AMAF opina sobre el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez

En las siguientes líneas, revista farmanatur recoge el comunicado emitido por AMAF (Asociación Madrileña de Asesores de Farmacia) sobre el nuevo Gobierno y, en concreto, sobre lo que tiene que ver con el sector de la salud y las farmacias

amafTras el reciente cambio de Gobierno introducido de la mano de Pedro Sánchez son muchas las incógnitas sobre lo que va a suceder con el nuevo Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. La persona elegida para liderar dicho ministerio, Carmen Montón acaba de tomar posesión por lo que todavía no sabemos qué va a pasar.

Se trata de una exconsejera de Sanidad en la Comunidad Valenciana, con lo que se espera que esto sea algo muy positivo porque ya tiene experiencia. Además es médico de profesión, por lo que se espera que esto ayude a estar más sensibilizada con las cuestiones sociales y de atención sanitaria.

En su propio discurso de apertura afirmó que su gestión estaría marcada por la Ley General de Sanidad y la Ley de Dependencia. No hay más que leer las primeras líneas de la Exposición de motivos de estas normas para entender por dónde van los tiros de esta nueva ministra.

Por un lado, la Ley General de sanidad de 1986. En ella se establece la regulación de las acciones encaminadas a la protección de la salud en general, tanto de españoles como de extranjeros. Dicha ley fue impulsada precisamente por un socialista, Ernest Lluch. Esta ley permitió que la mayoría de los ciudadanos del Estado español pudieran utilizar el sistema público de salud, y no solo aquellos que tributaban a través de la renta de su trabajo. La ley como ideología está bien, pero es necesario un pacto nacional y global por la sanidad o no tiene sentido, y habrá que ver si esta ministra es capaz de conseguirlo. Aun así, esta norma no se puede negar que ha sido principio y base esencial en materia de derechos y obligaciones de los pacientes, y que ha supuesto en su desarrollo posterior una nueva cultura ya perfectamente interiorizada tanto por los Médicos como por los Pacientes.

Por otro, la Ley de Dependencia, introducida en la legislatura de Zapatero en el año 2006. La ley trata de proteger y favorecer la independencia de las personas. La persona dependiente lo es bien por sufrir una enfermedad o suceso incapacitante, o por llegar a la vejez. La dependencia personal es así la incapacidad funcional para el desarrollo de actividades de la vida diaria y por requerir ayuda para su realización.

Unos días antes de ser nombrada dijo que es partidaria de una sanidad pública universal. Una de las cuestiones que ha prometido con vehemencia es la “universalidad” de la sanidad. En lo que a las farmacias se refiere, parece que esto podría pasar por la eliminación del “copago” así como la rebaja todavía más de los medicamentos.

Si revisamos las medidas que ha implantado en la Comunidad Valenciana, se pueden intuir cuáles van a ser sus principales áreas de trabajo:

  • Desprivatización de hospitales: en su línea de conseguir una sanidad universal. Por el momento sólo se consiguió en una localidad (Alzira) pero su intención era hacerlo en toda la Comunidad Valenciana.
  • Eliminación del copago para personas en situación vulnerable y pensionistas: Si nos centramos en las consecuencias de la eliminación del “copago”, las consecuencias inmediatas según FEFE serían un incremento automático del gasto de las Comunidades Autónomas en un 4%, o lo que es lo mismo, 400 millones de euros. Por otra parte, las siguientes afectadas son directamente las farmacias, porque empezarían a facturar más y por tanto al aumentar los tramos de facturación, y se les deducirían también cantidades superiores. Por último, aclarar que, este mayor gasto por parte de las farmacias en ningún caso se vería compensado con un aumento del mercado, que de facto seguiría siendo el mismo.
  • Devolución de la Tarjeta Sanitaria a los inmigrantes: es una fiel defensora de esta medida. Para las farmacias las consecuencias serían las mismas que la eliminación del copago: más gastos sin un aumento real del mercado.
  • Continuismo o ruptura: no sabemos lo que pasará más adelante, pero por el momento ha afirmado que se van a respetar los actuales pactos con Farmaindustria, así como los propios presupuestos. No sabemos bien cómo esto va a ser posible con la eliminación del copago o la implantación de esta supuesta “universalidad” de la sanidad. Según palabras de ella “buscará la forma de eliminarlo.
  • Devolución de tratamientos de reproducción asistida a lesbianas y mujeres solas: ideologías aparte, esta medida favorecería a las farmacias en cuanto que aumentarían su facturación de este tipo de tratamientos.

La farmacia estará en manos de Patricia Lacruz , farmacéutica de profesión, y ex directora general de Farmacia de la propia Carmen Montón en la Comunidad Valenciana. Entre sus méritos destacan el haber acabado con la deuda pendiente de las farmacias. Esta medida sería muy favorable si se produjera de forma unívoca en toda España y a partir de ahora ni una sola farmacia se quedara sin cobrar y mucho menos tuviera que cerrar por esa cuestión.

En los próximos meses veremos qué pasa, si este nombramiento se ha producido verdaderamente para acallar a partidos como Podemos o Compromis, o por el contrario desarrolla una política socialistas sí , pero que trate de favorecer a todos los sectores y no sólo a unos cuantos.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir