La importancia de la atención farmacéutica en residencias para pacientes pluripatológicos o crónicos

La atención farmacéutica en residencias ha sido el tema principal de  las I Jornadas Conjuntas de Unidades de Farmacia Hospitalaria y Centros Sociosanitarios, patrocinadas por ESTEVE en Sevilla

jornadas-atencion-pacientes-residenciasEl aumento de los pacientes pluripatológicos o crónicos complejos implica que el sistema sanitario deba adaptarse a una nueva realidad adoptando un enfoque multidimensional y una asistencia continuada e integral.

Una encuesta realizada por 12 servicios de Farmacia Hospitalaria y 14 centros sociosanitarios residenciales de Andalucía ha permitido saber cuál es la prestación farmacéutica en dichos centros y detectar puntos de mejora. Ha sido durante las I Jornadas Conjuntas de Unidades de Farmacia Hospitalarias y Centros Socio Sanitarios, patrocinadas por ESTEVE en Sevilla y a las que han asistido unos cien profesionales de distintos ámbitos.

En Andalucía los pacientes pluripatológicos representan el 4% de la población y consumen hasta el 65% de los recursos sanitarios en la CCAA. Ello hace que sea necesario impulsar nuevas iniciativas que ofrezcan una atención sanitaria continuada al paciente, es decir, con independencia del centro y del profesional sanitario que le atienda en cada momento

La Consejería de Sanidad de Andalucía decidió llevar a cabo un pilotaje del Decreto 512/2015 de prestación farmacéutica en los centros sociosanitarios residenciales como medida de eficiencia en la gestión. Una docena de servicios de Farmacia Hospitalaria y 14 centros que atienden a 3.500 pacientes realizaron una encuesta sobre la situación actual.

“Son los primeros datos objetivos que tenemos sobre la situación en nuestra CCAA”, según Bernardo Santos, Director Unidad de Gestión de Farmacia del Hospital Universitario Virgen del Rocio de Sevilla. “Los resultados son positivos y hemos visto que se han conseguido todos los objetivos marcados en el pilotaje en cuanto a que todos los centros dispensan los tratamientos en dosis unitarias, realizan un registro informático de las prescripciones, y disponen de una guía farmacológica, entre otros”.

Añade que “el pilotaje ha sido un éxito, se ha establecido una red entre los centros para ver oportunidades de colaboración y las jornadas han potenciado y consolidado dicha red”.

Por su parte, la Dra. María Isabel Galván, médico geriatra del Centro Sociosanitario Heliópolis de Sevilla, ha afirmado que “la implementación del pilotaje y de la prestación farmacéutica ha supuesto un arduo trabajo en el centro, pero al final todo han sido ventajas. Hemos hecho realidad una demanda de hace tiempo: la coordinación con los centros de Atención Primaria y Atención Hospitalaria, y hemos podido acceder a recursos sanitarios que hasta ahora teníamos limitados, como fármacos que requieren visado, nuevos anticoagulantes o antibióticos por vía intravenosa de amplio espectro, por ejemplo”.

De hecho, en las Jornadas se han abordado los aspectos clave en el pilotaje, como la guía farmacológica como elemento de calidad, la prescripción electrónica y la intervención de cuidados según el grado de complejidad. Y también se han presentado casos de éxito relacionados con la nutrición y el tratamiento de infecciones complejas en pacientes y la optimización de la terapia en anemia persistente.

El Proceso de Atención Integral (PAI) de Andalucía

El perfil del paciente ha cambiado en los últimos años, pasando de crónico a crónico complejo o pluripatológico, algo que en los próximos años se acentuará debido al progresivo envejecimiento de la población: en 2050 España será el tercer país del mundo con la población más anciana. Ello exige un sistema sanitario centrado en el paciente y no en la enfermedad, individualizado, transversal y multidimensional.

En las Jornadas se ha presentado la tercera edición del Proceso de Atención Integral (PAI), de la Junta de Andalucía, que identifica un grupo de intervenciones transversales comunes al conjunto de los pacientes pluripatológicos, como son las actividades de prevención y promoción, la activación y la autogestión del paciente, la activación de la red de apoyo social, la optimización farmacoterapéutica, la rehabilitación, la preservación funcional y cognitiva y la planificación anticipada de las decisiones.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir