Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Cerca del 50% de las mujeres con incontinencia urinaria no acuden al médico

InkontinenzEl 14 de marzo se celebra el Día Internacional de la Incontinencia Urinaria. En España, más del 42% de las mujeres con pérdidas de orina encuestadas en el Estudio “La mujer española entre 50 y 65 años” de TENA Lady asegura que no consulta con un especialista, a pesar de que tener escapes de orina es algo muy frecuente entre las mujeres y que en la mayoría de los casos condiciona su calidad de vida. Gema García Gálvez, ginecóloga y portavoz de Centradaenti de TENA Lady, recuerda la importancia de fortalecer y rehabilitar el suelo pélvico para evitar prolapsos, dolor pélvico o la incontinencia urinaria.

La incontinencia urinaria es un problema que afecta, en España, a 6 millones y medio de personas, de las que más de 4 millones son mujeres. Se trata de un problema que sufren a una de cada cuatro mujeres a partir de los 35 años y que repercute en aspectos de la vida diaria como son el entorno social, físico, sexual, laboral y doméstico. A pesar de ello, el 42% de las mujeres con incontinencia urinaria encuestadas en el Estudio TENA Lady “La mujer española entre los 50 y 65 años” no consulta ni busca ayuda en un especialista.

El 27% de las mujeres españolas que han participado en el estudio TENA Lady aseguran que no acuden a un médico por vergüenza y el 32% porque sigue siendo un tema tabú. Todo ello, a pesar de que las pequeñas pérdidas de orina son más comunes que enfermedades cotidianas como resfriados (20%), tos (18%), dolor de garganta (16%), y tres veces más común que los eccemas, las úlceras en la boca o la indigestión, según el estudio realizado en Reino Unido por TENA. De hecho, los datos de este mismo estudio revelan que el miedo a sufrir estos escapes representa uno de los mayores temores de las embarazadas, en concreto, el 28% asegura sentirse preocupadas por padecer estas pérdidas de orina, el 19% dan más importancia al sexo en el posparto y el 20% está preocupada por la pérdida de independencia. La Dra. Gema García, ginecóloga y portavoz de Centradaenti de TENA Lady, explica que “nuestra recomendación es que siempre hay que consultar con su médico o especialista, que mediante una valoración adecuada podrá recomendarle un tratamiento adaptado a sus necesidades”.

Tener escapes de orina al realizar un esfuerzo o al reírnos indica que el suelo pélvico se ha debilitado. Muchas mujeres no sabe que no cuidar esta zona puede desencadenar problemas futuros tales como prolapsos, pérdidas de orina, dolores de espalda y malestar o insatisfacción en sus relaciones sexuales, asegura la Dra. Gema García, ginecóloga y portavoz de Centradaenti de TENA Lady. Y añade, ‘la mayoría de las mujeres desconocen qué es el suelo pélvico, su importancia y lo fácil que es cuidarlo. Con unos ejercicios muy sencillos, que se pueden realizar discretamente en cualquier lugar, se pueden mejorar y prevenir los problemas asociados en un 70% de los casos. Es importante educar a las mujeres sobre la existencia de los programas de prevención como la rehabilitación de suelo pélvico mediante fisioterapia”.

La prevalencia media de pérdidas de orina entre las mujeres es de un 24%. Por edades, este porcentaje aumenta al 30%-40% entre las mujeres de mediana edad y alcanza al 50% de las mujeres entre las mujeres mayores. En los hombres la prevalencia global se estima que es del 7% (casi 1,5 millones), pudiendo alcanzar en las personas mayores de 65 años del 14% al 29% y llegando al 50% en personas mayores de 50%, según recoge el Observatorio de la Incontinencia.

Los factores anatómicos, como que las mujeres tengan la uretra más corta que los hombres, ayudan a que sean más propensas a padecer incontinencia. Otras de las causas son las lesiones, las distensiones que pueden producirse con el sobrepeso, la tos crónica, el trabajo con peso o la realización de algún deporte que requiera fuerza. Sin olvidar, momentos importantes de la vida de la mujer como el embarazo, el parto y la menopausia.

Para evitar o prevenir estas pérdidas es fundamental realizar ejercicios que tonifiquen y fortalezcan el suelo pélvico, evitando así problemas futuros. Los ejercicios restablecen el control sobre los músculos que mantienen cerrada la uretra. La ginecóloga Gema García asegura que nunca es tarde para empezar, incluso a edades más avanzadas se puede observar una mejoría de los síntomas.

Tipos de incontinencia

Los expertos diferencian entre tres tipos de incontinencia urinaria: de esfuerzo, de urgencia y mixta. La primera se produce a raíz de la realización de un esfuerzo físico como toser, reírse o levantar peso. Normalmente se tratan de pequeñas pérdidas. Es el tipo de incontinencia urinaria más frecuente y afecta principalmente a las mujeres. Tiene una prevalencia del 50%. Su origen, generalmente, se encuentra en un debilitamiento de los músculos del suelo pélvico que puede darse durante el embarazo, el parto o la menopausia.

Mientras que la incontinencia de urgencia o de vejiga hiperactiva se produce cuando existe una urgente necesidad de orinar y la vejiga expulsa orina de forma involuntaria. Suele haber pequeñas señales de aviso y se pueden sufrir pérdidas moderadas o grandes. Normalmente se suele orinar de 4 a 8 veces al día, pero si hay la necesidad de hacerlo con más frecuencia de lo que suele ser normal, o incluso hay que levantarse varias veces por la noche, puede tratarse de un síntoma de Incontinencia de Urgencia. Este tipo de incontinencia es la más frecuente a partir de la menopausia, la prevalencia entre las mujeres es del 20%. Por último, la incontinencia mixta consiste en la coexistencia de las dos anteriores: incontinencia urinaria de urgencia y de esfuerzo. Tiene una prevalencia entre las mujeres de un 30%.

Para fomentar que las mujeres conozcan más sobre el suelo pélvico, TENA Lady ha creado el microsite  www.centradaenti.es, TENA Lady donde las mujeres encuentran toda la información sobre todos los aspectos relacionados sobre suelo pélvico y bienestar femenino, además de encontrar vídeos con ejercicios muy simples para fortalecer esta zona.

¿Cuándo debemos buscar ayuda?

  1. Cuando tengo un deseo de orinar que es irresistible y a veces no llego al baño.
  2. Necesito orinar más de 6-8 veces al día y por las noches no duermo bien porque tengo que levantarme más de una vez.
  3. Si tengo temor a salir a eventos y no tengo un cuarto de baño cerca.
  4. Cuando mantengo relaciones sexuales y pierdo orina; y esto deteriora mi autoestima.
  5. Si necesito llevar una protección, porque al correr, toser o estornudar tengo perdida de orina.

Consejos que nos pueden ayudar a evitar esas pérdidas de orina

  1. Evitar el sobrepeso y el estreñimiento para prevenir que el suelo pélvico se debilite.
  2. Limitar la ingesta de bebidas con cafeína o teína.
  3. Usar absorbentes adecuados.
  4. Hacer ejercicios para rehabilitar y fortalecer la musculatura del suelo pélvico.
  5. Reeducar hábitos miccionales y orinar cada 2-3h.