El consumo de legumbres muy beneficioso para las personas mayores

Las legumbres son imprescindibles en las dietas de las personas mayores, en especial todas aquellas que tengan riesgo cardiovascular: HTA, diabetes, sedentarismo, obesidad

legumbres-personas-mayoresCon motivo del Día Nacional de la Nutrición, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) destaca el papel fundamental de las legumbres en la dieta de las personas mayores durante todo el año, al tratarse de un alimento de bajo contenido energético, denso en nutrientes y de bajo índice glucémico, con efectos beneficiosos demostrados sobre el control glucémico y la adiposidad.

En concreto, son ampliamente recomendadas para aquellos mayores, que tengan riesgo cardiovascular: HTA, diabetes, sedentarismo, obesidad.

Beneficios de las legumbres en el mayor

Las legumbres son fuentes sostenibles y asequibles, desde el punto de vista ambiental y económico. Contienen fibra, proteína vegetal, carbohidratos y varios micronutrientes (vitaminas y minerales, como el hierro, zinc, folato y magnesio). Este grupo de alimentos es básico y forman parte de la mayoría de los patrones dietéticos saludables, desempeñando roles importantes en la modificación del riesgo cardiometabólico.

La ingesta de legumbres se asocia con menos riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Estos beneficios se deben a las características intrínsecas de las legumbres, cuando forman parte de una dieta saludable. “El efecto saciante de la fibra y la proteína ayuda en el manejo del peso y la lucha contra la obesidad. El alto contenido en fibra y el bajo índice glucémico ayudan a las personas con diabetes a mantener los niveles de glucosa e insulina en la sangre”, explica la Dra. Rosa López Mogil y coordinadora del Grupo de Alimentación y Nutrición de la SEGG.

“Un consumo frecuente de legumbres, tres o más veces por semana, siendo cada porción de 150 gr., en el contexto de una dieta mediterránea, proporciona beneficios en la prevención y tratamiento de la diabetes tipo 2 en personas mayores con alto riesgo cardiovascular”, comenta la Dra. Rosa López Mongil.

Por todo lado, la geriatra experta en nutrición añade “la dieta mediterránea mantiene ágil a medida que se envejece. Gracias a todos los nutrientes, vitaminas y minerales que se consumen en abundancia en la dieta mediterránea, se beneficia de un menor riesgo de desarrollar debilidad muscular que interviene aumentando la fragilidad”.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir