La despoblación pone en peligro a las farmacias rurales

La Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR) se ha unido este año a ‘Aristo Camina’ con el objetivo de dar visibilidad a la función sanitaria y social de la farmacia rural

María Luisa Alarcón, vocal de SEFAR en Madrid;  Juan José Jiménez, director general de Aristo Pharma Iberia; Ángel Huélamo, director de Farmacéuticos sin Fronteras (FSFE)
María Luisa Alarcón, vocal de SEFAR en Madrid; Juan José Jiménez, director general de Aristo Pharma Iberia; Ángel Huélamo, director de Farmacéuticos sin Fronteras (FSFE)

De las más de 22.000 oficinas de farmacia que existen en nuestro país, algo menos de 4.500 (un 20% aproximadamente) son farmacias rurales, según datos proporcionados por la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR). Esta cifra amenaza además con seguir reduciéndose debido al problema de la despoblación y a la constante bajada de precios de los fármacos, que están obligando a cerrar cada vez más farmacias. “Existe un constante goteo de cierres, ya que muchos compañeros optan por garantizarse un futuro mejor en poblaciones mayores y, al no haber un relevo porque no son lugares económicamente interesantes, se producen cierres”, explica María Luisa Alarcón, vocal de SEFAR en Madrid.

Con el objetivo de poner en valor la función sanitaria y social de la farmacia rural y hacer balance de la cuarta edición de la iniciativa solidaria ‘Aristo Camina’, María Luisa Alarcón, vocal de SEFAR en Madrid; Ángel Huélamo, director de Farmacéuticos sin Fronteras (FSFE); Juan José Jiménez, director general de Aristo Pharma Iberia, se han reunido en la Asociación de la Prensa de Madrid.

Durante el encuentro, Jiménez ha agradecido especialmente la presencia de SEFAR este año en el proyecto y ha hecho mención expresa al “compromiso, ilusión y esfuerzo” de todos los empleados en la iniciativa, que este año ha recorrido gran parte de la provincia de Cáceres visitando las oficinas de farmacia que encontraban a su paso. Por cada una de estas visitas a lo largo de tres meses, Aristo Pharma donaba una cantidad de dinero, cuya suma total ha supuesto más de 15.000 euros en esta cuarta edición. La cuantía total se entregará ahora a Farmacéuticos sin Fronteras para equipar el centro médico Teresa Rodón, en Kenia, con medicamentos, servicios y formación del personal.

Sobre este proyecto, Huélamo ha querido destacar la inmensa labor que se está realizando en este centro médico gracias a los fondos recaudados con esta acción ya en la pasada edición. “La puesta en marcha de un proyecto como ‘Aristo Camina’ no habría sido posible sin el apoyo de Aristo Pharma y de sus empleados, que se esfuerzan cada día por ayudar y aportar su granito de arena en estas actividades solidarias; colaborar con entidades como estas es realmente satisfactorio para nosotros”, ha explicado.

La farmacia rural, un auténtico “punto de salud”

Tras haber recorrido el Camino de Santiago en 2016, el Camino de Caravaca en 2017 y el Camino Real en 2108, ‘Aristo Camina’ ha decidido recorrer este año otro camino poblado por farmacias rurales fundamentalmente, en esta ocasión en Extremadura. Con casi un 45% de farmacias rurales, esta comunidad autónoma lidera el ranking de autonomías con más farmacias de este tipo según densidad poblacional. Castilla y León, con un porcentaje muy similar, sigue de cerca a la comunidad extremeña. En números absolutos, según datos de SEFAR, las comunidades con más farmacias rurales son Castilla La Mancha, la Comunidad Valenciana y otra vez Castilla y León.

Para mantener su viabilidad, Alarcón ha vuelto a pedir el establecimiento de un fondo de compensación capaz de garantizar el modelo farmacéutico actual. En su opinión, la farmacia rural debería convertirse en “un auténtico punto de salud, ya que el farmacéutico rural tiene un papel en estas poblaciones que va más allá de la mera dispensación de medicamentos, convirtiéndose en el auténtico referente sociosanitario de la zona”. Además, la vocal de SEFAR en Madrid ha destacado la importancia de iniciativas como ‘Aristo Camina’, que permiten acercar a la población la realidad de las farmacias rurales.

 

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir