“Cada vez tenemos más días de sol y por lo tanto nuestros niveles de protección se han de incrementar”, Marta Alcalde

La vocal de dermofarmacia y productos sanitarios del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona (COFB), Marta Alcalde, habla con “farmanatur” sobre la campaña de educación sanitaria que está llevando a cabo el COFB sobre protección de la piel  y ofrece algunos consejos para cuidarnos frente al sol.

PDF de la entrevista al final del texto.

marta alcalde“El fotoprotector impide el bronceado” o “Los protectores no son necesarios los días nublados” son algunos de los mitos que existen alrededor de la protección solar. Por ello, la farmacéutica Marta Alcalde, vocal de dermofarmacia del Cofb, explica los tipos de riesgos que existen frente a la exposición solar  y da algunos consejos sobre cómo protegerse de forma adecuada.

¿En qué consiste la campaña llevada a cabo por el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona  «Atención Piel 365»?
La Campaña AtencióPell365 es una campaña anual de educación sanitaria en fotoprotección, que tiene como objetivo fomentar el uso atemporal de los protectores solares. Hemos dividido la campaña en cuatro oleadas coincidiendo con las cuatro estaciones del año y, en cada una de ellas, hacemos énfasis en un mensaje diferente.

En la primera, coincidiendo con el verano de 2019, se habló sobre la información contenida en los envases de los protectores solares y cómo interpretarla. En la segunda, que se realizó en otoño, de medicamentos fotosensibilizantes y los tipos de reacciones que pueden producir sobre la piel. En la tercera, la campaña de invierno, nos hemos centrado en la exposición invisible haciendo especial hincapié en las actividades deportivas.

La última oleada es la de esta primavera y se centra en los hábitos de exposición y en la protección física como medida complementaria al uso de protectores solares. Se ha diseñado un material conjunto para toda la campaña y uno específico para cada oleada: infografía sobre los mensajes del envase, etiquetas para enganchar en las cajas de medicamentos en el momento de la dispensación, para reforzar el mensaje cuando se trate de un medicamento fotosensibilizante y unos dibujos ilustrativos sobre actividades cotidianas, para hacer reflexionar a los usuarios de la farmacia sobre la necesidad del uso de los protectores solares.

¿Qué se considera exposición solar? ¿Cuánto tiempo, con qué intensidad de la radiación y en qué lugares (entorno)?

Podríamos decir que exposición solar es el conjunto de radiaciones solares que llegan a nuestra piel. Estas radiaciones en condiciones controladas tienen unos efectos beneficiosos para nuestra salud, porque nos dan calor, producen síntesis de vitamina D, tienen efecto psicoestimulante, sirven para tratar algunas patologías dermatológicas como la psoriasis y también activan la melanogénesis y son responsables del color de nuestra piel. Cuando se tiene una exposición excesiva, con tiempos incontrolados y sin la protección adecuada, los efectos de las radiaciones pueden ser perjudiciales y nos pueden producir quemaduras, insolaciones y fotosensibilidad a corto plazo y fotoenvejecimiento y cáncer de piel a largo plazo.

Cada persona va a reaccionar de forma diferente al sol, en función de su vulnerabilidad individual que vendrá marcada por su fototipo, la existencia de factores de riesgo intrínsecos, la toma de algún tipo de medicamento fotosensibilizante que le predisponga más o el tipo de exposición que realice.

Está de moda la fotoprotección oral. ¿Basta con ella? ¿Y basta con ropa con fotoprotección?

La fotoprotección oral es un complemento a la fotoprotección tópica y a la física, en ningún caso la pueden sustituir. Normalmente los fotoprotectores orales son complementos alimenticios ricos en antioxidantes que sirven para neutralizar radicales libres. Incluyen vitaminas como la A, C o E, isoflavonas…

La ropa sirve como medida de protección frente a las radiaciones, sobre todo las UVB, pero no todos los tejidos protegen por igual. El algodón, el lino o la viscosa protegen menos que la lana, el nylon o el poliéster. La porosidad y el grueso del tejido también son importantes, protegen más los menos porosos y los más gruesos. Los colores oscuros también protegen más que los claros y por último la protección disminuye con la humedad, por lo tanto es mejor que el tejido esté seco.

¿Cuáles son los distintos tipos de radiación y cómo varían a lo largo del año, según el clima y el entorno?

Las radiaciones que nos llegan del sol son: UVB, UVA, visible e Infraroja. Las radiaciones UVB son las de longitud de onda más baja (280-315 nm) pero las más energéticas, representan el 6% de las radiaciones y se quedan en un 9% en nuestra epidermis. Son las responsables a corto plazo del bronceado y de las quemaduras solares y a largo plazo son las más implicadas en el cáncer cutáneo.

Las radiaciones UVA tienen una longitud de onda de 320 a 400 nm, son menos energéticas que las anteriores y representan el 8,9% de las radiaciones que llegan a la superficie de la Tierra. En este caso alcanzan la dermis en un 30%. A corto plazo son las responsables de la pigmentación rápida y de las reacciones de fotosensibilidad y a largo plazo están implicadas en la aparición de fotoenvejecimiento y también en cáncer cutáneo.

La luz visible representa el 39% de las radiaciones que nos llegan. Alcanzan la hipodermis en un 70% y están implicadas en fenómenos de hiperpigmentación en fototipos altos así como en procesos de estrés oxidativo, produciendo radicales libres. La radiación IR tiene una longitud de onda alta (>780nm) y es la menos energética.

¿Cómo influye la cuestión de la capa de ozono en la radiación solar? ¿Cuál es la previsión para el futuro? ¿Tenemos cada vez más días de sol en España y, por tanto, que tener mayores cuidados?

La capa de ozono es una de las capas de la atmósfera terrestre, tiene como misión absorber parte de las radiaciones que nos llegan del sol y proteger de esta forma la vida en la tierra. La capa de ozono en concreto absorbe las radiaciones UVC y parte de las UVB. Las radiaciones UVC son las radiaciones UV más energéticas. Esta capa se ha visto destruida en parte, por los gases conocidos como de efecto invernadero (CFCs), produciendo el denominado “agujero de la capa de ozono”. El calentamiento de la Tierra por la emisión de gases como el CO2 hace que el clima esté cambiando, cada vez tenemos más días de sol y por lo tanto nuestros niveles de protección frente al mismo también han de cambiar y se han de incrementar.

¿Qué es la refracción? ¿Mejor waterproof o water resistant?
La refracción es un fenómeno que se produce cuando la radiación llega al agua, por la cual una parte de esta se desvía hacia el interior, se ha de tener en cuenta cuando se realizan deportes acuáticos. Un protector waterproof mantiene la protección solar en la piel después de 4 inmersiones de 20 minutos cada una, mientras que uno “wáter resistant” mantiene el protector después de 2 inmersiones de 20 minutos. Por lo tanto, siempre será mejor un protector con SPF 50+ que sea waterproof.

¿Y la reflexión? ¿Qué tipo de cuidados tomamos para la montaña y la nieve?

La reflexión es otro fenómeno físico que afecta a la radiación, por el cual cuando la radiación llega a la superficie de la tierra parte de ella rebota. En la nieve, este fenómeno puede llegar hasta un 80%, por lo tanto se ha de tener muy en cuenta a la hora de protegerse. En estos casos, se recomienda protectores solares con SFP 50+ en textura crema, los filtros físicos suelen ofrecer más pantalla que los químicos. El uso de gafas de sol con filtros frente a UVB y UVA también es necesario para proteger los ojos.

Sabemos del cuidado o prevención según el tipo de piel, pero ¿también son distintos los cuidados según la edad?

Sí, la piel del niño tiene una capa córnea más delgada, su melanogénesis está en desarrollo y tienen menor sistema de defensa. Por estos motivos, los cuidados en este grupo han de ser extremos. Se recomienda que los niños menores de un año no se expongan directamente al sol y en el resto que la protección se haga con filtros físicos de SPF 50+, además de con medidas físicas complementarias, como uso de gorras o ropas protectoras. En este grupo de edad también se recomienda evitar las horas centrales del día (12h a 16h).

Los ancianos también son un grupo donde se ha de tener especial atención. Son pieles con la capa córnea más fina, donde ya hay lesiones de daño solar crónico y, en muchos casos, toman medicamentos fotosensibilizantes. En estos casos, se recomiendan protectores solares con filtros SPF 50 + en todas las zonas de piel expuestas. Las texturas se adaptarán en función del tipo de exposición y las preferencias de cada individuo. El uso de protecciones físicas complementarias (gorras, pañuelos…) también es muy recomendable.

¿Cuáles son los principales mitos que existen con respecto a la fotoprotección?

Existen bastantes mitos en relación con la fotoprotección, los principales pueden ser:

  • El fotoprotector impide el bronceado: totalmente falso, puesto que el protector impide que se produzcan los efectos nocivos de las radiaciones, no el bronceado.
  • Los fotoprotectores no son seguros: todos los protectores que hay en el mercado cumplen con la reglamentación de eficacia y seguridad de la UE, por lo tanto su uso es completamente seguro.
  • El fotoprotector provoca déficit de vitamina D: existe mucha controversia en este sentido, pero actualmente no hay una evidencia científica concluyente que lo asegure.
  • Los protectores no son necesarios los días nublados: es una creencia totalmente errónea, un día con un 50% de nubes deja pasar un 80% de las radiaciones solares
  • El fotoprotector no es necesario si no vamos a la playa o a la montaña: es totalmente falso. El protector es necesario en todas aquellas situaciones en las cuales nuestra piel esté expuesta al sol, de ahí el lema de nuestra campaña “Protégete, porque cada día sale el sol”.

FRASES DESTACADAS

“La Campaña AtencióPell365 es una campaña anual de educación sanitaria en fotoprotección, que tiene como objetivo fomentar el uso atemporal de los protectores solares”

“Normalmente los fotoprotectores orales son complementos alimenticios ricos en antioxidantes que sirven para neutralizar radicales libres. Incluyen vitaminas como la A, C o E, isoflavonas…”

Entrevista en PDF:

adobe peque

FacebookTwitterPinterestGoogle GmailCompartir