Los alimentos procesados reducen la carga microbiana

La función principal del procesado de los alimentos es disminuir su carga microbiana, aumentando en consecuencia la seguridad de su consumo, así como hacerlos más fácilmente digestibles

Alimentos procesadosActualmente, junto al consumo de alimentos naturales, como pueden ser las hortalizas y las frutas, ingerimos productos elaborados o procesados en cantidades relativamente importantes.  La función principal del procesado de los alimentos es disminuir su carga microbiana, aumentando en consecuencia la seguridad de su consumo, así como hacerlos más fácilmente digestibles y, en muchas ocasiones, contribuir a la mejora de sus características organolépticas. Así lo ha manifestado el Prof. Ángel Gil, Presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), durante el III Curso de Verano la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT).

Sin embargo, el Presidente de FINUT añade que “existen otros muchos alimentos en particular platos y productos listos para el consumo, que sufren elaboraciones complejas en las que se incluyen aditivos de naturaleza diversa. A estos alimentos se les ha empezado a denominar “ultraprocesados””.

Tanto los alimentos procesados industrialmente como los procesados en el hogar son sometidos a la acción de diferentes agentes físicos, especialmente temperatura (refrigeración, congelación, cocción, fritura, etc.).

En este sentido, el Prof. Gil señala que “los tratamientos tecnológicos tienen una influencia importante sobre su valor nutritivo, y resulta necesario optimizarlos para minimizar las pérdidas, especialmente de vitaminas, e impedir la aparición de sustancias potencialmente tóxicas”.

Durante la jornada, los expertos reunidos han abordado, entre otros temas, el valor nutritivo de los distintos grupos de alimentos, las nuevas guías alimentarias estadounidenses y españolas y la información alimentaria al consumidor, etc.

Información alimentaria al consumidor

Con motivo de la entrada en vigor del Reglamento 1169/2011 sobre información alimentaria al consumidor, la Dra. María Dolores Ruiz, miembro del comité científico de FINUT, explica que es obligatorio informar de la presencia de alérgenos no sólo en la etiqueta del alimento envasado sino también en los no envasados.

“El etiquetado ha de contener aproximadamente una docena de indicaciones que van, desde el nombre común del alimento, hasta la información nutricional, que normalmente suele ser la que más cuesta entender (valor energético y nutrientes)”, señala la Dra. Ruiz.

Asimismo, añade que: “La entrada en vigor del Reglamento sobre información alimentaria dirigida a los consumidores es un paso importante ya que permite que el consumidor tenga plena libertad y conocimiento para elegir los alimentos”.

Asimismo, los expertos reunidos en el curso señalan que existe una sólida evidencia científica acerca de los efectos beneficiosos para la salud de la práctica regular de actividad física de intensidad moderada a vigorosa en población adulta. “Está comprobado que favorece la disminución del riesgo ante ciertas patologías, como el cáncer o enfermedades cardíacas. Pero esto requiere de años de participación en programas de actividad física regular”, explica el profesor Jonathan Ruiz, investigador Ramón y Cajal en la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada.

Uno de los aspectos más destacados ha sido la evidencia científica de los beneficios de la actividad física a nivel cardiovascular y psicológico cuando se practica de forma esporádica, así como cuando se practica de forma regular; y los efectos de realizar actividad física en exceso, “esto es, hacer más de 7 sesiones a la semana o correr más de 150 km a la semana”, detallan los expertos.

Desde FINUT subrayan que hay que tener en cuenta el tipo de actividad, su frecuencia, duración e intensidad, la capacidad y circunstancias de cada persona, por lo que el especialista en la planificación debe ser una persona cualificada para ello, un graduado en Ciencias del Deporte.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir