El cacao natural, un superalimento ideal para incluir en el desayuno

Una buena forma de incorporarlo a nuestra alimentación es en el desayuno, disuelto con la leche y acompañado de la fruta fresca y alimentos de base cereal

María Castro, junto a la doctora María Izquierdo
María Castro, junto a la doctora María Izquierdo

Desayunar bien mejora el rendimiento físico e intelectual y reduce la prevalencia de obesidad. Pero ¿por qué el cacao natural es un alimento interesante a incluir en el desayuno?  El cacao natural es un gran aliado para nuestra salud. Es 100% vegetal y tiene un alto contenido en fibra, que ayuda a saciarnos. También tiene propiedades antioxidantes -gracias a su elevado contenido en polifenoles, entre los 10 mg y los 50 mg por gramo1-, que ejercen un efecto antiinflamatorio protector frente a los radicales libres, causantes del envejecimiento y de algunas enfermedades, como las cardiovasculares. Además, aporta proteínas y es rico en minerales.

Añadir cacao natural al desayuno es tan fácil como recomendable, ya que es un alimento muy versátil y es delicioso. Si además le ponemos un poco de imaginación, conseguiremos que la primera comida del día combine el binomio saludable con placentero. Y esto es lo que se ha demostrado en el taller organizado por el Observatorio del Cacao, protagonizado por la actriz, presentadora de televisión y Masterchef María Castro, quien ha compartido algunas de sus recetas para elaborar un desayuno completo incorporando el cacao natural de un modo tan sencillo como imaginativo.

El taller ha contado con la Dra. María Izquierdo, Profesora Titular de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona y miembro del comité científico del Observatorio del Cacao, que ha explicado los secretos nutricionales de este súper alimento y porqué es el complemento ideal de un desayuno completo.

Una buena manera de tomar cacao natural es en el desayuno, combinado con los cereales, la fruta y el vaso de leche de toda la vida, que es una fuente importante de nutrientes y un alimento recomendable para todas las edades. Además, este primer vaso de leche por la mañana nos aporta un 30% de la cantidad de calcio recomendada al día, que es de 1.000 mg”, ha explicado la Dra. Izquierdo durante el evento.

Además, el hecho de combinar todos estos alimentos hace que aprovechemos todas sus propiedades y estemos aportando una serie de nutrientes clave para un buen desarrollo, como carbohidratos, proteínas de alto valor biológico, grasas, vitaminas A, B2, B12 y D y minerales, sobre todo calcio y fósforo”.

El desayuno Ideal: leche, fruta, cereales…y cacao natural

Un desayuno completo debe incluir leche (o lácteos), cereales (alimentos con base de cereal) y fruta fresca y de temporada. Y si además añadimos cacao natural, lo convertiremos en un súper desayuno que nos aporta la energía necesaria para afrontar nuestro día a día, tanto si somos niños como adultos.

El desayuno es la comida más importante del día, pero hasta el 70% de los padres tiene dudas sobre qué alimentos debe incluir para que sea completo. Además, sólo el 50% de los niños desayuna adecuadamente. “Empezar el día con un buen desayuno es un hábito fundamental, y no sólo para niños. No olvidemos que los adultos tenemos que afrontar una dura jornada. Los tres pilares de un desayuno completo son: leche, cereales o alimentos con base de cereal, preferiblemente integrales como la avena, el pan o muesli, y fruta fresca. Y, si a esto le añadimos cacao natural, ya tenemos el desayuno perfecto”, ha afirmado la Dra. María Izquierdo.

Y aunque las prisas son el enemigo del desayuno completo, la buena noticia es que es posible dividir el desayuno en dos tomas el desayuno en casa o primer desayuno, y el desayuno que llevan los niños en la mochila o tomamos los adultos en el trabajo. Según la Dra. Izquierdo, “podemos salir de casa habiendo tomado un lácteo con cacao natural y en una segunda fase, completarlo con un bocadillo de pan integral con queso fresco y una fruta o, empezar con un tazón de leche con cacao y avena y tomar una fruta a media mañana. Cualquier combinación es buena si optamos por lácteos, cereales preferiblemente integrales y fruta fresca. “El llamado “segundo desayuno” es muy importante si no hemos podido incluir alimentos de los tres grupos de buena mañana”, ha añadido.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir