El CCFC y la FEFAC se reúnen con partidos políticos para dar a conocer el papel fundamental del farmacéutico durante la COVID-19

A lo largo de las reuniones, han podido transmitir a los diferentes partidos cómo han vivido esta situación los farmacéuticos, qué acciones han llevado a cabo en beneficio de los pacientes y qué pueden aportar durante el desconfinamiento

politiocs 1Durante las últimas semanas, el Consell de Col·legis Farmacèutics de Catalunya (CCFC) y la Federació d´Associacions de Farmàcies de Catalunya (FEFAC) se han reunido con representantes de diferentes partidos políticos catalanes para trasladar la realidad que están viviendo las farmacias durante la pandemia provocada por la Covid-19.

¿Qué cuestiones se han abordado durante los encuentros?

Más concretamente, durante estos encuentros se ha detallado la actuación en primera línea de los farmacéuticos y se ha puesto en valor la importante labor que están llevando a cabo estos profesionales sanitarios más allá de su trabajo habitual relacionado con el área del medicamento. Ejemplos de estas actuaciones, puestas en marcha desde el CCFC y la Administración, y contando con la implicación de las farmacias catalanas, han sido la distribución de mascarillas a la población en el marco de la campaña Mascareta /Salut; las gestiones alrededor del plan de medicación, que han evitado más de un millón de desplazamientos a los centros sanitarios; acercar los Medicamentos Hospitalarios de Dispensación Ambulatoria (MHDA) al domilicio del paciente cuando la farmacia hospitalaria lo ha solicitado; y la prestación farmacéutica en los llamados «Hotels-Salut». Entre otras acciones, también se ha puesto en marcha una red de voluntarios para acercar la medicación a pacientes frágiles que no pueden salir de casa y se han habilitado diferentes sistemas para verificar y dispensar las recetas privadas de manera virtual con total seguridad.

Así mismo, tanto desde el Consell como desde FEFAC se han trasladado las inquietudes y problemáticas a las cuales han tenido que hacer frente los farmacéuticos en la gestión de esta crisis sanitaria, como por ejemplo, los obstáculos para estar bien protegidos en un mercado feroz y especulativo. También se han abordado las perspectivas de futuro y el papel que puede tener la farmacia en el desconfinamiento, como la posible implicación de las farmacias en un programa de cribado poblacional, o la participación en campañas de vacunación de la población.

«Hemos dado respuesta con compromiso y responsabilidad a los retos de esta crisis sanitaria»

Jordi de Dalmases, presidente del CCFCapunta que «todas las iniciativas que hemos llevado a cabo los farmacéuticos han tenido como objetivo principal colaborar lo máximo posible a controlar la pandemia, aprovechando la capilaridad y distribución territorial de las farmacias, y fortaleciendo así la integración con los diversos niveles asistenciales del sistema sanitario».

«Precisamente por eso, consideramos que estas reuniones son muy importantes para poder explicar de primera mano cómo estamos viviendo los farmacéuticos esta situación y dejar de constancia de cómo nos hemos implicado, una vez más, para dar respuesta con compromiso y responsabilidad a los retos que ha generado esta crisis sanitaria», añade.

«La pandemia ha supuesto la prueba más grande de estrés para nuestro modelo de ordenación farmacéutica»

Antoni Torres, presidente de FEFACconsidera la situación como «test de estrés», «dado que somos capaces de dar servicio en momentos de gran movilidad, como con el turismo. Y también ahora, que hemos pasado al otro extremo, con la movilidad anulada, prestando un servicio farmacéutico ampliado, con una demanda de información, consejo y apoyo de los más altos, y con la ciudadanía con grandes miedos, incertidumbres y angustias, así como con dificultades para tener contacto personal con el resto de profesionales sanitarios«.

«Juntamente con el valor social y de apoyo al sistema sanitario, colaborando en reducir la presión asistencial, hay que destacar el trabajo, por iniciativa propia, para facilitar la protección de los equipos y la población: bolsa de trabajo de emergencia y Planes de contingencia organizativa interna (preservar la seguridad y garantizar el mantenimiento del servicio) y Plan de contingencia económica (para aquellas farmacias económicamente fuertemente afectadas, por ser un servicio esencial obligado a permanecer abierto). Todo esto ha dado como resultado que el 98% de las farmacias hayan prestado servicio, a pesar de que un 36% han sufrido bajas laborales a causa de la covid-19″, según Torres.

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir