¿Cómo prevenir la caída del pelo con la quimioterapia?

El 19 de octubre es el Día de Cáncer de Mama, una patología que sufren cada año alrededor de 25.000 mujeres en España. La pérdida del pelo supone un impacto psicológico tan importante que entre el 8 y el 10% de las pacientes se niegan a recibir quimioterapia

cap-product-highCada 19 de octubre, las fachadas de ayuntamientos, edificios oficiales y muchas empresas amanecen decorados con un inmenso lazo rosa. El mismo que miles de ciudadanos colocan de imagen de perfil en sus redes sociales o en su avatar de WhatsApp y que otros muchos lucen enganchado a la solapa de la chaqueta. El 19 de octubre es el Día contra el Cáncer de Mama, incluido en un mes que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dedica, íntegro, a la lucha contra este tumor.

El cáncer de mama es una enfermedad que afecta cada año a más de 25.000 mujeres en España y a casi millón y medio en el mundo. Sin embargo, el índice de supervivencia ha mejorado en los últimos años incrementándose cada año un 1,4%, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

A la espera de que sea erradicado definitivamente, la prevención y los nuevos tratamientos tienen mucho que ver en esa mejoría en el día a día. Ante este panorama, se hace necesario desarrollar herramientas que permitan a las pacientes sobrellevar la lucha contra el cáncer con la mayor fortaleza posible.

Oncobel ayuda a hacer frente a una situación que cambia la vida a todas las mujeres que desafortunadamente tienen que enfrentarse a ella. Oncobeles una empresa pionera en implantar en España la prevención de caída del cabello inducida por procesos quimioterápicos en el caso de tumores sólidos. Evita esta situación traumática mediante un sistema de enfriamiento del cuero cabelludo que se aplica durante las sesiones de quimio y no interfiere con los fármacos que eliminan el cáncer. Porque la caída del cabello es uno de los efectos secundarios de la quimioterapia más traumático para la paciente con cáncer de mama.

Provoca un impacto psicológico que provoca que entre el 8% y el 10% de las pacientes se plantee no recibir quimioterapia por el miedo a perder el pelo.

¿Cómo funciona Oncobel?

Este procedimiento de enfriamiento continuo del cuero cabelludo se aplica mediante un gorro de silicona con un circuito integrado por el que circula un líquido refrigerante que se conecta a una máquina que mantiene la temperatura óptima y continua. De esta manera, el cuero cabelludo alcanza la temperatura entre 19º a 21º C. a nivel de la piel, provocando que los quimioterápicos no lleguen o lleguen en un bajo porcentaje a las células del folículo piloso. Así, se previene la caída del cabello y también, en la mayoría de los casos, de las cejas y las pestañas.

Alta efectividad

Varios estudios científicos y ensayos clínicos a nivel mundial han demostrado que la efectividad de este sistema puede variar desde un 34% (en los casos tratados con fármacos más agresivos como Antraciclinas) al 87% (en los menos agresivos), llegando en algunos casos hasta el 93% de los pacientes tratados.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir