Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Expertos reclaman la vacunación en las farmacias

Los expertos apuestan porque las campañas públicas de vacunación no excluyan un recurso asistencial tan eficaz como son las farmacias, medida que, además, puede incrementar la concienciación de la vacunación entre la población

Vacunación en las farmaciasEn el marco del VII Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, que organiza SEFAC (Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria), expertos del mundo sanitario han reclamado la administración de inyectables como vacunas, heparinas, antibióticos inyectables e insulinas en la farmacia comunitaria.

El reclamo está basado en la exitosa experiencia que otros países han tenido al implantar este modelo, además de los beneficios que tendría para mejorar la calidad de vida de los pacientes y las coberturas sanitarias. Concretamente, la administración de vacunas en la farmacia comunitaria podría facilitar el acceso a la prevención de enfermedades infecciosas, justificado por la amplitud de horarios y la amplia red de farmacias que hay en nuestro país. Además, contribuiría al incremento de la concienciación e importancia de la vacunación entre la población para reducir el riesgo de sufrir enfermedades.

Otro de los beneficios de la administración de inyectables en las farmacias, puesto de manifiesto durante el congreso, es la reducción de costes para el sistema público de salud, evitando la saturación en los centros de salud cuando existe una campaña de vacunación (como la de la gripe en otoño) y liberando al personal médico y de enfermería para que puedan atender otras cuestiones de salud.

Esta demanda cobra aún más sentido con la situación que atraviesan las sociedades y los sistemas sanitarios europeos respecto al envejecimiento y la cronicidad, en este contexto en el que la farmacia comunitaria puede ser una respuesta positiva contra los problemas y crisis que generan estas tendencias. En este sentido, los expertos en este área apuestan porque las campañas sanitarias de vacunación en el Sistema Nacional de Salud no excluyan un recurso asistencial tan eficaz como las farmacias, cuyo reparto geográfico es muy amplio en España. “La farmacia y el farmacéutico comunitario son aliados valiosos para optimizar recursos materiales y humanos en la consecución de una mayor cobertura vacunal. La red de farmacias comunitarias, distribuidas uniformemente en toda la geografía española, puede complementar la cobertura sanitaria de la población junto con los centros de salud. Actualmente, en España nos centramos en informar sobre los posibles efectos adversos tras la vacunación y en la vacunación del viajero, pero el farmacéutico comunitario podría hacer mucho más, al igual que hace con otros medicamentos”, ha indicado Maricarmen Magro, farmacéutica comunitaria en Torrejón de Ardoz (Madrid) y coordinadora del Grupo de Inmunología de SEFAC.

Experiencia positiva en otros países

La vacunación en la farmacia comunitaria ya se está prestando con buenos resultados en otros países europeos, como Portugal o Reino Unido, donde ha supuesto un aumento de la cobertura vacunales. Sobre la vacunación en farmacias en Reino Unido, Javier Velasco, farmacéutico comunitario capacitado en la administración de inyectables en Reino Unido, ha afirmado que los resultados están siendo excelentes. “En la campaña de la gripe de 2012/2013 el National Health Service (NHS) calculó que solo el 50% de los pacientes de alto riesgo habían sido vacunados de la vacuna de la gripe. Tan solo 3 años después, desde que se introdujo el servicio en las farmacias, el porcentaje de pacientes de riesgo mayores de 65 años que fueron vacunados de la gripe se incrementó al 76%. El NHS, concede a los farmacéuticos la provisión del servicio de vacunación de la gripe a cargo de Sistema Nacional de Salud, para determinados pacientes. Asimismo, tenemos protocolos privados de vacunación a los que acuden numerosas personas que no tienen facilidad de acceso al médico por diversos motivos: problemas de movilidad, conveniencia, tiempo, trabajo o simplemente comodidad y confianza en el farmacéutico local”, ha explicado.

Por su parte, Carlos Mauricio Barbosa, expresidente de la Ordem de los Farmacêuticos de Portugal y profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Oporto, ha compartido algunos datos acerca de la experiencia de la administración de inyectables en las farmacias de Portugal. “Contamos con 4.175 farmacéuticos portugueses que tienen competencia para administrar inyectables y están formados específicamente y más de 2.000 farmacias ya vacunan. Además, gracias a su participación, han aumentado las tasas de vacunación y el 98,2 % de los ciudadanos está satisfecho con este servicio”.

Encuesta Nielsen

2 de cada 3 españoles consideran una buena idea que las vacunas pudieran administrarse en las farmacias comunitarias, según datos de una encuesta realizada por Nielsen y Sanofi Pasteur MSD entre 315 personas de entre 18 y 70 años. Como argumentos a favor de la vacunación en las farmacias, destacan la comodidad y el ahorro de tiempo. Según la encuesta, los entrevistados demandan la información sobre vacunas principalmente al médico, y las personas de 31 a 45 años recurren, en gran medida, también a la figura del farmacéutico para informarse. Lo que más influiría a la hora de decidir si se vacunarían en este canal sería precisamente la recomendación del médico junto con las medidas de seguridad de la farmacia.

Según Rosa Magallón, presidenta de la Red Española de Atención Primaria (REAP) y médico de familia en Zaragoza, “la vacunación en farmacias tendría que ser a través de servicios integrados o, cuando menos, coordinados. Las dudas están en quién debería acreditar esa capacitación para vacunar, pues se parte de muchos prejuicios en el entorno sobre la posibilidad de que las farmacias puedan vacunar. Sería muy importante elaborar guías de práctica clínica conjuntas, registros conjuntos entre médicos y farmacéuticos y evaluación de resultados“, ha concluido. En este sentido, Maricarmen Magro ha apuntado que “el papel de las sociedades científicas está reconocido legalmente en la formación sanitaria especializada. Así, SEFAC, directamente o en colaboración con otras entidades y/o sociedades científicas, formaría y capacitaría, certificando a aquellos profesionales sanitarios que lo requieran, acreditando así su competencia profesional. Por otro lado, la validez de la capacitación y la certificación deberá ser revalidada periódicamente”.