El Hospital General de Alicante recibe un reconocimiento por las Escuelas de la Atopia

Este  proyecto ha sido promovido y apoyado por los laboratorios dermatológicos A-Derma y la Fundación de la Dermatitis Atópica

dermatitisEste reconocimiento forma parte de una convocatoria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Valencia, que en esta segunda edición se ha centrado en las enfermedades crónicas en diferentes etapas de la vida. Más de 100 propuestas participaron, de las que fueron reconocidas 37, entre las que se encuentra las Escuelas de la Atopia.

La Dra. Isabel Betlloch Más, coordinadora de la Escuela de la Atopia en Alicante, recibió en nombre del equipo el reconocimiento de su trabajo por parte de las autoridades sanitarias locales.

El principal objetivo de las Escuelas de la Atopia para padres y niños, es impulsar la educación sanitaria y terapéutica aplicada a la dermatitis atópica dentro de los centros hospitalarios, tanto públicos como privados. Se basa en el hecho de que el conocimiento y la educación en la enfermedad, mejoran la salud y la calidad de vida de quienes la padecen, de su entorno familiar y más cercano.

La EDA está dirigida a niños con dermatitis atópica, pero también a sus padres o tutores.  Se trata de una acción médica complementaria a la consulta convencional, llevada a cabo por personal médico especializado que educa en varias sesiones a un grupo de participantes.

La EDA es un proyecto, abierto a los pediatras y dermatólogos motivados por el proyecto que deseen participar en él. Para los pacientes es muy sencillo, ya que únicamente han de inscribirse directamente en la Escuela una vez que se convoca un nuevo Taller.

Este reconocimiento es especial para la Escuela de la Atopia de Alicante, y también para la Fundación para la Dermatitis Atópica, por su apoyo.

Actualmente existen 18 Escuelas de la Atopia en funcionamiento por todo España, con el apoyo de la Fundación para la Dermatitis Atópica y la marca A-Derma como miembro fundador.

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir