LetiAT4 Defense Facial, el primer multiprotector que estimula los sistemas naturales de defensa de la piel atópica

Se estima que padecen los efectos de esta afección un 20% de los niños y entre el 5% y el 15% de la población en general

LetiAT4 Facial. Laboratorios LETILaboratorios LETI, especializado en el cuidado de la piel de toda la familia, lanza al mercado LetiAT4 Defense Facial, especialmente diseñado para proteger la piel atópica de los agentes externos en niños y adultos, que ofrece un efecto de doble barrera sin precedentes. Una barrera “física” muy resistente al agua, a la arena, al cloro y al sudor; y otra barrera, “biológica”, que estimula los sistemas naturales de defensa y reparación de la propia piel.

La piel atópica, una de las afecciones más frecuentes en la infancia, se caracteriza por generar picor intenso, sequedad e irritación en la piel, que es diagnosticada en el 60% de los casos antes de cumplir un año. Sin embargo, dado su carácter crónico, también afecta a las personas adultas. Aunque no existen datos definitivos sobre su incidencia y prevalencia real en la población, se estima que la padecen un 20% de los niños y entre el 5% y el 15% de la población en general, según la Asociación Española de Dermatología y Venerología (AEDV).

La fórmula multiprotectora de LetiAT4 Defense Facial, desarrollada específicamente para la piel atópica, contiene Pro-Caspasa 14 System, una innovación científica que promueve la síntesis de Caspasa-14 y Filagrina, reparando la barrera cutánea y protegiéndola del daño producido por la radiación solar a nivel del ADN celular y promoviendo los sistemas de fotoprotección naturales de la piel.

Asimismo, la fórmula también contiene extracto de Karité, un ingrediente rico en derivados del ácido gálico, altamente antioxidantes, que protegen la piel atópica del estrés oxidativo provocado por agentes externos tales como la radiación solar, el cloro y la polución ambiental.

De esta manera, el usuario con piel atópica no solo protege su piel de la radiación solar, sino también de otros agentes externos que pueden intervenir en el desarrollo y exacerbación de su dermatitis atópica e iniciar el círculo vicioso picor-rascado-erupción.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir