El ‘Plan de Acción’ de fomento de genéricos y biosimilares conduce al cierre de farmacias

El COFM advierte que la viabilidad económica de muchas farmacias estará cuestionada si se aplican las medidas recogidas en el Plan del Ministerio de Sanidad

presidente-cofmEl Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) considera que el Plan de Acción presentado por el Gobierno para fomentar el uso de los medicamentos biosimilares y medicamentos genéricos incluye acciones que perjudican “de forma muy importante” a la oficina de farmacia. El Colegio recuerda que se trata de un sector “imprescindible” del Sistema Nacional de Salud, que viene sufriendo desde hace varios años medidas gubernamentales que ponen en peligro la sostenibilidad económica de muchas farmacias.

En su escrito de sugerencias al Plan de Acción para fomentar la utilización de los medicamentos reguladores del mercado en el SNS: medicamentos biosimilares y medicamentos genéricos, que el Gobierno en funciones abrió a exposición pública para recabar aportaciones el pasado 10 de octubre, el COFM advierte que el retorno propuesto de las cuantías de los descuentos obtenidos por volumen de compras o por pronto pago “podría suponer un detrimento en la ya maltrecha economía de la oficina de farmacia”.

Además de defender los descuentos como una medida que contribuye a la gestión eficaz del stock de la oficina de farmacia, el Colegio se pregunta si la intervención del margen de maniobra empresarial de la farmacia no es una medida contraria a la competencia en el sector.

Una vez analizado el contenido de un plan ministerial de marcado perfil economicista, el Colegio lamenta que la sostenibilidad de la red de oficinas de farmacia no esté incluida como parte de la sostenibilidad conjunta del SNS, cuando la economía del sector se ha visto muy mermada a lo largo de los últimos veinte años, en especial en la última década, mediante la adopción de sucesivas medidas dirigidas a reducir de forma indiscriminada sus ingresos.

Entre otras observaciones, se recalcan los perjuicios que la política farmacéutica de bajada constante de precios de los medicamentos está causando no solo en el sector, sino también en forma de desabastecimientos del mercado nacional. La corporación madrileña aprovecha para reclamar, una vez más, que el cálculo del precio de referencia de cada conjunto tenga en cuenta solo las presentaciones comercializadas, una vez que el 51,38 por ciento de las 17.565 presentaciones de genéricos incluidas en la financiación pública no se comercializan de forma efectiva, según recoge el Plan de Acción.

Asimismo se observa una falta de apoyo de la figura del farmacéutico dispensador en el uso de los medicamentos genéricos, cuando este profesional ha desarrollado una importante labor como educador sanitario a la ciudadanía, siendo partícipe del fomento del uso de estos medicamentos desde hace más de 25 años.

El presidente del COFM, Luis González Díez, hace un llamamiento a las autoridades sanitarias para “cambiar de enfoque” en su política de búsqueda de ahorros a cualquier precio con el fin de incentivar, en lugar de penalizar, a los profesionales de la oficina de farmacia. En su opinión, “las autoridades sanitarias deben centrarse no tanto en el gasto como en los resultados de invertir más en farmacia y en sus profesionales, una política que redundará en mejores resultados para los ciudadanos y en más ahorro para el propio Sistema Nacional de Salud”.

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir