Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Olyan farma propone tratar la rosácea con sus dos últimas novedades

Abril es el mes de la concienciación de la rosácea

El laboratorio dermatológico Olyan farma, se une activamente al mes de la concienciación de la rosácea, la enfermedad  ” de la cara roja”, proponiendo  el tándem perfecto para para la prevención y el tratamiento de las telangiectasias y la rosácea: PROTOTYPE SPIDER VEINS + ROSAID.

Se trata de una combinación ganadora que une la acción de Rosaid, un tratamiento multifactorial que ayuda a controlar todos los aspectos de una piel que cursa con rosácea tales como el eritema, la irritación, el picor y el escozor, además de controlar y mantener la piel hidratada y protegida; junto con Prototype Spider Veins, el primer y único producto sanitario para el tratamiento de las arañas vasculares faciales. Su acción combate eficazmente la inflamación, mejora la circulación sanguínea y ejerce una acción descongestiva, hidratante, regeneradora y cicatrizante.

Hay que destacar que, en la mayoría de los casos y, aunque las arañas vasculares no siempre van necesariamente unidas a pieles con rosácea, es cierto que, en muchos casos las pieles con rosácea sí sufren arañas vasculares, por lo que la combinación de estos dos productos es, sin duda, la clave para controlar de forma global estas patologías cutáneas por separado o juntos, en el caso de ser necesario.

Además, según la Dra. Estefanía Arredondo, directora médica de Olyan farma las telangiectasias que aparecen en la cara pueden hacerlo de manera aislada debido a la exposición solar, tratamientos crónicos con corticoides o el consumo de alcohol, entre otros; o como parte del conjunto de síntomas de patologías como la rosácea que cursa en brotes en relación con factores como las comidas picantes o muy calientes, los cambios de temperatura o el consumo de alcohol, entre otros. En su cuidado, se deben evitar los factores desencadenantes y realizar una fotoprotección diaria durante todo el año, evitando los irritantes cutáneos y manteniendo la piel limpia e hidratada. Los limpiadores deben aclararse con agua, se puede exfoliar la piel 2- 3 veces a la semana, y es recomendable utilizar cremas específicas para tratar las telangiectasias y los síntomas acompañantes en la rosácea (enrojecimiento, inflamación, ardor, pápulas o pústulas), como los tratamientos Rosaid y Prototype Spider Veins”.

¿Qué son las arañas vasculares?

Las telangiectasias, o arañas vasculares, son dilataciones de los pequeños vasos de entre 0,1 y 1 mm de diámetro de sanguíneos que están en la superficie de la piel (una arteriola, un capilar o una vénula).

Suelen presentarse con un color rojizo como el vino (en arterias), o violeta (en venas). Las de los capilares son inicialmente finas y rojizas, aunque suelen crecer y tornarse púrpura o azules con el transcurso del tiempo.  Dependiendo de su apariencia pueden ser lineales, arborizadas, en forma de araña o estrella, o puntiformes.
 
Las de trayecto rojo y ramificado son más frecuentes en el rostro (en la base y en el dorso de la nariz, en superficie de las mejillas o el mentón) aunque también pueden presentarse en las piernas, siendo estas las dos zonas donde es más habitual que aparezcan.

Una de sus características visibles se presenta al comprimirlas, momento en el que desaparecen unos segundos, porque se vacía la sangre que contienen.

¿Por qué se producen?

Aunque se desconocen las causas exactas de su aparición, sí se han establecido algunos de los factores que más influyen en su formación, como los genéticos y hormonales, así como factores de riesgo, como la obesidad o la edad; y malos hábitos como el consumo de tabaco, la inactividad física, los trabajos prolongados de piepasar mucho tiempo con las piernas cruzadas, etc.

En el caso de las faciales son más frecuentes en personas de piel clara o fina, y la exposición solar influye en el desarrollo de las mismas de forma más rápida.

Prototype Spider Veins: su composición única

  • Árnica montana: reparadora y cicatrizante, combate la inflamación,
    mejora el retorno venoso. También posee acciones descongestiva y calmante.
  • Semilla de ciprés: astringente, mejora el retorno venoso y tiene acción seborreguladora. 
  • Polygonatum Multiflorum o “Sello de Salomón”: su acción tonificante rehidrata, refresca, mejora la circulación y reestablece el pH cutáneo.

