Incluir nueces en la dieta diaria no afecta el peso de las personas mayores

Así lo concluye un estudio de la Universidad la Loma Linda University (California). En España se estima que 4 de cada 10 personas mayores de 60 años sufren obesidad, según datos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología

Envejecimiento saludableUn subestudio del WAHA (Walnuts and healthy aging / Las nueces y el envejecimiento saludable), publicado recientemente en la revista Nutrients, ha descubierto que las nueces (hasta alrededor de 300 calorías) pueden incorporarse a la dieta diaria de personas mayores sanas sin tener un impacto negativo en el aumento de peso o la composición corporal. Estos resultados podrían servir de guía para la planificación de la dieta de este colectivo en España, donde se estima que 4 de cada 10 personas mayores de 60 años sufren obesidad, según datos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

El autor principal del subestudio y profesor asistente de la Facultad de Profesiones Aliadas de la Salud de Loma Linda University, el Dr. Edward Bitok, afirma que existe la falacia generalizada de que las grasas de los frutos secos causan aumento de peso y, por lo tanto, podrían conducir a problemas de salud como la obesidad, la enfermedad cardíaca o la diabetes. “Queríamos proporcionar evidencia que refutara la idea de que las grasas en las nueces no son saludables y causan aumento de peso” dice el Dr. Bitok, quien afirma que la razón principal de su sub-estudio era determinar si los sujetos que comían nueces tenían un mayor riesgo de aumento de peso en comparación con los que no consumían nueces. La investigación, al contrario, demuestra que las nueces son un snack saludable que podría ayudar a controlar el peso.

Por su parte, el investigador principal del estudio WAHA y coautor del subestudio, el Dr. Joan Sabaté, director ejecutivo del Centro de nutrición, vida saludable y prevención de enfermedades en la Escuela de Salud Pública, hace énfasis en que, aunque existen estudios previos sobre el consumo de nueces y el peso corporal, se centran en individuos más jóvenes y duraciones más cortas. “Lo que esperábamos era probar que las personas mayores pudieran incluir nueces en su dieta sin preocuparse por el aumento de peso y esta investigación lo demuestra” afirma el Dr. Sabaté.

El WAHA es un ensayo clínico de 2 años de duración realizado por investigadores del Hospital Clínic de Barcelona, el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) y la Universidad de Loma Linda, y está centrado en analizar el rol beneficioso del consumo diario de nueces en el deterioro cognitivo relacionado con la edad y la degeneración macular en adultos mayores. Esto lo convierte en el primer estudio en investigar cómo las nueces pueden afectar a la cohorte personas mayores sanas y autónomas. El WAHA examinó, entre octubre de 2012 y julio de 2016, a 307 participantes de entre 63 y 79 años de edad que eran personas mayores sanas y autónomas que residían en un radio de 60 millas de la Loma Linda University.

El hallazgo del subestudio titulado “Effects of Long-Term Walnut Supplementation on Body Weight in Free-Living Elderly: Results of a Randomized Controlled Trial”, es tan solo una de las conclusiones obtenidas a partir del WAHA, un estudio cuyos resultados podrían proporcionar evidencia de alto nivel del beneficio del consumo regular de nueces para retrasar el inicio del deterioro cognitivo relacionado con la edad y la degeneración macular, dos enfermedades que también generan gran preocupación de salud pública en nuestro país.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir