La mitad de los menores españoles no consume fruta en la merienda

Más del 60% de los adultos españoles no merienda habitualmente y, de los que lo hacen, sólo el 14% incluye una ración de fruta diaria. El 96% de los niños españoles merienda delante de una pantalla

Vicente del Bosque, ex seleccionador nacional de fútbol y Rubén Santiago Blanco, portero del Celta de Vigo, apadrinan la iniciativa "Plan Merienda"
Vicente del Bosque, ex seleccionador nacional de fútbol y Rubén Santiago Blanco, portero del Celta de Vigo, apadrinan la iniciativa “Plan Merienda”

A pesar de ser una de las 5 comidas al día recomendadas por los expertos, la merienda es la menos valorada, y es que la mitad de los españoles la considera como la menos importante del día. Tanto es así, que sólo un 39% de los adultos merienda todos los días, y apenas un 19% la planifica.

Aunque la merienda puede incluir alimentos muy diversos, ofrece una oportunidad clave para incluir una de las 5 raciones entre fruta y verdura diarias recomendadas por los expertos. No obstante, los datos demuestran que todavía queda un largo camino por recorrer. Y es que el 49% de los menores españoles no merienda fruta de forma diaria, una cifra que se agrava con los años: solamente un 14% de los adultos que meriendan, la incluyen.

Así lo refleja el “III Estudio Lidl – 5 al día sobre los hábitos de la merienda en España”, que se ha presentado hoy en Madrid, en el marco de la iniciativa “Plan Merienda” y que refleja que, a mayor edad, menos se merienda y con menor frecuencia se incluye fruta o verdura. Tanto es así, que a pesar de que en la infancia prácticamente la totalidad de los niños realizan esta comida (95%), en el caso de la adolescencia la cifra está en torno al 78%, mientras que en la edad adulta se reduce aún más.

La errónea creencia entre los españoles de que la merienda es cosa de niños (40%), el miedo a engordar (12%) o pensar que se trata de una comida complementaria para quienes comen poco a mediodía (72%) son las razones por las que se omite esta ingesta.

Para el Dr. Ramón de Cangas, dietista-nutricionista y doctor en biología funcional, miembro del Comité de Expertos de la iniciativa “la merienda es una comida muy interesante, porque entre otras cosas puede facilitar el incremento de la ingesta de grupos de alimentos especialmente beneficiosos como la fruta y ayudar a tener menos hambre en la cena, haciendo que ésta sea más ligera. En los niños, puede ser conveniente realizar un aprovisionamiento adecuado de energía cada dos o tres horas, siempre que se incluyan alimentos adecuados, distribuyendo de manera correcta las comidas y evitando largos periodos de ayuno”.

Por esta razón, Lidl ha presentadola 3ª edición de su campaña itinerante centrada en concienciar a la población acerca de la necesidad de mejorar los hábitos alimentarios en España, dándole, en esta edición, especial protagonismo a la merienda. La iniciativa ha contado durante la presentación en Madrid con unos padrinos de excepción: Vicente del Bosque, ex seleccionador nacional de fútbol y Rubén Santiago Blanco, portero del Celta de Vigo.

Así, “Plan merienda” prevé visitar cerca de 60 ciudades españolas en ocho meses concienciando a más de 40.000 personas. Durante su recorrido, la campaña impartirá talleres, consejos y recomendaciones para llevar a cabo una merienda completa y saludable, independientemente de la edad. Los visitantes podrán participar en diversas actividades de carácter educativo y lúdico que buscan fomentar hábitos de vida saludables, como son talleres sobre nutrición, actividades deportivas y juegos de toda la vida (rayuela, goma, comba, etc).

La fruta, la gran ausente de las meriendas en España

Según el estudio “Lidl – 5 al día” sobre la merienda, los españoles consideran que una merienda completa y equilibrada debe incluir frutas frescas (81%), zumos naturales (64%), lácteos bajos en grasa (59%) y pan integral (53%). Y sólo un 16% considera que debería incluir hortalizas y un 8% pescados en conserva. Sin embargo, aunque el 59% de los españoles cree que merienda de forma sana y equilibrada, sólo un 14% incluye fruta fresca todos los días, un 32% introduce habitualmente lácteos desnatados, un 25% pan o cereales integrales, un 25% embutidos, un 4% hortalizas, un 3% pescado en conserva y un 2% huevos.

No existe una regla estricta que establezca qué alimentos deben componer una merienda, pero sí se considera esencial incluir cada día fruta fresca, para facilitar llegar a las recomendaciones. Al contrario de la creencia popular los zumos no deberían sustituir habitualmente a la fruta entera” afirman los expertos de la iniciativa, y agregan que “la merienda es un excelente momento para incorporar al menos una de las cinco raciones entre fruta y verduras que debemos consumir diariamente”. En este sentido, todavía queda camino por recorrer, ya que a pesar de que la mayoría de los niños merienda, sólo un 58% incluye fruta fresca a diario. Esta cifra se reduce a un 38% en el caso de los adolescentes. Y solo un 3% de niños y adolescentes incluyen hortalizas en sus meriendas.

Los especialistas en nutrición recomiendan incluir los pescados en conserva como el atún o las sardinas en la merienda algunas veces a la semana. “El pescado es una buena fuente de vitaminas, especialmente A, B y D, y que contiene omega3”. A pesar de que las conservas son una opción práctica y muy saludable, sólo un 3% de los niños y adolescentes las consume en la comida de la tarde, siendo más habitual que casi la mitad de los jóvenes incluyan embutidos en la merienda. En cambio, alimentos menos adecuados como la bollería industrial o los dulces son mucho más populares: un 25% de los niños y de los adolescentes los consumen en su merienda habitualmente.

Hábitos sedentarios de los españoles y alto consumo de tecnología

Otro dato que cabe destacar es que el 44% de los españoles reconoce llevar una vida muy sedentaria y el 74% hacer sólo pequeños gestos en su día a día, como subir escaleras, para paliar esta situación. Según el estudio, sólo el 14% de los españoles dedica más de 5 horas semanales por la tarde a la práctica deportiva y un 65% reconoce hacer poco o ningún tipo de ejercicio físico.

El estudio también refleja que, aunque los niños suelen dedicar la tarde a actividades extraescolares y a jugar con amigos o ir al parque, un 36% dedica entre 1 y 2 horas a estar con el móvil. Más preocupante es esta cifra en los adolescentes: hasta un 50% dedica 1 o 2 horas al móvil por la tarde y un 27% más de tres horas.

Siguiendo con el uso de las pantallas, hay otra cifra que llama mucho la atención y ha alertado a los expertos: el 96% de los niños y el 89% de los adolescentes meriendan habitualmente delante de una pantalla (TV, móvil o Tablet).

FacebookTwitterGoogle+PinterestGoogle GmailCompartir