Pureté Sublime, peeling renovador de Galénic

El peeling renovador Pureté Sublime de Galénic es implacable con las toxinas, pero suave con la piel que revela en cada uso su belleza, conserva su juventud y asegura una sensación de confort

Pureté Sublime, peeling renovadorAntes de los 30 años, el capital de juventud de la piel se encuentra en su nivel más alto. Lisa, elástica y luminosa…un estado de la piel que todas las mujeres desean conservar durante el mayor tiempo posible.

Con el paso de los años, la piel se vuelve más frágil ante las agresiones intrínsecas y extrínsecas (contaminación, noches demasiado cortas, estrés, exposición solar…).

Galénic ha decidido combinar un trío de ácidos con ‘acción peeling’ que, de manera conjunta, aseguran una acción exfoliante sin el temor a la incomodidad que acompaña a este gesto; porque el peeling renovador Pureté Sublime combina dos ácidos preparadores, el ácido láctico y el ácido salicílico, y un ácido desescamante y regenerante, el ácido glicólico. Esta fórmula está enriquecida con activos calmantes compensadores (glicerina, manteca de karité, bisabolol) que permiten calmar el efecto ‘quemazón’ y el hormigueo inducido por la acción de los ácidos, ya que, principalmente, hidratan y nutren las capas superiores de la epidermis.

El peeling renovador Pureté Sublime es implacable con las toxinas, pero suave con la piel que revela en cada uso su belleza, conserva su juventud y asegura una sensación de confort. Se han utilizado ácidos hiperpoderosos para renovar la piel sin comprometer la comodidad en una textura ‘mascarilla-crema’.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir