Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

¿Vacaciones en la nieve? Protégete del sol con Prototype 50+ Face Cream

Utilizar el protector solar solo en la playa y durante el verano es un error grave que pasa factura a la piel en forma de hiperpigmentación, fotoenvejecimiento e incluso melanoma

olyan dicDe hecho, el químico austriaco Franz Greiter fue quien, en 1962, introdujo por primera el concepto SPF (Sun Protection Factor, por sus siglas en inglés) en la fotobiología, tras sufrir en 1938 graves quemaduras solares ascendiendo una montaña de más de 3.000 metros de altitud, situada en la frontera entre Austria y Suiza.

No es de extrañar que la protección solar tal y como la conocemos hoy en día naciese en la montaña ya que, aunque durante mucho tiempo se ha creído que el efecto de la radiación solar sobre la piel era mayor a menor altitud, lo cierto es que posteriormente se demostró que es al contrario: cuanta mayor es la altitud, mayor es la incidencia del sol en la piel.

De esta forma, ante una exposición solar sin protección, la piel se quemará antes en la montaña que al nivel del mar. Se ha comprobado que tomar el sol desde más altitud durante una semana equivale aproximadamente a hacerlo al lado del mar durante dos o tres. Además, a mayor altura, más rápido se producirán las quemaduras.

Hay que tener en cuenta que los 16 kms de la atmósfera más cercanos a nosotros es donde se concentra el 90% de los gases protectores. De hecho, solo algunas de las cimas principales del planeta llegan a la mitad de esos kilómetros de atmósfera más densa y, a medida que ascendemos, dejamos a nuestros pies capas y más capas de protección solar, aumentando la cantidad de radiaciones que nos afectan. Si ascendemos a una cima de 3.000 metros, tendremos 3 kilómetros menos de filtro atmosférico. Se calcula que, por cada 300 metros de altura sobre el nivel del mar, el riesgo de sufrir una quemadura aumenta entre un 4% y un 5 %.

De hecho, “con una exposición solar diaria entre 8 y 15 minutos es suficiente para generar la vitamina D que el cuerpo necesita. Es decir, con la realización de las actividades cotidianas como ir a la compra o durante los trayectos para ir a trabajar, se recibe la dosis necesaria de rayos solares para generar la cantidad necesaria de esta vitamina”, asegura Iván Lorenzo, director científico de Olyan farma.

Y es que los efectos nocivos derivados de la radiación solar en la piel están directamente relacionados con la aceleración del envejecimiento que se aprecia a nivel superficial en la epidermis (manchas, arrugas…) y más profundamente en la dermis, donde el colágeno y la elastina, responsables de la firmeza y la elasticidad de la piel, se ven directamente afectados por la incidencia del sol. Por ello, la piel fotoenvejecida presenta arrugas más profundas y manchas más visibles. Olyan farma, laboratorio experto en el cuidado de la piel, consciente de estos problemas, y del incremento del tiempo de exposición al sol durante el invierno, recomienda el protector solar facial PROTOTYPE 50+, con una galénica y formulación única de TRIPLE ACCIÓN que hidrata, protege y previene del daño solar.

Además, según Iván Lorenzo, director científico de Olyan farma,en invierno se multiplican las escapadas a casas rurales y excursiones a la montaña, siendo el esquí el deporte rey que se practica en estas fechas. Lo cierto es que no podemos olvidarnos del factor solar en nuestra rutina invernal para el cuidado de la piel. Mucha gente piensa que no es necesario al no estar en verano, o que con un poco basta para todo el día. Por eso hay que recordar que la radiación es más potente, sea la estación que sea, estando a mayor altura por la disminución de la absorción atmosférica y la proporción de radiaciones aumenta un 10% cada 1000 metros de altitud. Por lo que, si vamos a realizar cualquier excursión o deporte de montaña, no podemos olvidar el factor solar ¡y más si hay nieve! pues refleja hasta el 80% de la radiación UV. Por estas razones no debemos descuidar el factor solar en invierno aplicando la cantidad correcta: la equivalente a la que entra en los dedos índice y corazón para una protección facial total. Es fundamental disfrutar con seguridad regalándole a la piel salud y bienestar para poder tener una piel sana durante todo el año”.

Olyan farma Crema facial Prototype 50+ 

La crema facial Prototype 50+ posee el novedoso activo Uniprotect PT-3 que proporciona 24 horas de hidratación y confort. Además, está especialmente indicado para pieles sensibles, dañadas por quemaduras solares, térmicas o químicas, cirugías menores o tratamientos estéticos como láser, peeling, depilación, y en pieles sometidas a exposiciones prolongadas al sol.

Es water resistant, se absorbe con rapidez, no deja residuo graso, sin efecto de máscara blanca y, además gracias a su galénica no irrita los ojos, lo que lo convierte en el protector solar idóneo para la práctica de deportes acuáticos y al aire libre.

Entre sus principales ingredientes activos destacan:

  • Complejo de filtros químicos UVA/UVB SPF50+.
  • Ácido hialurónico de bajo peso molecular, que hidrata la piel desde las capas más profundas de la piel.
  • estimula la inmunidad de la piel.
  • Imperata cylíndrica: un osmótico natural, que ayuda a la piel a conservar la hidratación durante más tiempo.
  • Uniprotect PT-3. Su acción reparadora:

» Reduce la oxidación de proteínas: debido a los radicales libres producidos por la radiación ultravioleta.

» Estimula las enzimas reparadoras de proteínas.

» Reduce el eritema UV-inducido.

También incluye vitamina E, aloe vera, panthenol y bisabolol.