Entrevista a Rafael Casaño, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba

El presidente del COF Córdoba, Rafael Casaño, habla con “farmanatur” sobre los nuevos proyectos que tiene al frente de COFCO y sobre los cursos de dermatología que han estado impartiendo en su sede

rafael-casaño-cofcoCordobés de nacimiento y farmacéutico de formación, Rafael Casaño se convirtió el pasado 29 de abril en presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba supliendo a Práxedes Cruz, que mantuvo la presidencia hasta ese momento. Casaño tiene claros sus objetivos frente a COFCO, entre ellos: la formación continuada del colegiado, la ayuda a las farmacias de pequeños núcleos rurales y potenciar la red local de receta electrónica. La pasión por el mundo farmacéutico le viene de familia, ya que ha regentado una botica familiar que levantó su padre en 1957. En esa botica, Casaño ha crecido y no tiene clientes “sino amigos”.

  • Háblenos un poco de usted, ¿por qué decidió dedicarse a la farmacia? ¿Vocación?

Nací en Córdoba en 1967, estudié en el colegio La Salle y me licencié en farmacia en la Universidad de Granada. En la actualidad, soy miembro del Comité Ejecutivo del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, como contador, ejerzo como farmacéutico copropietario desde el año 2006. Mi padre es el primer farmacéutico de la familia y mis hijos Rafael y Paloma, aún son jóvenes, pero me haría ilusión que continuaran la saga. Mi padre me enseñó a amar a esta profesión. Él comenzó en el año 1957 en la botica que hoy compartimos, fui creciendo a la vez que el barrio y, como puede imaginar, en una botica con 62 años de historia no tenemos clientes, sino amigos.

  • El pasado 22 de marzo fue elegido presidente del colegio oficial de farmacéuticos de Córdoba, ¿qué objetivos tiene al frente?

Comencé mi vinculación en el Colegio en el año 2003 como contador, después, estuve cuatro años como vocal de oficina de farmacia, y de 2011 a 2019 como tesorero. Como puede imaginar, conozco bien la casa. Como Presidente de la Junta de Gobierno, nos marcamos como principal reto, sustituir a uno de los mejores presidentes que han pasado por la institución, D. Práxedes Cruz Padilla. En cuanto a los objetivos de los próximos cuatro años puedo resumirlos en varios puntos: primero, facilitar al colegiado (independientemente de su actividad) un entorno adecuado para tener una formación continuada que garantice a nuestros pacientes una atención farmacéutica de máxima calidad; desde la Junta también ayudaremos a las farmacias de pequeños núcleos rurales, que son la base y la razón de ser de nuestro modelo mediterráneo de farmacia y, por último, potenciar la red local de receta electrónica con el fin de mejorar la seguridad y prepararla para la inminente entrada de la receta electrónica privada.

  • ¿En qué situación se encuentra el sector farmacéutico cordobés? ¿Cómo ve la situación de las farmacias cordobesas con respecto a otras CCAA?

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba está formado por 1.130 colegiados de muy distintas actividades, principalmente en Oficina de Farmacia, aunque también farmacéuticos hospitalarios, de distribución, analistas, sanidad, etc. De ellos, cerca de un 70% son mujeres y la media de edad está entre 40 y 50 años, le destacaría que los farmacéuticos sin ejercicio apenas llegan al 10%, una cifra que está por debajo de la media Andaluza y Española.

Actualmente, hay 406 Oficinas de Farmacia homogéneamente repartidas, que dan un ratio de 1.934 habitantes por farmacia, por debajo del ratio andaluz (2.161 habitantes por farmacia), y del nacional (2.112 habitantes por farmacia) y, por supuesto, del europeo. En nuestra provincia existen unas 30 Oficinas de Farmacia en poblaciones de menos de 1.000 habitantes, así que creo que el servicio farmacéutico está suficientemente garantizado en nuestra provincia, y desgraciadamente son ya 14 oficinas de farmacia catalogadas por la Junta de Andalucía como VEC (farmacia con viabilidad económica comprometida).

Hay oficinas de farmacia en poblaciones con menos de 400 habitantes, valga como ejemplo, Ojuelos Altos, Fuente la Lancha, El Guijo, Valsequillo, El Higueral… y en poblaciones con menor número de habitantes, hay botiquines donde dispensa un farmacéutico; gracias a la capilaridad del sistema farmacéutico, el paciente puede ir personalmente a la oficina de farmacia independientemente del lugar donde viva.

  • Las farmacias están sufriendo un severo desabastecimiento, ¿por qué cree que se produce y cuál es la solución desde su punto de vista?

Los desabastecimientos se deben a múltiples causas por ejemplo, escasez de materias primas, concentración de la producción de principio activo en una sola planta… y el farmacéutico es un sufridor de este problema, aunque intentamos solucionarlo dentro de nuestras posibilidades, informando a los pacientes de alternativas terapéuticas (llegado el caso con formulación magistral) e intentando mitigar la alarma social que lógicamente genera. Gracias al Centro de Información de Suministro de Medicamentos (CISMED), extendido a nivel nacional, se nos permite detectar a tiempo real situaciones de desabastecimiento. Es un sistema en el que las Oficinas de Farmacia de Córdoba y provincia están perfectamente integradas.

  • Se están celebrando sesiones sobre dermatología en la sede colegial de COFCO ¿por qué han decidido organizarlas? ¿qué importancia tiene la formación para los profesionales?

El primer curso organizado por esta Junta de Gobierno se llama “Problemas dermatológicos, Protocolos, Recomendaciones y Tratamientos”, se desarrolla en 8 sesiones teóricas y alguna práctica durante los meses de octubre y noviembre. Está siendo un éxito tan rotundo (gracias al interés que han puesto nuestros colegiados), que nos ha obligado a realizar dos sesiones de mañana y tarde para poder cubrir así toda la demanda, cumpliendo de esta manera nuestro primer objetivo de crear un entorno de formación adecuado para nuestros colegiados, intentando facilitar el acceso a nuestro nuevo sistema de formación online, poniendo a disposición herramientas tecnológicas como plataformas de streaming, que permiten seguir las sesiones de forma online con las mismas garantías que si lo hacen presencialmente. Además hemos inaugurado dentro de nuestra página web un área donde los usuarios registrados disponen de todo el material didáctico, exámenes, vídeos etc. de cada una de las sesiones del curso.

  • ¿Cuáles son los principales objetivos de estas formaciones en dermatología?

Hemos tratado los problemas dermatológicos desde el punto de vista farmacéutico con protocolos, recomendaciones y tratamientos auxiliados con ponentes de primer nivel a los que agradezco el esfuerzo que realizan de multiplicar por dos sus ponencias.

  • ¿Son comunes los problemas dermatológicos en España? ¿Algunos se pueden evitar con “cuidados” previos?

En dermatología la prevención es básica, así que tratamos de conocer la piel sana, así como por supuesto las patologías más comunes. También su forma de tratarlas, tener un protocolo claro para su derivación al dermatólogo, conocer el arsenal terapéutico, así como los remedios naturales o consejos nutricionales que puedan afectar, en una frase, trabajar los distintos agentes sanitarios por el bien de paciente que es nuestro nexo de unión.
«

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir