“Es importante potenciar la formación del farmacéutico para reforzar su papel en educación sanitaria y prevención”, Pedro Rivero, COF Álava

La enorme suficiencia de la red de farmacias alavesas debe ser aprovechada, o al menos es lo que han percibido desde el COF del territorio y el Colegio Oficial de Médicos mediante el acuerdo alcanzado para poner a disposición de los ciudadanos los impresos oficiales de certificados médicos en los establecimientos farmacéuticos de toda la provincia

Pedro Rivero_1Un avance más que añadir al cada vez mayor número de servicios ofertados para poner en valor la accesibilidad de la farmacia y la atención prestada a los pacientes.

El abanico de prestaciones, sobre todo aquellas vinculadas a la adherencia de los tratamientos y al diagnóstico precoz de determinadas patologías, obliga al farmacéutico a adoptar una dinámica de permanente actualización de sus conocimientos y habilidades profesionales; la formación como eje fundamental de una profesión que necesita reciclarse constantemente si pretende afianzar su integración en el sistema sanitario. Entrevistamos a Pedro Rivero, presidente de COF Álava.

Usted preside uno de los Colegios Farmacéuticos probablemente más activos en la formación de sus profesionales asociados. ¿Qué importancia le otorga a la formación del farmacéutico, y en qué grado esta necesidad de formación va ligada al nuevo modelo de farmacia asistencial que se viene implantando en los últimos años?

En el Colegio disponemos de una Comisión específica que se ocupa de programar todas las actividades de formación continuada. Prestamos especial atención a la actualización y novedades en terapéutica, y a la formación del farmacéutico en relación con la provisión de servicios profesionales desde la farmacia.

¿Cuántos cursos y jornadas formativas ha ofrecido el COF de Álava a sus asociados en el pasado ejercicio?

En 2016 hemos ofrecido 28 cursos, conferencias y talleres prácticos programados por el Colegio, con cerca de 600 profesionales inscritos. En este sentido, los cursos organizados sobre el virus Zika, la vacunación infantil, la utilización de probióticos, y el consejo farmacéutico a deportistas han tenido muy buena acogida por parte de nuestros colegiados. También han resultado muy interesantes los talleres prácticos sobre el uso de medicamentos y de dispositivos de administración.

¿En qué disciplinas considera que el farmacéutico necesita un mayor avance en sus conocimientos, o un mayor dominio? ¿Qué cualidades y aptitudes específicas tendrá que tener el farmacéutico del futuro?

El farmacéutico debe desarrollar habilidades y herramientas que faciliten la comunicación con el paciente y con el médico con el fin de mejorar el seguimiento farmacoterapéutico de los pacientes. Además debe prestar atención a las novedades tecnológicas y a los avances en terapéutica farmacológica. También es importante potenciar la formación del farmacéutico para reforzar su papel en educación sanitaria y prevención de la enfermedad.

Buena parte de los cursos que ofrecen están relacionados con los SPFs (servicios profesionales farmacéuticos) que, cada vez más, integran la oferta de las oficinas de farmacia. ¿Qué servicios de valor añadido tienen una mayor implantación actualmente en las más de cien farmacias alavesas?

Hemos trabajado mucho en la prevención de la transmisión del VIH mediante el programa de intercambio de jeringuillas y la realización de la prueba rápida de VIH y sífilis en la farmacia. Además, varias farmacias participan en el programa de deshabituación a opiáceos mediante la dispensación controlada de metadona. El programa de mejora del uso de la medicación en personas atendidas por los servicios de ayuda domiciliaria se ha consolidado y continúa desarrollándose con éxito. Estamos preparándonos para llevar a cabo un piloto de seguimiento farmacoterapéutico en pacientes diabéticos tipo II polimedicados, en colaboración con el Departamento de Salud del Gobierno Vasco. Pretendemos que este proyecto suponga un hito en el desarrollo de la farmacia asistencial.

Casi tres cuartas partes de las oficinas de farmacia en Álava se encuentran establecidas en la capital. ¿Cree que existe un cierto desequilibrio, o que la accesibilidad de los pacientes a los fármacos está menos garantizada en los núcleos rurales y/o urbanos de pequeño tamaño?

Pedro Rivero_4En Álava, la capital acumula el 75% de la población total de la provincia y el 67% de las farmacias. El 25% de la población no vive en la capital y está atendida por el 33% de las farmacias. La proporción es bastante equilibrada, la accesibilidad a las farmacias está garantizada en toda la provincia y la atención farmacéutica que reciben los ciudadanos alaveses es ejemplar.

¿Colaboran las farmacias alavesas con las Administraciones autonómica y provincial en campañas de prevención y adherencia a medicamentos? ¿Qué tipo de acuerdos tienen suscritos con dichas Administraciones en el terreno de la participación de los farmacéuticos en la promoción y cuidado de la salud de los pacientes alaveses?

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Álava, junto con los de Bizkaia y Gipuzkoa, trabaja coordinadamente y desde hace muchos años con el Departamento de Salud del Gobierno Vasco en el desarrollo de varios programas relacionados con la salud pública, entre los que destacan el programa de intercambio de jeringuillas y la prueba rápida de VIH y sífilis, el programa de dispensación controlada de metadona, y el convenio para la mejora del uso de la medicación en personas atendidas por los servicios de ayuda domiciliaria. Además, participamos activamente en la difusión de campañas de prevención y educación sanitaria.

¿Están llevando a cabo un trabajo coordinado con los otros Colegios vascos para alcanzar nuevos acuerdos con el Gobierno autonómico que supongan una mayor integración de las farmacias en el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza)?

Sí, la farmacia vasca tiene una larga tradición de colaboración con el Departamento de Salud, que posibilita abordar proyectos tan ambiciosos como la puesta en marcha de un programa piloto de seguimiento farmacoterapéutico, en el cual participarán coordinadamente farmacias comunitarias y centros de salud de Osakidetza.

¿Qué aportaciones al Decreto de Servicios de Farmacia y Depósitos de Medicamentos en centros sociosanitarios de Euskadi ha solicitado realizar el Consejo de Colegios vascos o, en concreto, el COF de Álava?

Las alegaciones más destacables realizadas por el COF de Álava al citado proyecto tienen que ver con posibilitar que los centros sociosanitarios de menos de cien camas y titularidad pública puedan vincular su depósito de medicamentos a una oficina de farmacia, y no sólo a un servicio de farmacia de un hospital público. También se hicieron aportaciones en el sentido de asegurar la libre elección de farmacia por parte de los pacientes residentes en centros sociosanitarios, y garantizar que la dispensación de sus tratamientos sigue las reglas generales de financiación.

En su opinión, ¿existe alguna posibilidad de que Euskadi implante el sistema de subastas (modelo andaluz) tras la sentencia del Tribunal Constitucional rechazando los argumentos del recurso del Ministerio de Sanidad? ¿O un modelo mixto, quizá?

No creo que un modelo de subastas para los medicamentos de uso ambulatorio sea conveniente para la farmacia comunitaria vasca. Para nosotros es muy importante que se permita a la farmacia gestionar la adquisición de los medicamentos, de modo que los pacientes tengan acceso a todos los medicamentos disponibles en el marco del sistema de precios de referencia.

Los impresos para certificados médicos podrán recogerse a partir de ahora en las farmacias alavesas. ¿Cómo valora el acuerdo alcanzado con el Colegio de Médicos del territorio?

Es un acuerdo que se ha alcanzado gracias al clima de buen entendimiento y colaboración entre ambos Colegios, y que va a mejorar la disponibilidad de los certificados médicos para los usuarios aprovechando la excelente distribución y accesibilidad de las farmacias alavesas.

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir