Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Los pacientes desconocen hasta un 66% de los medicamentos que toman

Así se desprende de los resultados preliminares recogidos en el pilotaje del servicio RUM en el marco del proyecto Revisa, un programa desarrollado por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) presentado en el VII Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios

SEFAC2016_Congreso-ppt-320x240Los pacientes no tienen un buen conocimiento de sus medicamentos. Ésta es la conclusión principal de los resultados preliminares del proyecto Revisa, un programa pionero en España promovido por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) que tiene como objetivo implantar en España el servicio de Revisión del Uso de los Medicamentos (RUM). Este servicio consiste en la realización por el farmacéutico comunitario, junto con el paciente (y cuidador si es necesario), de una revisión estructurada del grado de conocimiento que el paciente tiene de sus medicamentos y del uso que hace de los mismos, ofreciendo asesoramiento sobre la utilización correcta y asegurándose de que el paciente entiende por qué los tiene que tomar y sabe cómo utilizarlos y/o administrarlos.

Para llevar adelante el programa Revisa, que cuenta con la colaboración de Ratiopharm/TEVA, se ha formado y capacitado a un grupo de farmacéuticos en este servicio con profesionales que han ejercido con anterioridad en Reino Unido, donde este servicio (MUR en inglés) lleva funcionando desde 2005. Vicente J. Baixauli, vicepresidente de SEFAC y coordinador del programa, explica que “este servicio está especialmente indicado para pacientes complejos que toman varios medicamentos y se lleva desarrollando desde hace años en el Reino Unido financiado por el National Health Service (NHS) para mejorar el uso de los medicamentos”.

Y es que de nada sirve que se hayan realizado a la perfección todos los procesos y subprocesos de atención al paciente (diagnóstico, prescripción y dispensación del medicamento) en los que tantos recursos se invierten actualmente si el paciente o su cuidador no tienen la información para el uso correcto del medicamento. Si desconocen esta información podrán no utilizar de manera adecuada el medicamento y aumentarán las probabilidades de que no se alcance el objetivo terapéutico, con la consiguiente aparición de resultados negativos en salud y de las consecuencias económicas asociadas a ello. Por tanto, es importante invertir en servicios profesionales farmacéuticos como el RUM que mejoren la efectividad de los tratamientos farmacológicos. De hecho, en Reino Unido usaron en 2015 el MUR más de tres millones de pacientes por un valor de 115 millones de euros y a día de hoy, la Administración británica paga 32 euros por MUR y establece un tope de 400 pacientes al año por cada farmacia.

Bajo conocimiento

En el pilotaje del servicio RUM han participado 64 farmacias de distintas zonas de España que han ofrecido este servicio a 491 pacientes (56,4 por ciento mujeres y 43,6 por ciento hombres con una edad media de 66 años). Los resultados preliminares obtenidos han sido presentados en el VII Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios e indican que los pacientes desconocen hasta un 66 por ciento de los medicamentos que toman y el 8 por ciento tienen un conocimiento insuficiente. Tan sólo del 6 por ciento de los medicamentos, los pacientes conocen de forma óptima todos los aspectos necesarios para hacer un uso correcto de los mismos.

Si bien el 71 por ciento de los pacientes participantes refirió tener una buena adherencia al tratamiento, la gran mayoría desconocía los principales aspectos relacionados con precauciones, efectos adversos, contraindicaciones e interacciones del medicamento, aunque sí manejaba correctamente información sobre posología de la medicación y las pautas del tratamiento. En las RUMs realizadas en el estudio se detectaron 294 incidencias. En su mayoría estuvieron relacionadas con la interacción entre medicamentos (42 por ciento), dificultad de uso (37), duplicidad (15) y contraindicación (6). Las incidencias detectadas también provocaron un 29 por ciento de derivaciones al médico de atención primaria, si bien un 65 por ciento de las derivaciones fueron a otro servicio profesional farmacéutico (SPF) prestado en la farmacia. Estos datos sugieren además un gran potencial del servicio tanto para la detección de problemas relacionados con los medicamentos, como para derivar a otros SPF con el fin de resolverlos.

Pacientes satisfechos

El bajo conocimiento que, en general, tienen los pacientes con respecto a su medicación demuestra el potencial del servicio RUM en farmacias comunitarias españolas para mejorar el conocimiento de los pacientes de su medicación, ganar en seguridad y eficacia y reforzar la adherencia terapéutica. Además, a tenor de los resultados del estudio, este servicio profesional farmacéutico contaría con el beneplácito de los propios usuarios, ya que el 98,5 por ciento de los pacientes del estudio manifestó estar satisfecho o muy satisfecho con el mismo, el 90 por ciento repetiría la experiencia y el 91 por ciento lo recomendaría a otra persona.

Por otra parte, el 90 por ciento de los pacientes consideró apropiado que la Administración remunerara este servicio y el 73 por ciento estaría dispuesto a pagar por el servicio.