CGCOF e INFITO se posicionan sobre las plantas medicinales

La fitoterapia en manos de expertos es el nombre del documento de consenso que destaca la farmacia como canal más seguro para la dispensación de plantas medicinales

fitoterapiaEl Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) han presentado un documento de consenso sobre plantas medicinales, con el título La fitoterapia en manos de expertos. El objetivo de este trabajo es defender la fitoterapia como opción terapéutica con evidencia científica contrastada ante los ataques que ha sufrido en los últimos meses por la falta de información y los falsos mitos que circulan sobre ella.

Los farmacéuticos destacan además la importancia de que los medicamentos a base de plantas medicinales sean adquiridos en la oficina de farmacia para obtener garantías de seguridad y eficacia demostradas. En palabras de Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, el profesional farmacéutico es el experto en el medicamento y muchos fármacos actualmente autorizados tienen su origen en el mundo vegetal. “La formación, el conocimiento y el consejo farmacéutico es fundamental para el uso racional y responsable de las fitoterapia por parte de la ciudadanía”, añade Aguilar.  Además, destaca el valor que supone la fitoterapia como herramienta para tratar y prevenir problemas de salud.

La Organización Mundial de la Salud, en su Plan Estratégico 2014-2023, recalca la importancia de fomentar e incluir en los sistemas sanitarios de sus países miembros el uso de medicamentos naturales. Además, según señala el documento de consenso, en Europa el porcentaje de medicamentos o productos con plantas medicinales, así como el número de pacientes y usuarios de los mismos, es muy alto, más que en España. “Como farmacéuticos y expertos en plantas medicinales debemos concienciar a toda la sociedad de que la fitoterapia es una ciencia y no una pseudociencia y defender las plantas medicinales dispensadas en la oficina de farmacia. Debemos acabar con las falsas informaciones que no ayudan en nada a los pacientes”, advierte Concepción Navarro, presidenta de INFITO. Uno de los puntos destacados del consenso es el referido a la calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos a base de plantas medicinales. “La calidad se evalúa según las especificaciones descritas en farmacopea”, afirma.

Seguridad y eficacia contrastadas

Por su parte, la seguridad “queda garantizada por las evidencias emanadas de publicaciones científicas en las que se hayan constatado las acciones farmacológicas de la planta medicinal y/o de los extractos obtenidos a partir de ella y/o de los principios activos de la misma”, subraya Navarro.

La fitoterapia “tiene numerosos estudios científicos para un importante número de plantas medicinales, que demuestran su eficacia terapéutica para tratar diferentes problemas de salud”, explica Teresa Ortega, vicepresidenta de INFITO y profesora titular de farmacología de la Universidad Complutense de Madrid. Por ello, añade, “su prescripción o indicación puede ser la terapia de elección en aquellos casos en los que un profesional sanitario los considere apropiados o pueden ser utilizados por el propio ciudadano para el autocuidado de su salud”.

La eficacia y seguridad de la fitoterapia viene avalada por numerosos ensayos clínicos que quedan reflejados en monografías científicas publicadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), la OMS y sociedades científicas internacionales expertas en fitoterapia como ESCOP. En base a ello la EMA, aprueba el uso bien establecido y el tradicional y de numerosas sustancias vegetales. Por otro lado, “los usuarios deben saber que para conseguir esa eficacia es imprescindible que el profesional sanitario que los recomiende esté formado y tenga herramientas para aconsejar su consumo responsable. En este sentido, el farmacéutico, al frente de su farmacia, puede ofrecer un consejo profesional adecuado y además preparados de calidad contrastada que garanticen su eficacia terapéutica”, apunta Ortega.

Al día de hoy, hay aprobadas 149 monografías de plantas medicinales o productos naturales obtenidos de ellas y otras 9 se encuentran en periodo de discusión. Entre las plantas medicinales para las cuales la EMA aprueba su uso bien establecido, tras la constatación de su eficacia clínica, sustentada por el informe exhaustivo de las investigaciones científicas publicadas, figuran entre otras  la sumidad de hipérico para el tratamiento de la depresión leve a moderada,  el extracto etanólico de valeriana y la combinación de valeriana y lúpulo para el tratamiento del insomnio ocasional, las plantas con antraquinonas de acción laxante (sen, frángula, cáscara sagrada) para combatir el estreñimiento, la hiedra y el pelargonio de acción expectorante y por tanto de aplicación en afecciones respiratorias, la sumidad aérea de Echinacea purpurea en la prevención del resfriado común, etc.

Campañas de divulgación

Tanto INFITO como el Consejo General indican que es preciso potenciar las campañas de divulgación sobre las propiedades de los preparados farmacéuticos de plantas  medicinales para el cuidado de la salud desde el Consejo General, los Consejos Autonómicos y los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, así como instituciones y sociedades científicas relacionadas con la Fitoterapia, junto con las Administraciones Sanitarias. Para Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, esta divulgación es necesaria “con el fin de concienciar a los pacientes de la importancia de consultar siempre en temas de Fitoterapia con un experto sanitario en materia de medicamentos. En este sentido el farmacéutico es el mejor formado en plantas medicinales. Al mismo tiempo que se hace imprescindible desarrollar un seguimiento farmacoterapéutico que garantice seguridad y eficacia”.

Cabe destacar a este respecto, la reciente creación de un canal de videoconsejos #TuFarmacéuticoInforma en #PlantasMedicinales en YouTube cuyo objetivo es divulgar precisamente las propiedades farmacológicas de la fitoterapia y fomentar un uso responsable de las mismas por parte de la sociedad.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir