Tener una sonrisa de anuncio es más fácil de lo que crees. Te contamos cómo

Nuestra sonrisa es nuestra carta de presentación frente a los demás. Lucir una dentadura sana y bonita es una cuestión que trasciende a la salud y la estética, ya que tiene un impacto en nuestro estado de ánimo

sonrisa-bonitaCuando nuestra boca no está como deseamos, nuestra autoestima se puede resentir. Sin embargo, y aunque esto se contradiga con lo anterior, aún son muchas las personas que piensan que perder piezas dentales es normal, conforme se van cumpliendo años. Nada más lejos de la realidad, ya que si hemos cuidado nuestra dentadura adecuadamente, no hay motivo para que no podamos presumir de sonrisa por mucho que pase el tiempo.

Cómo mantener una sonrisa brillante

Evidentemente, si no se cuidan los dientes llega un punto en el que no queda más remedio que recurrir al especialista. Expertos como los que podemos encontrar en Abaden nos ayudan a poner solución a todos los problemas que pueda presentar nuestra dentadura, para tener una boca sana de nuevo.

Pero cuando aún estamos a tiempo de conservar nuestras piezas dentales en buen estado, porque no han sufrido un deterioro importante, podemos seguir una serie de consejos que nos dan los profesionales de este ámbito y que son sencillos a la par que enormemente eficaces.

En primer lugar, el clásico lavarse los dientes al menos dos veces al día. Para ello se debe utilizar un cepillo suave, y pasta dental que contenga flúor. Por lo menos una vez al día, se debe utilizar hilo dental, completando así la limpieza. Y para completar nuestra rutina de higiene oral, debemos usar un antiséptico oral con agente antibacteriano.

Otro consejo que conocemos de sobra, pero que quizás nos sorprenda que se traiga a este tema, es tomar 2 litros de agua al día, o lo que es lo mismo, 8 vasos. Normalmente relacionamos este hábito con un mejor estado de salud o mantener un peso adecuado, pero lo cierto es que este líquido ayuda también a una mejor producción de saliva, que constituye el mejor enemigo del sarro.

Por supuesto, el tabaco está totalmente prohibido si se quiere mantener la boca en buen estado. Fumar es un hábito muy perjudicial para la salud en general y que no conlleva beneficio alguno, pero en este ámbito, altera la química de la saliva y colorea la dentadura, dándole un aspecto amarillento o grisáceo de lo más antiestético.

Y aunque se tenga una dentadura realmente estupenda, es importante visitar al dentista de forma periódica. Es posible que haya algún pequeño problema poco visible, que tan solo este profesional pueda detectar y que, en un primer estadio sea insignificante, pero que de no tratarse pueda devenir en una dolencia más grave. Además, este especialista nos dará los mejores consejos para mantener nuestras piezas en el mejor estado en cada momento.

Ante una pieza dental rota o estropeada, ¿qué recursos tenemos?

Uno de los recursos que más se emplean hoy en día son las coronas o fundas, que cubren completamente la pieza dañada, protegiéndola y evitando que se facture. También tenemos los implantes, que permiten colocar una pieza o más, y son la opción más efectiva, si bien también será la más costosa.

Los puentes se usan para reemplazar una pieza o varias, cubriendo el espacio que estas han dejado. Y la dentadura postiza cubre de forma parcial o completa, y es removible, algo que no es un inconveniente ya, dado que en el mercado existen adhesivos novedosos y de gran calidad.

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir