Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Cuidado de pies, manos y uñas

??????????????????????????????????????????Más allá de ser una cuestión estética, el cuidado de estas partes del cuerpo es sinónimo de salud, especialmente en los meses de más calor.

A todo el mundo, sea hombre o mujer, le gusta tener un buen aspecto. Algo que no sólo se traduce en vestir bien o ir bien peinado, sino también en cuidar la piel, las manos y las uñas, que son las partes del cuerpo que más se ven, especialmente cuando comienza la época de calor y el tan esperado verano.

Es en esta época cuando nos exponemos más horas al sol y cuando más se ven nuestros pies, manos y uñas. Lucirlas bonitas, limpias y cuidadas es lo que todos queremos, pero, para ello, es necesario cuidar estas partes del cuerpo durante todo el año y especialmente en la mencionada etapa del año. Y no sólo por una cuestión estética, sino también y, sobre todo, por salud.

Y es que lo que muchas personas no saben es que detrás de una piel mal cuidada, unas uñas amarillentas o débiles, se esconden signos de debilidad de la salud, que pueden derivar en enfermedades o infecciones.

Por este motivo, en este artículo nos centraremos en el cuidado de estas partes de nuestro cuerpo para que este verano, no sólo mostremos un aspecto agradable de nuestro cuerpo, sino también, saludable.

Cuidado de la piel

Teniendo en cuenta que es la parte que cubre todo nuestro cuerpo, lo normal es que la cuidemos y mimemos todo lo que se merece, especialmente en los meses que se acercan, en los que pasamos muchas más horas al sol. Aunque es bueno tomarlo porque nos aporta vitamina D (esencial para fijar el calcio de los huesos, entre otros aspectos), lo cierto es que también hay que tomar ciertas precauciones.

No en vano y tal y como asegura National Geographic en un reportaje publicado al res pecto en su página web, “el cáncer de piel está aumentando en Europa. Es importante educar a la gente a prevenir y protegerse del cáncer de piel, ya que uno de cada tres diagnósticos de cáncer es de piel. Actualmente se dan en el mundo, cada año, entre dos y tres millones de casos de cáncer de piel y 132.000 melanomas”.

Para protegerse del sol y cuidar nuestra piel, es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

• Crema protectora e hidratante: nuestra piel necesita estar hidratada y mucho más durante los meses de verano, porque sufre más. Además, frente a la exposición solar, es necesario ponerse siempre protector, aunque no se vaya a ir a la playa o a la piscina. Cada persona tiene que valorar cuál es la graduación que necesita y, si no lo sabe, siempre puede acudir a la farmacia y consultarlo con su farmacéutico de confianza.

• Las horas más altas del sol: que son entre las 11 y las 15 horas. Es importante evitar la exposición solar a esas horas.

•Niños menores de tres años: intenta que se expongan lo menos posible al sol.

Cuidado de manos y uñas

Las manos de una persona, sea hombre o mujer, dicen mucho de ella. Empleamos las manos para infinidad de cosas a lo largo del día y no dejamos de moverlas. Por eso es importante que las cuidemos y para ello, nada mejor que mantenerlas hidratadas con las cremas especiales que podemos encontrar para ello.

Y en las manos también están las uñas de nuestros dedos, a las que también debemos prestar atención. Además de cortarlas y limpiarlas de restos de suciedad que se haya acumulado a lo largo del día, por diferentes motivos, las uñas también se pueden debilitar. Para evitarlo, lo mejor que podemos hacer es aplicar sobre ellas esmaltes que contengan las vitaminas y minerales que necesitan para no debilitarse. También existen cápsulas y aceites especiales para cuidar esta parte de nuestras manos.

Cuidado de pies y uñas

Si hemos mencionado la importancia que tienen nuestras manos para el desarrollo de nuestro día a día, qué decir de los pies, con los cuales podemos caminar y desplazarnos. Y a pesar de todo el trabajo que hacen por nosotros, muchas veces no se les da la suficiente importancia.

Los pies necesitan, todo el año, un calzado adecuado. En este sentido, las modas pueden jugarnos malas pasadas, pero lo cierto es que un zapato cómodo y adecuado para la salud de nuestros pies, no tiene que estar reñido con la estética.

Siguiendo con la importancia de escoger un buen calzado, también debemos elegir el tipo de zapato que nos vamos a poner cada día, en base a la época del año en la que nos encontremos, ya que no es bueno ni que nuestros pies pasen demasiado calor, lo que podría provocarnos heridas, ni que estén mojados, ya que podría derivar en hongos.

Por supuesto, el calzado siempre tiene que ser de nuestra talla y no una inferior o superior. En este sentido, el uso de plantillas puede ser muy útil, ya que dependiendo de la forma de nuestro pie, las mismas pueden mejorar nuestra salud, sin olvidar que existen plantillas que evitan la sudoración excesiva de los pies. Y es que como decíamos antes, no se trata sólo de dejar de emitir olores desagradables, sino de evitar posibles dolencias o infecciones.

En lo que a las épocas de más calor se refiere, nuestros pies tienen que estar siempre hidratados y cuidados. La que viene es una época en la que las ampollas y las durezas son la tónica habitual de nuestros pies, pero podemos evitarlo llevando el calzado adecuado o adquiriendo cremas hidratantes para ello.

Además, también es importante exfoliarlos con productos que no sólo eliminen las impurezas de los mismos y terminen con las pieles muertas, sino que también los hidraten. En este sentido, las farmacias cuentan con profesionales que te orientarán a escoger el método más conveniente para tu tipo de pie y la época del año en la que te encuentres.

Por último, cabe señalar la importancia de cuidar las uñas de los pies, las cuales, deberemos limpiar todos los días, cuando tomemos nuestra ducha. Y es que las uñas, especialmente en verano, están expuestas a todo tipo de sustancias que encontramos en la calle y, por tanto, resulta necesario quitar toda la suciedad que se haya podido acumular en ellas.

Por supuesto, es necesario cortarse las uñas de los pies con regularidad, además de aplicar cremas y esmaltes de uñas de pies con vitaminas y minerales que esta parte de nuestro cuerpo necesita. Tanto en el caso de las uñas de las manos, como en las de los pies, una manicura cada cierto tiempo también es importante para eliminar pieles y cutículas muertas, además de evitar impurezas.