Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

El aliado infalible de la piel con manteca de karité para tratar las zonas olvidadas del cuerpo

Modo de empleo de este bálsamo con manteca de karité: aplicar diariamente sobre las zonas a tratar limpias y secas, efectuando suaves masajes hasta su total absorción

Con la llegada del buen tiempo también lo hace la ropa de manga corta, los zapatos abiertos o los pantalones y vestidos que dejan al descubierto partes del cuerpo que durante el invierno permanecen ocultas y, en muchas ocasiones, olvidamos mimar durante los meses fríos. Hay que tener en cuenta que el uso de ropa invernal propicia el roce de determinadas zonas, que ya de por sí son propensas a la acumulación de células muertas por su grosor, y provoca un exceso de piel seca. Nos referimos a las famosas zonas olvidadas: codos, rodillas y talones.

Hay que tener en cuenta que la dermis de los codos y rodillas posee pocas glándulas sebáceas y se encuentran distribuidas de manera irregular. Por eso tienden a resecarse más. Por otra parte, los movimientos continuos propician la pérdida de elasticidad de estas zonas, mostrándose más rugosas.

Por su parte, la piel de los talones tiene mayor espesor que la del resto del cuerpo para amortiguar el continuo roce al caminar, llegando a ser 50 veces más gruesa que la del rostro. Además, también es pobre en sustancias grasas y, por este motivo, no cumple correctamente su función de hidratación natural.

Para combatir la rugosidad y la deshidratación de estas zonas olvidadas Saluvital propone un producto infalible que conseguirá devolver la hidratación y elasticidad extra que necesitan estas zonas, preparándolas para poder lucirlas este verano.

Crema Especial Zonas Castigadas con Manteca de Karité – 125 ml

Este bálsamo reparador de la piel seca y agrietada, sobre todo en zonas difíciles como talones, codos, y rodillas, está formulado con urea-lactato y glicerina que hidratan, mantienen la humedad en la piel y la reparan, recuperando así su suavidad y regenerándola.

Modo de empleo: aplicar diariamente sobre las zonas a tratar limpias y secas, efectuando suaves masajes hasta su total absorción.

Además, Juan Manuel Mata, director científico de Saluvital, nos ofrece tres consejos para cuidar estas zonas olvidadas y especialmente castigadas:

1. Es fundamental exfoliar la piel de estas zonas cada semana: mejorarás la apariencia y textura de la piel que, en codos y rodillas tiende, además, a oscurecerse por la acumulación de células muertas. Un cepillo exfoliante o un guante de crin para eliminar las células muertas son opciones perfectas.

2. Hidratación a diario: es muy importante utilizar productos específicos para estas zonas diariamente, sobre todo por la noche, momento en el que la piel se resetea, para que se nutran en profundidad.

3. Aplicación de los productos con un masaje: de esta forma se aliviarán tensiones de estas zonas sometidas a fricciones constantes, mejorarán la circulación y, en el caso de los pies, aliviarán el soporte continuo del peso corporal.