Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Bancofar destaca el papel social de los farmacéuticos en la cobertura de la salud

En el Día Mundial de la cobertura sanitaria, la entidad analiza el papel clave del sector farmacéutico dentro de la sociedad y su contribución al bienestar

di cobertura webCoincidiendo con el Día Internacional de la Cobertura Sanitaria Universal que se celebra el 12 de diciembre, Bancofar, el banco de referencia del sector farmacéutico quiere destacar la importante labor social de este colectivo y los retos a los que se enfrenta el sector en la etapa post-covid. La pandemia puso aun más de manifiesto la importancia y la urgencia de los sistemas sanitarios de calidad y de la cobertura universal.

La figura de farmacéutico ha evolucionado mucho en los últimos años pasando de dispensar medicamentos a prestar servicios con un campo de actuación cada vez más amplio y variado. Junto al carácter asistencial, definitorio de la profesión, está también el social, menos visible pero igualmente importante e indisoluble. Ambos constituyen las dos caras de la profesión farmacéutica.

Con la pandemia se ha visto acelerado su papel dentro de la sociedad y su contribución para ayudar a mantener unos sistemas sanitarios más eficaces y eficientes. Este punto de inflexión ha sido fundamental en este cambio de mentalidad ya que durante la pandemia, las farmacias y sus profesionales no han dudado en asumir responsabilidades y servicios para complementar, total o parcialmente, las necesidades de respuesta a unas demandas sanitarias desbordadas convirtiéndose en el personal sanitario de mayor acceso para los pacientes.

Una vez superada la crisis sanitaria los farmacéuticos siguen con el compromiso de garantizar una vida sana y promover el bienestar en todas las personas. Junto a ello, las farmacias cada vez ofrecen a los pacientes una gama más amplia de servicios asistenciales, digitales y sociales.

Bancofar les está acompañando en todo este proceso y apoya a las farmacias en sus diferentes necesidades, aportando soluciones que permitan a los farmacéuticos crecer y ofrecer una atención completa a sus pacientes. La entidad, perteneciente al grupo Caminos, lleva más de 50 años siendo parte activa de la evolución e impacto social que los farmacéuticos promueven en la sociedad y con la prioridad desde sus orígenes de conocer las necesidades de los profesionales del sector, diagnosticando en cada momento los retos a los que se enfrentan y aportando las soluciones que necesitan.

En concreto, para Bancofar el sector farmacéutico se enfrenta hoy en día a un doble reto. Por un lado, reivindicar su factor humano y asistencial, y su capacidad de establecer relaciones personales, de atender de forma personalizada a los pacientes y, sobre todo, la cercanía de las farmacias con la gente, elementos diferenciadores fundamentales para poner en valor su papel en la sociedad que se está viendo comprometido en la España rural y vaciada. En 2021 se cerraron 25 farmacias y 15 de ellas se encontraban en municipios que no son capital de provincia. 11 de estos cierres son definitivos, mientras que los 14 restantes son temporales.

Por otro lado, la apuesta por la digitalización y la robotización de las farmacias que aportan numerosos beneficios, empezando por el económico ya que pueden mejorar la rentabilidad y ofrecer servicios sanitarios alternativos a los pacientes que hace unos años no hubieran sido posibles. Un ejemplo es el servicio Smart Cash un servicio lanzado por Bancofar a principios de este año que facilita a las farmacias la gestión del ingreso y disposición de efectivo.

“Nuestra labor es acompañar a los farmacéuticos en este proceso en el que deben combinar el acceso a soluciones digitales que les permita crecer y desarrollar su negocio junto con una atención personalizada que les ayude a alcanzar el servicio excepcional en la atención a sus pacientes”, ha destacado Manuel Pozo, director corporativo de Bancofar.

El Día Internacional de la cobertura sanitaria universal tiene la finalidad de aumentar la concienciación respecto de la necesidad de contar con sistemas de salud sólidos y resilientes, y una cobertura sanitaria universal con múltiples partes interesadas asociadas, entre las que el sector farmacéutico se ha convertido en un actor principal.