¿Cuáles son las plantas medicinales de la fitoterapia?

Romero, aloe vera, tila, eucalipto… son plantas que todo el mundo conoce y que se han utilizado desde la antigüedad con fines curativos. Las plantas medicinales son la base de la fitoterapia y constituyen uno de los pilares fundamentales de la medicina natural

plantas-medicinales-valerianaEl poder curativo de determinadas plantas está plenamente demostrado. Las empleaban nuestros antepasados y siguen siendo un producto natural que genera confianza. Hasta hace unos años, para adquirir productos fitosanitarios era necesario desplazarse a un herbolario o acudir a una farmacia. Ahora todo es más fácil. En internet se puede encontrar una amplia oferta de elaboraciones creadas con plantas medicinales, desde fitoconcentrados en foma de cápsula hasta gotas, sobres o grageas.

Compra rápida y segura

Una de las webs mejor valorada por los consumidores para la compra de estos productos es Shop Farmacia. Se trata de la farmacia online número 1 en Europa, que ofrece asesoramiento profesional y que está operativa a cualquier hora del día. Su catálogo de productos fitosanitarios es extenso. Son elaboraciones 100% originales y se ofrecen a precios muy competitivos.

Pero, ¿cuáles son las plantas más utilizadas en fitoterapia? El listado es amplísimo pero vamos a centrarnos en las más populares.

Harpagofito

Las personas con dolores articulares y de tipo inflamatorio han encontrado en el harpagofito un remedio muy eficaz. Se trata de un antiinflamatorio natural, que tiene los mismos efectos que un ibuprofeno pero que no daña al estómago. El harpagofito (Harpagophytum procumbens) es originario del continente africano y se le conoce también por el sobrenombre de “garra del diablo” debido a la forma de sus frutos. Las propiedades de la planta se encuentran en la raíz.

Ginseng

Es una planta originaria de Extremo Oriente (China y Corea) y es muy conocida por sus efectos revitalizantes. El ginseng (Panax ginseng) también concentra sus propiedades en la raíz. Es muy apropiado para afrontar momentos de fatiga pasajera y lo utilizan mucho los estudiantes y deportistas para aumentar su rendimiento físico e intelectual.

Durante muchos siglos, el ginseng fue un producto exclusivo destinado a los emperadores, por eso lleva el nombre de “hierba real”.

Ginkgo

Este árbol, considerado sagrado en Oriente, es uno de los más antiguos que pervive en la tierra. Existen ejemplares que han sobrevivido durante varios siglos. Las propiedades curativas del Ginkgo biloba se encuentran en sus características hojas, que tienen forma de abanico. Es un antioxidante muy eficaz, ayuda a mejorar la memoria y potencia la concentración.

El árbol se cultiva en China, Japón y Corea y también puede encontrarse en el sudoeste de Francia.

Aloe Vera

Esta planta carnosa, muy abundante en las islas Canarias, tiene un amplio campo de aplicaciones. Posee una acción analgésica y antiinflamatoria, alivia las quemaduras y estimula la regeneración celular. Por eso está muy presente en cremas y productos para el cuidado personal. La planta también tiene efectos positivos en el organismo: es un buen laxante y alivia las afecciones respiratorias.

Valeriana

La valeriana, junto con la eschscholtzia, son plantas muy apreciadas por sus propiedades relajantes. La valeriana, también llamada “hierba de los gatos”, contribuye a reducir el estrés y favorece el sueño. Sus propiedades se concentran en la parte subterránea de la planta.

La eschscholtzia, también llamada “amapola de California”, es muy eficaz para abordar las interrupciones del sueño.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir