Farmacéuticos asturianos se forman en la resistencia a los antibióticos

Con motivo de la celebración del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos 2018, el Colegio de Farmacéuticos de Asturias ha organizado la sesión formativa Resistencia a antibióticos

asturias-antibióticosLa misma ha sido impartida por Javier Fernández Domínguez, de la Unidad de Microbiología del Hospital Universitario Central de Asturias. El objetivo de esta acción formativa  organizada por el Colegio de Farmacéuticos de Asturias ha sido promover el consumo responsable y evitar las resistencias a los antibióticos.

Durante su intervención, el ponente ha destacado que la emergencia y diseminación de resistencia a antibióticos “es un problema global y depende de múltiples factores entre los que se incluye el uso excesivo y a veces inadecuado de los antibióticos en salud humana, tanto en el ámbito hospitalario como en el comunitario”. Según datos del ECDC European Center for Disease Control and Prevention, España es uno de los países europeos con mayor consumo de antibióticos, y según nuestros datos regionales, el consumo de antibióticos tanto en Atención Primaria como en Atención Especializada en Asturias se encuentra por encima de la media nacional.

Por otro lado, y probablemente como consecuencia entre otras cosas de lo anterior, tanto Asturias como España “se encuentran en una situación alarmante en cuanto a bacterias multirresistentes, al igual que otros países europeos”.

Debido a la emergencia de la resistencia a antibióticos, en los últimos años “se han recuperado para el tratamiento de determinadas infecciones algunos fármacos que habían sido descartados previamente debido a su toxicidad”. Sin embargo muy recientemente y gracias el impulso de organizaciones como la OMS, distintas sociedades científicas y la industria farmacéutica, el panorama “ha mejorado considerablemente e invita al optimismo ya que han salido y están a punto de salir una serie de antibióticos potencialmente útiles para el tratamiento de estas infecciones”.

No obstante no hay que olvidar que las bacterias “se podrán hacer resistentes a los mismos y es fundamental por tanto su correcta utilización para retrasar este proceso, así como continuar impulsando el I+D para el desarrollo de nuevos fármacos y el estudio de las resistencias bacterianas”.

El farmacéutico tiene un papel de gran relevancia en la gestión de los antibióticos. De hecho el farmacéutico hospitalario “constituye uno de los pilares fundamentales de los Programas de Optimización del Uso de Antimicrobianos (PROA) en los hospitales”. En cuanto al papel del farmacéutico en la comunidad, también “puede tener un papel fundamental en el buen uso de los antibióticos fomentando la educación de los pacientes en esta materia, promoviendo el cumplimiento de las pautas y la adherencia a los tratamientos, vigilando interacciones y efectos adversos de los antibióticos e incluso vigilando al adherencia a las guías de los médicos prescriptores”.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir