Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

FSFE facilita el acceso al medicamento en aldeas rurales de Honduras

Con este proyecto, FSFE pone en valor uno de los pilares básicos de su trabajo en cooperación como es la creación de redes de asistencia farmacéutica para facilitar el acceso al medicamento a los más desfavorecidos

FSFE facilita el acceso al medicamento en aldeas rurales de HondurasEl pasado 6 de enero quedaron inauguradas las instalaciones de la Farmacia Central del Centro de Salud de Arada, en Honduras desde donde se gestionarán los botiquines que se instalarán en cinco aldeas cercanas y que mejorarán las condiciones de salud de la población más desfavorecida de esta área.

El proyecto, que ha contado con la financiación del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, tiene una duración prevista de nueve meses y dio sus primeros pasos el pasado mes de octubre con la intervención de dos farmacéuticos voluntarios de Proyecto Boticarios que iniciaron la puesta en funcionamiento de una red social de distribución de medicamentos.

El proyecto se inició con la reforma y adecuación del local situado en el almacén del Centro Médico, se dotó de los medicamentos esenciales y se formó al personal local en la gestión de la red de asistencia farmacéutica que se organizará bajo unos protocolos de adquisición, almacenaje, custodia y dispensación que cumplirán las normas del país y las disposiciones de los Organismos Internacionales.

Asimismo, se han llevado a cabo actividades formativas destinadas a los promotores de salud que favorezca el desarrollo de programas de prevención de la atención primaria, así como acciones de sensibilización en las que han participado la población beneficiaria sobre la importancia del uso racional del medicamento.

Con la puesta en funcionamiento de esta farmacia y de los botiquines se conseguirá incrementar la calidad del servicio de salud ofrecido por el Centro Médico existente en Arada, sin olvidar que se conseguirá tener puntos de salud muy accesibles, con personal formado y preparado para atender patologías menores y prevención de la salud.

La intervención contribuirá a mejorar las condiciones de salud de una población directa de 1.250 niños y mujeres e indirecta de 12.000 habitantes con altos niveles de pobreza, incorporando una nueva estrategia de puesta en marcha de una red de distribución de medicamentos esenciales de calidad y a bajo coste, y una estrategia que va a fortalecer la promoción de la salud.

Con este proyecto desarrollado junto a la contraparte local Centro Cultural Hibueras, Farmacéuticos Sin Fronteras pone en valor uno de los pilares básicos de su trabajo en cooperación como es la creación de redes de asistencia farmacéutica para facilitar el acceso al medicamento a las poblaciones más desfavorecidas.