Sergio Vañó Galván, “Lavarse mucho el pelo no es ni bueno ni malo para la alopecia”

El doctor Sergio Vañó Galván es dermatólogo, tricólogo y cirujano capilar, director de la Unidad de Tricología del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Unidad de Tricología de la prestigiosa Clínica Grupo Pedro Jaén, en Madrid

El doctor, Sergio Vañó Galván
El doctor, Sergio Vañó Galván

Probablemente el doctor Sergio Vañó sea una de las personas que más sabe de tricología y tratamiento capilar en España. Es Doctor en Medicina y Profesor Asociado de Dermatología en la Universidad de Alcalá. Es el coordinador de investigación clínica del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal y dirige un activo grupo de investigación en el estudio de diferentes formas de alopecia, entre otros puestos.

Es experto en el diagnóstico, tratamiento de las alopecias y en transplante. Ha creado, además, las aplicaciones médicas DermoMap y FotoSkin, Dermassistance y es experto en nuevas tecnologías, E-health y teledermatología. También es presidente de la Asociación de Investigadores en E-Salud.

Ahora, habla con “farmanatur” para explicar los diferentes tratamientos que existen para tratar la alopecia y los riesgos a los que se exponen los pacientes si no se informan bien y no siguen una valoración médica a la hora de someterse a una intervención quirúrgica.

  • Usted participó en una mesa redonda en la 4ª jornada de Dermofarmacia, como experto, ¿podría explicarnos las características diferenciales que tiene la alopecia? ¿Qué tipos existen?

Existen más de 100 tipos de alopecia, desde alopecias de causa hormonal como la alopecia androgénica, de origen autoinmune como la alopecia areata, por fármacos, estrés, alimentación, también conocida como efluvio telógeno, hasta otras alopecias producidas por enfermedades internas, por ejemplo la alopecia por lupus, etc.

  • La alopecia más frecuente es la androgénica, ¿qué tratamientos efectivos y seguros existen?

Los tratamientos más efectivos para la alopecia androgénica son los medicamentos antiandrógenos (dutasterida y finasterida en hombres y dutasterida, finasterida, ciproterona y espironolactona en mujeres) y el minoxidil, tanto tópico como vía oral a dosis bajas. Son terapias seguras, aunque como todo medicamento en algunos pacientes aislados podemos observar algún efecto secundario (en general son leves y transitorios). Otras terapias son las micriinyecciones de dutasterida, finasterida tópica, plasma rico en plaquetas, microneedling o láser de baja potencia.

¿Se sufre de la misma forma en todas las personas o interfieren algunos factores como la edad o el sexo?

Existen alopecias que afectan más a pacientes adultos o ancianos, por ejemplo la alopecia frontal fibrosante o liquen plano pilar son típicas de mujeres post-menopáusicas, y otras que afectan más frecuentemente a hombres, por ejemplo la foliculitis decalvante.

  • ¿Cuáles son las principales causas de la alopecia?

Las principales causas son hormonales, genéticas, autoinmune y por estrés.

  • ¿Se puede prevenir?

Según el tipo de alopecia, pero por lo general las alopecias más frecuentes (alopecia androgénica, areata) no se pueden prevenir.

  • ¿Qué tratamientos son los más adecuados para tratar la alopecia?

Según el tipo de alopecia. Antes de poner un tratamiento es imprescindible diagnosticar el tipo exacto de alopecia. El tratamiento variará según qué alopecia presente el paciente.

  • Existen mitos sobre la alopecia, por ejemplo, que el lavado frecuente del cabello la acreciente, ¿Qué más mitos existen en torno a este problema capilar?

Lavarse el pelo mucho o poco no es ni bueno ni malo, de la misma forma que usar laca, tinte, gomina, etc. no es ni bueno ni malo para la alopecia.

  • ¿Existen tratamientos de alopecia peligrosos para la salud? ¿Con qué tiene que tener cuidado un paciente que tiene este problema?

En general podemos decir que más que “peligrosos” para la salud, son “peligrosos” para el bolsillo, ya que existen muchas terapias no avaladas de un coste alto que muchos pacientes que no tienen un consejo médico adecuado realizan y se gastan el dinero sin tener ninguna efectividad.

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir