Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Mª Teresa Pardo: “Uno de los próximos retos de la dermofarmacia debería ser el cuidado personalizado de cada paciente”

La Vocal de Dermofarmacia en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Melilla, Mª Teresa Pardo, conocida en redes sociales como ParMer, ha hablado con farmanatur sobre dermofarmacia, el papel fundamental que desarrollan los profesionales farmacéuticos en la población y su visión del sector.

LEER ENTREVISTA EN PDF

Mª Teresa Pardo Merino es Vocal de Dermofarmacia en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Melilla desde febrero de 2018, pero empezó a trabajar en el sector farmacéutico hace ahora diez años. Se licenció en farmacia en 2013 y se especializó en cosmética y dermofarmacia después. Pero además, ha hecho un máster en psiconeuroinmunoendocrinología, un posgrado en microbiota y cursa actualmente un grado de Nutrición.

De este modo, Mª Teresa Pardo se quiere especializar en el cuidado de la salud en general y poder ofrecer a los ciudadanos un trato más integral y personalizado.

Desde 2015 trabaja como farmacéutica adjunta en Puga Farmacias, siendo ella la responsable de la consulta de dermofarmacia. Pero como se ha mencionado previamente, compagina este empleo con el puesto de Vocal de Dermofarmacia del COF Melilla. Esto le permite acceder a informaciones específicas y participar en discusiones de temas de interés del sector farmacéutico, entre otras cosas.

Por otro lado, ParMer da charlas y conferencias, tal y como hizo recientemente en MásDermo, la 6ª Jornada Nacional de Dermofarmacia, en la que fue ponente en una charla sobre cosmética In&Out. Y sobre dermofarmacia, cosmética y la profesión farmacéutica en general ha charlado con la revista farmanatur.

Para empezar, háblenos un poco de usted. ¿Quién es Mª Teresa Pardo y por qué decidió estudiar farmacia? 

No tengo farmacia ni vengo de una familia de farmacéuticos que es lo habitual en esta profesión. La verdad es que cuando me matriculé en farmacia iba un poco a ciegas, no tenía ni idea de lo que conllevaba y es una profesión que me ha ido enamorando con los años. Pero sin duda lo que realmente me enamoró fue la dermocosmética y todo lo que he aprendido a posteriori. 

Es Vocal de Dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Melilla desde hace más de cinco años. ¿Ha evolucionado la dermofarmacia en este tiempo? 

Mucho. Cuando empecé no había tanta información y no era tan accesible formarse en este campo, pero hoy en día la dermofarmacia es una categoría fundamental en la Oficina de Farmacia (OF). 

¿Ha afectado la pandemia del Covid-19 al sector de la dermofarmacia? 

Como en todo, el Covid-19 ha supuesto un antes y un después en la dermofarmacia, con un público mucho más preocupado por su salud, su bienestar y su aspecto físico. Pero también por toda la patología con repercusión en la piel que ha ocasionado y ha dejado en herencia.

¿A qué se refiere cuando dice que el Covid ha ocasionado patologías con repercusión en la piel?

Ha habido patologías asociadas al COVID indirectamente por la reacción del sistema inmune contra el virus y también por el uso de mascarillas, geles desinfectantes y otros productos. Y directamente con diferentes reacciones sobre todo relacionadas con problemas de coagulación.

Al inicio observamos la aparición de acné debido a la mascarilla (el famoso maskné sufrido aún por algunos actualmente), también dermatitis periorales, mayor incidencia de herpes… pero también sabañones, erupciones vesiculares, urticarias, exantemas maculopapulares etcétera. A posteriori se ha observado sobre todo un llamativo efluvio telógeno post-covid que normalmente se ha resuelto sin problema.

¿Cree necesaria la formación en dermofarmacia? ¿Podemos encontrar a especialistas en casi todas las farmacias? 

Si, me parece fundamental, atrás quedaron esos farmacéuticos que se limitaban a dispensar el medicamento. El cuidado del paciente es integral desde la prevención y las pautas para el bienestar hasta la dispensación de la prescripción médica para el tratamiento de las diferentes patologías. 

¿Cómo contribuyen a esta formación desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Melilla? ¿Cuáles son los cursos relacionados con la dermofarmacia que se han realizado allí y cuál ha sido su acogida?

Hace poco se realizó un curso de  formación inicial en dermofarmacia, el cual tuvo muy buena acogida con aforo completo y espero que sea el primero de muchos.

El Cof de Melilla es un colegio muy pequeño en el que tenemos poca oportunidad de realizar cursos, pero a través del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, desde la Vocalía de Dermofarmacia, tenemos desde webinars, podcasts, infografías… hasta congresos como el de MásDermo que permiten  a los farmacéuticos que lo deseen estar en continua formación.

Durante la celebración de MásDermo, la 6º Jornada Nacional de Dermofarmacia, se puso de manifiesto el papel de los farmacéuticos en torno a los cuidados de la piel. ¿Cómo puede ayudar este profesional sanitario a los ciudadanos? 

Con su formación y accesibilidad a la población, identificando los diferentes problemas, eligiendo las diferentes estrategias, pautando los posibles tratamientos a su alcance, derivando a los diferentes profesionales sanitarios (médicos, sobre todo, psicólogo, nutricionista…) en el caso de ser necesario, explicando posologías y efectos adversos, acompañando al paciente… Como ves, el farmacéutico es clave en el cuidado al paciente. 

También se habló de un tema de actualidad en dermofarmacia como es el de los complementos alimenticios disponibles. ¿Hay alguno que pueda recomendarse a la población general?

No es posible hacer una recomendación genérica puesto que va a depender de cada persona, de su situación, sus necesidades y sus objetivos. Es imperativo que los tratamientos sean completamente personalizados y se vayan adaptando a los posibles cambios que observamos durante el seguimiento de nuestro paciente. Fotoprotección oral, vitamina D, vitamina C, magnesio, colágeno… siempre adaptaremos la recomendación a cada paciente. 

¿Existe una tendencia al alza en el consumo de estos productos? ¿Cuál es el porcentaje de personas que los consumen y cuál es su perfil? 

Sin duda está en auge. Es una categoría que crece cada año y que considero que va a seguir haciéndolo mucho tiempo. Aunque cada vez hay más hombres, el perfil sigue siendo de mujeres entre los 30 y los 60 que cuidan su salud y su imagen. 

En MásDermo fue ponente en una charla sobre “Cosmética In&Out”, ¿podría definirnos este concepto? 

“Cosmética in” se refiere a la nutricosmética, al cuidado de la piel desde el interior con ingredientes que van a ejercer su acción en la piel de forma directa (por ejemplo, aumentando la producción de colágeno) o indirecta (por ejemplo regulando el estrés que afecta a tantas patologías cutáneas). 

“Cosmética out” se refiere a la cosmética convencional, a las rutinas de productos cosméticos. 

“Cosmética in&out” es la combinación de ambas de forma estratégica, para que de forma sinérgica consigan el cuidado integral de la piel del paciente. 

¿Cree que la categoría dermofarmacia es la más rentable hoy día en la farmacia comunitaria? 

Desconozco si es la más rentable, pero sí la considero con una potente rentabilidad y pienso que desde luego es necesaria. 

Para terminar, ¿Cuáles son o cuáles cree que deberían ser los próximos retos de la dermofarmacia de cara a los próximos años?

Como he dicho antes, el cuidado integral y personalizado de cada paciente, rutinas in&out, para lo que es necesaria la formación continua del farmacéutico especializado en dermocosmética.