Acciones en la piel

  • Venotónica y antiinflamatoria: mejora el retorno venoso y la circulación sanguínea periférica, reduciendo de esta forma la aparición de arañas vasculares.
  • Antioxidante: protege el colágeno y la elastina del daño producido por los radicales libres.
  • Reparadora y cicatrizante: repara intensamente la piel ejerciendo una acción antihematoma tras la realización de intervenciones quirúrgicas o médico estéticas.
  • Hidratante y refrescante: su efecto tonificante refresca y rehidrata la piel, reestableciendo el pH cutáneo y mejorando la circulación.
  • También es un tratamiento recomendado para la prevención en casos de las arañas vasculares que cursan con envejecimiento prematuro, fotoenvejecimiento (radiación UV), fragilidad de capilares vasculares, cuperosis, acné y rosácea.

¿Qué es la rosácea?

Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que cursa en brotes y se localiza principalmente en la zona central del rostro. Se manifiesta en un 5,5% de población adulta, sobre todo en mujeres después de los 30 años y, normalmente, en fototipos de piel clara. 

¿Por qué se produce?

Sus causas pueden ser diversas, influyendo tanto factores externos como el estrés, los cambios de temperatura o las radiaciones UV; como internos, tales como la predisposición genética, factores hormonales, digestivos o inmunológicos.
 
También existe una relación directa entre la rosácea y la presencia más elevada en la piel de un parásito microscópico denominado Demodex (Demodex Folliculorum), presente en los poros y los folículos pilosos, que contiene en su tubo digestivo la bacteria Bacillus Oleronius y que activa la respuesta inflamatoria de la piel.
 
Dicha enfermedad inflamatoria se presenta como un eritema en las zonas centrales del rostro como las mejillas, la nariz, los párpados, la frente y la barbilla, que se manifiesta en forma de capilares dilatados dérmicos permanentes y visibles, erupciones similares al acné o episodios transitorios de enrojecimiento de la piel. Normalmente cursa con brotes que se alternan con periodos de remisión.

Rosaid: su composición única y acciones en la piel

Su completa fórmula se caracteriza por contener 3 activos únicos como son la centella asiática, la alantoína y el ácido hialurónico, pero gracias a su composición multifactorial le otorga triple acción:

  1. Antiinflamatoria, evitando el eritema y el enrojecimiento gracias a:

    Centella asiática: tiene acción venotónica, lo que favorece la reducción del edema subcutáneo. También posee propiedades cicatrizantes, analgésicas, antibacterianas (propionibacterium acnés) y antifúngicas. Además, su capacidad inmunomoduladora inhibe la inflamación y activa los fibroblastos. 
    Alantoína: su acción antiirritante ayuda a reducir el enrojecimiento y ayuda a la renovación celular.
    Modukine: proteínas lácteas que protegen y reparan la barrera lipídica disminuyendo la inflamación de forma indirecta.
  2. Antioxidante,  gracias a:
     
    Extracto de algas y pululano: contrarrestan el estrés oxidativo derivado de la inflamación y estimulan la producción de colágeno.
    Vitamina E: con acción antioxidante.
     
  3. Hidratante y protectora, gracias a:
     
    Ácido hialurónico de bajo peso molecular: para conseguir una máxima hidratación.
    D-Pantenol: que repara la barrera cutánea.
    Dimeticona: con efecto emoliente, ayuda a sellar y proteger la barrera cutánea manteniendo la hidratación.

¿Cómo combinarlos?

Según la según la Dra. Estefanía Arredondo el orden en una rutina cosmética es indispensable para mejorar la absorción de los productos y aprovechar los beneficios de cada uno de ellos. En el caso de la rosácea y la cuperosis, con este tándem de tratamiento debemos aplicar Rosaid crema siempre después de la limpieza facial y Prototype Spider Veins a continuación, reservando el factor de protección solar 50+ como último paso que, además, se deberá ir reaplicando cada dos horas para evitar los efectos nocivos de la radiación ultravioleta en nuestra piel.

Usar Rosaid crema y Prototype Spider Veins en combinación mejora la acción de ambos al actuar de manera sinérgica, ayudando además a aclarar un poco el tono para aquellas personas con rosácea y fototipo de piel muy claro. Para ello, se echaría en la mano una pequeña cantidad de Protoype Spider Veins en el centro de un poco de Rosaid y se mezclarían bien antes de aplicar la combinación en la región afectada del rostro.