Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Beber suficientes líquidos, vital en personas mayores

Con la edad, el cuerpo pierde la capacidad de detectar la sed y por lo tanto de mantener una adecuada hidratación. Al llegar a la edad de 60 años, el problema empeora a medida que se envejece

Healthy eating. Fruits, vegetables, juice and stethoscope

El European Hydration Institute (EHI), fundación que promueve la hidratación humana y sus efectos para la salud, el bienestar y el rendimiento físico y cognitivo recuerda la importancia de mantener una correcta hidratación durante todo el año y recomienda tomar especial precaución en el caso de personas mayores.

Con la edad, el cuerpo pierde la capacidad de detectar la sed y por lo tanto de mantener una adecuada hidratación. Al llegar a la edad de 60 años, el problema empeora a medida que se envejece, es por ello que este sector es especialmente vulnerable y debe anticiparse a las necesidades de su cuerpo y no siempre esperar a tener sed para beber algo.

Las necesidades de hidratación de las personas mayores son similares que en el resto de adultos mayores de 19 años: la ingesta adecuada está entre los 2.5 L en hombres y 2.0 L en mujeres, pero los cambios propios de la edad, y determinadas medicaciones pueden conllevar a que se aumente el riesgo y disminuya el balance hídrico saludable, pudiendo tener serias consecuencias en la salud. Es vital asegurar una adecuada hidratación recurriendo a la variedad de bebidas.

Nuevos datos del estudio `El consumo diario de bebidas en personas mayores en España´ desarrollado por la INEF, la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad de Islas Baleares y CIBERobn, muestra que a la hora de evaluar los hábitos en la ingesta de líquidos en ancianos que viven solos, casi apenas un 25% cumple con la ingesta adecuada para su dieta.

Las comidas juegan un papel muy importante a la hora de estimular la sed. Entre el 20%-30% del líquido que necesitamos proviene de los alimentos que comemos, y entre un 70%-80% de las bebidas de todo tipo.

¿Cómo asegurar la correcta hidratación de las personas mayores?

– Lo más importante es beber de manera regular.

– Una variedad de bebidas de distintos sabores y colores mejora la apetencia.

 – Idealmente los ancianos deben acostumbrarse a beber uno o dos vasos de alguna bebida con cada comida y beber a lo largo del día aún cuando no estén comiendo.

– Los líquidos deben ser fácilmente asequibles y accesibles, tanto de día y noche.

 – La temperatura ambiente de la vivienda debe ser moderada. En ambientes con temperaturas elevadas, se recomienda que la ingesta de líquidos se incremente en 250 ml por cada grado centígrado por encima de los 37º.

 – Los encargados de cuidar a las personas mayores, deben estar familiarizados con los posibles cambios que pueden surgir en la dieta de estas personas, ayudarles y facilitarles su consumo siguiendo unas pautas adecuadas en hidratación.

– Aumentar la ingesta de alimentos como sopas, frutas y hortalizas que contienen un 80%-90% de agua y son fuente de nutrientes esenciales.

 – No es recomendable el uso de bebidas alcohólicas por su efecto deshidratante.