Chequeos que debes hacerte este otoño según tu edad

La vuelta de las vacaciones es el momento idóneo para revisar nuestra salud y pasar los chequeos médicos necesarios. Aunque algunas pruebas son básicas durante toda la vida, otras cobran importancia en determinados momentos vitales

chequeos-medicosUna vez acabadas las vacaciones y superada la vuelta a las rutinas del día a día, es el momento perfecto para cumplir con el dicho “Prevenir es mejor que curar” y hacerse una revisión completa. Sin embargo existen dudas sobre qué tipo de pruebas realizarse, o simplemente, qué aspecto de nuestra salud es necesario revisar. Aunque nos sintamos en perfecto estado, según nuestra edad es recomendable pasar determinadas pruebas:

Chequeos en la adolescencia y la veintena

Tanto si eres hombre como mujer, cada año deberías visitar a tu especialista de salud sexual para pasar una revisión completa y asegurarte de no tener infecciones, enfermedades de transmisión sexual o cualquier otra anomalía. Si eres mujer, se recomienda que cada dos años te realices una citología cervical para prevenir el cáncer de cérvix.

También es recomendado un test del virus del papiloma humano. Si eres hombre no es necesario hacer revisiones anuales, pero los expertos sí inciden en autoexplorarse los testículos regularmente para advertir cualquier variación de tamaño o consistencia. En caso de dolor, hay que consultar rápidamente con el especialista.

Según la Dra. Alicia Taboada, Endocrinóloga y experta de la plataforma, “a partir de los 14 años conviene tomarse la tensión cada 4 o 5 años, excepto en casos de riesgo cardiovascular (tabaquismo, diabetes…) donde el especialista puede valorar aumentar la frecuencia”.

A los deportistas menores de 35 años se les recomienda realizarse una historia clínica adecuada y un examen del aparato circulatorio”, explica el Dr. Miguel Ángel García Fernández, catedrático de Medicina e Imagen Cardíaca y miembro de Doctoralia. “Un electrocardiograma es básico por ser una herramienta simple que permite detectar de manera fácil anomalías relacionadas con la muerte súbita”.

Una buena salud bucodental también ha de empezar a edades tempranas. “En la adolescencia, debido a que el sistema inmunitario se está formando, aún es más importante hacerse una revisión anual”, apunta Elisa Vargas, dentista del centro CENTIA y experta de la plataforma. En esta época existe un alto riesgo de aparición de caries y problemas de encías, que pueden solucionarse visitando al especialista.

Aunque relacionamos las vacunas con la infancia, nada más lejos de la realidad. Si no hemos recibido la vacuna del tétanus, la de la tosferina o la de la difteria ahora es buen momento para hacerlo.

Chequeos entre los 30 y los 40 años

Controlar la salud cardiovascular es, en esta franja de edad, más importante aún. “A partir de los 40 años en varones y de 45 en mujeres, conviene realizar un control más exhaustivo del colesterol, especialmente si se padece obesidad, hipertensión, diabetes o se tienen antecedentes familiares de enfermedad coronaria o hipercolesterolemia”, apunta la Dra. Taboada.

La diabetes tipo 2 se diagnostica normalmente en la edad media de vida, por ello en esta franja de edad conviene prevenir los factores de riesgo (obesidad, sedentarismo, dieta deficiente…). Se recomienda acudir al médico de cabecera para realizarse las pruebas pertinentes, especialmente si en la familia hay casos de diabetes gestacional, enfermedades cardiovasculares u ovarios poliquísticos.

Chequeos a los 50 años

El cáncer es el principal enemigo en la cincuentena, y por ello es cuando más se recomienda realizarse pruebas para detectarlo. Según el Dr. Ignacio Galmés, director del Instituto Urológico IGB y experto de Doctoralia, “entre los hombres, a partir de esta edad se recomiendan revisiones urológicas rutinarias cada año. Sólo si se tienen antecedentes familiares se aconseja empezarlas a partir de los 35 años”. En el caso de las mujeres, en España se recomienda realizarse una mamografía bianualmente a partir de los 50 años.

También llegada esta edad se aconseja realizarse una densitometría cada dos años, ya que los huesos se vuelven más frágiles y el riesgo de fracturas crece. Si es deportista, los expertos recomiendan una prueba de esfuerzo junto con el electrocardiograma, ya que la prevalencia de enfermedad coronaria es más alta.

A partir de esta edad el sistema inmunitario empieza a debilitarse, y una de las zonas del cuerpo donde más se aprecia es en la boca. Según la Dra. Vargas, “los expertos vemos un aumento de los problemas de salud bucodental a partir de los 50, por eso conviene no dejarlo pasar y acudir al especialista”.

Chequeos 60 años hacia arriba

Cuidar de nuestros ojos debería ser algo que hagamos a lo largo de nuestra vida, pero llegados a los 60 hay que prestar más atención. También los problemas de audición pueden empezar a aparecer. Por tanto,  se recomienda pedir hora anualmente con el oftalmólogo y el otorrino-laringólogo para prevenir o poner freno a posibles problemas.

En cuanto a vacunas, a partir de los 60 años los expertos recomiendan acudir al especialista anualmente para vacunarse contra la gripe.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir