Un estudio señala los beneficios de aplicar Mindfulness como terapia para HSH

En este estudio participaron HSH atendidos en el programa ‘Sexo, Drogas y Tú’ especializado en la intervención con personas que usan drogas durante las relaciones sexuales

Un estudio seala los beneficios de aplicar Mindfulness como terapia para HSHUn estudio piloto elaborado en Madrid ha constatado la eficacia de aplicar, como parte de una intervención psicosocial especializada en hombres que practican sexo con hombres (HSH) y utilizan drogas durante las relaciones sexuales (chemsex), una intervención grupal basada en Mindfulness de 8 sesiones, experimentando los participantes cambios terapéuticos positivos en variables relacionadas con estrés, ansiedad y afecto positivo.

El concepto Mindfulness carece de traducción al castellano y puede definirse como conciencia o atención plena, basado en conceptos de meditación budista. A pesar de encontrarse sus raíces en el budismo, el Mindfulness se enseña en occidente –donde se ha convertido en una práctica muy extendida– desprovisto de cualquier componente religioso.

La psicología clínica y la psiquiatría usan el Mindfulness como una opción terapéutica ante varios problemas psicológicos, en particular para la reducción de la ansiedad y la depresión.

El 83,3% de los participantes en este estudio estaban infectados por VIH, la totalidad de ellos contaba con estudios secundarios o universitarios, el 66,7% trabajaban a tiempo completo y 58,3% percibían un sueldo igual o por encima de 1.000 euros. La media de edad de los consultados era de 37 años y el 16,7% declararon tener pareja estable. Las principales drogas usadas durante el sexo fueron: mefedrona (66,7%), nitritos (58,3%), GHB (33.3%) y cocaína (33.3%).

En este estudio participaron usuarios de un programa psicosocial interdisciplinar específico para personas involucradas en uso de drogas en relaciones sexuales llevado a cabo en la ONG Apoyo Positivo de Madrid, y el mismo han participado expertos que trabajan en ‘Apoyo Positivo’, Hospital Universitario La Paz, Hospital de Henares, Hospital Infanta Leonor y Universidad Rey Juan Carlos.

Los investigadores de este estudio, presentan también los datos de un análisis de clusters del multicéntrico U-SEX Study, desarrollado en 22 hospitales de la Comunidad de Madrid, primer estudio diseñado específicamente para valorar la prevalencia de uso de drogas recreativas durante las relaciones sexuales en HSH VIH positivos en España.

Desde la puesta en marcha del U-Sex Study en 2016, los clínicos de estos hospitales han detectado casos problemáticos entre los HSH que atienden, siendo muchos derivados al ‘Programa Sexo, Drogas y Tú’, y participando en intervenciones psicosociales y de Mindfulness. El análisis de clusters tuvo como objetivo caracterizar a los HSH VIH positivos atendidos en la Comunidad de Madrid en función de las conductas sexuales de riesgo y el uso de drogas durante las relaciones sexuales.

Participaron 742 HSH VIH positivo y se obtuvieron tres grupos de participantes claramente diferentes. La mayoría de los participantes (54,6%) formaban el Grupo 2 (con 405 particpantes), ninguno usó drogas durante las relaciones sexuales, ni drogas recreativas en el último año y la mayoría tenían relaciones anales protegidas. En el Grupo 1 (compuesto por 145 individuos) la mayoría de los participantes habían usado drogas durante las relaciones sexuales (98,6%) en el último año, el 23% había usado alguna de estas drogas de forma inyectada (slamsex) y el 25% había consumido metanfetamina inhalada, usos asociados a mayores niveles de adicción. Los pacientes en este grupo tenían un mayor número de parejas sexuales, relaciones anales sin protección, diagnóstico de ITS, depresión y trastornos de ansiedad en comparación con los otros. Este tipo de participantes presentan un perfil similar a aquellos participaron en las intervenciones de Mindfulness.

En el Grupo 3 (192 participantes), un tercio consumió drogas durante las relaciones sexuales, pero ninguno de ellos hizo slamsex, teniendo además menor número de parejas sexuales que el Grupo 1. El 53% tuvo comportamientos sexuales de riesgo, siendo en una menor proporción que el Grupo 1.

Estos estudios demuestran que la mayoría de HSH atendidos en las consultas de VIH positivos no consumen drogas durante las relaciones sexuales ni tienen alta frecuencia de relaciones sexuales desprotegidas. Existe una menor proporción de pacientes que consumen este tipo de drogas y/o tienen frecuentes conductas sexuales desprotegidas, siendo previsible que tengan consecuencias problemáticas en la esfera sexual, emocional y asociadas al consumo de sustancias. Estos pacientes están siendo detectados por los clínicos de las Unidades de VIH y, son derivados y atendidos en programas específicos como el desarrollado por Apoyo Positivo en Madrid, que incluye intervenciones novedosas en el campo del chemsex basadas en Mindfulness.

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir