Los farmacéuticos albacetenses dispensaron 36.000 recetas nacionales a pacientes de otras CC.AA.

Cuando se cumple un año de la entrada en vigor sin incidentes en Castilla-La Mancha, el Colegio de Farmacéuticos de Albacete hace un balance positivo de este proyecto al que todavía faltan por sumarse algunas comunidades del país

receta-viajera-albaceteDesde el pasado día 1 de julio de 2017 que se implantó el perfil dispensador de la receta electrónica nacional hasta hoy 5 de julio de 2018, las 242 farmacias comunitarias de la provincia de Albacete han atendido un total de 36.370 recetas de ciudadanos foráneos, fundamentalmente de personas que residen en la Comunidad Valenciana, a las que corresponden 31.591 dispensaciones de fármacos.

En este mismo período, justo un año, se han dispensado en las farmacias de toda la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha un total de 132.264 recetas de ciudadanos de Cataluña, País Vasco, Galicia, Andalucía, Asturias, Cantabria, La Rioja, Murcia, la Comunidad Valenciana, Aragón, Canarias, Extremadura, Baleares y Navarra.

Es precisamente en los períodos vacacionales como el que nos encontramos cuando proyectos como el de la llamada “receta viajera” cobran especial protagonismo, ya que es cuando más ciudadanos de otras comunidades nos visitan para pasar sus vacaciones o cuando aprovechan para volver a su tierra natal. La cercanía de las farmacias comunitarias y de los farmacéuticos a través de este proyecto permiten a los viajeros llevar a cabo un mejor cumplimiento terapéutico en sus tratamientos farmacológicos, no descuidando la medicación por olvido ante la posibilidad de poder retirar sus medicamentos en las farmacias de toda la comunidad autónoma.

La puesta en marcha de la receta electrónica nacional esta región ha sido posible gracias a la colaboración que los colegios de farmacéuticos de toda comunidad autónoma han mantenido con los responsables del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) y con la Consejería de Sanidad en todo el proceso previo de implantación, que permitió, en opinión del presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete, José Javier Martínez Morcillo, que este proceso se desarrollase con total normalidad y sin incidencias.

De hecho, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está inmerso ahora en el proceso de validación y las correspondientes pruebas para la prescripción electrónica de recetas interoperables en Ceuta y Melilla. Con las 15 comunidades que ya se hayan inmersas en este proceso, sólo faltarían por incorporarse la comunidad de Madrid y Andalucía.

De momento, la mayoría de las recetas “viajeras” dispensadas por los farmacéuticos albacetenses proceden de la Comunidad Valenciana, en concreto, en un año se han atendido 31.591 de ciudadanos valencianos que retiraron sus medicamentos en farmacias de la provincia de Albacete; otros 446 de la Castilla y León; 385 de Aragón; 312 de Extremadura; 283 de Canarias; 256 del País Vasco; 175 de Galicia; 146 de Cataluña; 135 de La Rioja; 52 de Navarra;34 de Cantabria; 31 de Asturias; 28 de Baleares y 13 de Andalucía.

Para que este proyecto sea un éxito, los farmacéuticos han tenido que actualizar los sistemas informáticos de sus farmacias comunitarias, tal y como en su día tuvieron que hacer con la puesta en marcha de la receta electrónica. También, estos profesionales se han tenido que formar en el manejo de los diferentes modelos de tarjetas sanitarias que coexisten en el territorio nacional.

El principal objetivo de este programa es que los pacientes pueden moverse por todo el territorio nacional y obtener sus medicamentos prescritos en cualquier farmacia del país, independientemente de en cuál de ellas hayan sido retiradas.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir