 y la acreditación de calidad de Andalucía.

  • En cuanto a la gestión de sus stocks, ¿qué métodos han llevado a cabo?

En el año 2010 introdujimos un robot de dispensación automática que ha sido esencial en la gestión del stock. Hemos publicado un artículo en la revista Pharmaceutical Care con los resultados obtenidos con la implantación del robot en los procesos internos y en los relacionados con los pacientes.

  • ¿Cómo se han adaptado a la demanda de nuevos servicios profesionales y al nuevo perfil de cliente/paciente? Desde hace cinco años tenemos un nuevo reto, mejorar nuestra actividad asistencial ante la apertura de ocho nuevas farmacias. ¿Cuál cree que es y será el papel de los productos de dermofarmacia en los próximos años?

En los años 90 trabajé en la elaboración de protocolos de dermofarmacia en el Colegio de Farmacéuticos de Navarra. Creo que se puede compatibilizar nuestro conocimiento profesional de la galénica e ingredientes con la recomendación de productos dermofarmacéuticos.

  • ¿Cómo definiría hoy la filosofía de trabajo de Farmacia Zarzuelo?

Zarzuelo 4La filosofía de trabajo no ha variado mucho desde el año 1999, pues ya por entonces nuestra apuesta por la vía asistencial fue clara, y eso es percibido por nuestros pacientes.

  • ¿Qué servicios ofrece su farmacia además de la dispensación de medicamentos?

Ofrecemos diversos servicios: seguimiento farmacoterapéutico, detección y comunicación de sospechas de reacciones adversas, determinación de presión intraocular mediante tonómetro, sistemas personalizados de dosificación de medicamentos, determinación del INR, monitorización ambulatoria de la presión arterial (MAPA), cribado de HTA, revisión del uso de los medicamentos (RUM), determinación de indicadores biológicos (glucosa, colesterol, triglicéridos, GPT, hemoglobina glicosilada, ácido úrico)…

  • ¿Tienen pensado ampliar su gama de servicios?

Sí, pretendemos potenciar la revisión del uso de los medicamentos para derivar pacientes al servicio de seguimiento farmacoterapéutico.

  • ¿Qué necesidades y carencias tiene la farmacia de hoy en día?

Creo que las principales carencias son nuestro aislamiento profesional respecto al equipo sanitario y la escasa exigencia de los pacientes hacia nuestras actuaciones profesionales.

  • ¿Qué objetivos estratégicos se marca su farmacia para los próximos años?

Mejorar nuestra actividad asistencial e integrarnos en el sistema sanitario. Para este último objetivo precisamos de la colaboración de nuestros representantes colegiales. Nuestra sociedad científica sí que está trabajando en esta dirección.

  • ¿En qué tipo de actividades, simposios, seminarios o congresos participa usted de manera regular para la transmisión de conocimientos farmacéuticos en el sector pharma?

Publicamos anualmente un artículo de investigación en revistas profesionales de nuestro sector e intentamos presentar comunicaciones escritas a congresos profesionales, como el congreso de SEFAC o el Congreso Nacional de Atención Farmacéutica. Es una forma de exponer nuestro trabajo a la comunidad farmacéutica. En nuestra página web tenemos todos nuestros trabajos.

  • ¿Qué requisitos considera indispensables para la empleabilidad de un joven farmacéutico en su oficina de farmacia?

Únicamente contratamos farmacéuticos. La formación es el pilar fundamental para el éxito profesional de una farmacia. Uno de los principales obstáculos que me encuentro es el de encontrar farmacéuticos que quieran trabajar el concepto del seguimiento farmacoterapéutico, es decir, el de adquirir responsabilidad ante los medicamentos que dispensamos. Sin conocimiento de la farmacología y sin la actitud de colaborar con los pacientes no existe la posibilidad de desarrollar el concepto de “seguimiento”. El objetivo que intento trazar es que el equipo farmacéutico estudie la farmacología (no sólo de los nuevos medicamentos) de una forma sistemática, sin que la dirección tenga que estar comprobando si existe esa actualización de conocimientos.

  • ¿Qué aspectos cree que pueden mejorarse en el actual modelo español de farmacia?

En el ámbito interno de la farmacia creo que se debería mejorar la relación profesional con los farmacéuticos adjuntos. En SEFAC se desarrolló una carrera de méritos profesionales para los farmacéuticos, pero creo que no ha acabado de implantarse. Sería necesario que los farmacéuticos adjuntos pudieran obtener remuneraciones más elevadas, pero a cambio de resultados en las actividades asistenciales. Muchas de las actividades diarias y repetitivas de las farmacias pueden ser efectuadas por auxiliares a un coste inferior, por lo que los farmacéuticos deben demostrar su valor añadido

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir