Luis González advierte que el sistema de subastas cerrará farmacias

El presidente del COFM avisa que la “viabilidad económica de la red de farmacias está en juego” si sale adelante la propuesta de la AIREF

Mesa redonda sobre subasta de medicamentos
Mesa redonda sobre subasta de medicamentos

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González Diez, ha cargado duramente contra la propuesta de subastas para seleccionar los medicamentos que se deben dispensar en las oficinas de farmacia, recogida por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF) en su informe de revisión del gasto en medicamentos a través de receta médica.

Durante su participación en la mesa redonda organizada por la Asociación de Farmacéuticos de Madrid (Adefarma) bajo el título Las subastas de medicamentos y el futuro de la oficina de farmacia, Luis González ha manifestado su preocupación por una medida que “si sale adelante, cerrará farmacias, agravará los desabastecimientos y generará muchos problemas a los pacientes para continuar y completar sus tratamientos”, advirtió.

No obstante, pidió también “no adelantar acontecimientos, ya que las subastas son solo una recomendación y los farmacéuticos tenemos ya muchos problemas entre manos en forma de decretos y de bajadas continuadas de los precios”, ha recalcado.

El presidente del Colegio ha tendido la mano por ello a las autoridades sanitarias para colaborar y buscar soluciones “que incentiven nuestro trabajo como farmacéuticos y no nos penalicen con medidas como la planteada por la AIREF, que ponen en riesgo la viabilidad económica de la red de oficinas de farmacia”. También se preguntó si este ente “ha tenido en cuenta todas las consecuencias sanitarias que se derivan de restringir las opciones terapéuticas de los pacientes a una única adjudicada a través de una puja entre laboratorios por ver quién marca el mayor descuento, en forma por ejemplo de intolerancias y alergias a excipientes de los pacientes, o solamente se ha centrado en el pírrico ahorro que se lograría a costa de hundir la economía de la farmacia y devaluar la salud de los ciudadanos”.

Luis González ha recordado, igualmente, que el objetivo final de generalizar el “modelo fracasado de licitación andaluz es apropiarse de los descuentos que ahora reciben las farmacias”, tal y como reconoce el propio informe de la AIREF, que aboga por imponer unas subastas que “no cuentan con el apoyo de nadie en el sector, ni tampoco de ninguna comunidad autónoma, médico, farmacéutico o paciente”.

Asimismo, rechazó la revisión del sistema andaluz propuesta por la AIREF porque, en su opinión, “es el propio modelo de adjudicación el que falla y el que genera más perjuicios y problemas que los que resuelve”. “El sistema de subastas conduce a una competición entre laboratorios por ver quién marca el mayor descuento sobre un precio así rebajado y ésto, ya hemos visto, supone un riesgo añadido de desabastecimientos”, remarcó.

El presidente del Colegio ha instado al actual Gobierno en funciones a defender “una política social sin recortes en la prestación farmacéutica que reciben los ciudadanos, porque la salud no está en subasta ni se rebaja, ni tampoco el bienestar social”, ha asegurado.

En su intervención en la mesa redonda que ha contado con la participación de representantes de AESEG, FEFE, AFARAN y Cofares, ha tachado de “disparatado” el objetivo de ahorro de 1.500 millones de euros hasta 2022 en el gasto en recetas planteado por la AIREF, “sobre todo cuando el gasto en farmacia está todavía muy lejos del máximo histórico facturado en 2010”, ha avisado. “El Ejecutivo ha seguido así hundiendo los precios de los medicamentos dispensados en España, devaluando por ende el trabajo de los farmacéuticos y condenando a las farmacias a más de una década no ya de congelación, sino de recesión”.

Por último, hizo un llamamiento a las autoridades sanitarias para “cambiar de enfoque e incentivar, en lugar de penalizar a los profesionales y buscar ahorros a cualquier precio” y ha abogado por “centrarse no tanto en el gasto como en los resultados de invertir más en farmacia y en sus profesionales, porque así saldremos ganando todos, en especial los ciudadanos y el Sistema Nacional de Salud”.

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir