Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

La Dispensación Colaborativa en España

La Dispensación Colaborativa en España entre servicios de Farmacia Hospitalaria y farmacias comunitarias, ejemplo de buena práctica para el Consejo Mundial. Está en marcha en cinco comunidades autónomas en las que se están beneficiando 32.000 pacientes

El Consejo Mundial de Farmacia (WPC) ha publicado su análisis sectorial 2022, con el título “Farmacias comunitarias: esenciales para la resiliencia de los sistemas sanitarios”. En el mismo repasa los servicios farmacéuticos implantados en los países miembro que están aportando eficacia y eficiencia a la asistencia sanitaria. . En el caso español, la WPC ha recalcado como buena práctica  el servicio de Dispensación Colaborativa de medicamentos del ámbito hospitalario entre los servicios de Farmacia Hospitalaria y farmacias comunitarias.

Un servicio implantando en Andalucía, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana y Navarra que facilita la dispensación colaborativa de medicamentos del ámbito hospitalario en farmacias comunitarias, permitiendo a estos pacientes – en su mayoría crónicos e inmunodeprimidos – retirar sus fármacos hospitalarios de su farmacia más cercana, gracias al trabajo y la coordinación de los farmacéuticos que desarrollan su labor asistencial en 69 servicios de farmacia hospitalaria, 6.059 farmacias comunitarias y 19 almacenes de distribución farmacéutica.

El presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Jesús Aguilar, recuerda que esta dispensación colaborativa se impulsó “durante la pandemia con el fin de mantener la continuidad del tratamiento, la calidad de la atención farmacéutica y reducir los riesgos de contagio a pacientes vulnerables y se consolidó gracias a los protocolos elaborados por la Organización Farmacéutica Colegial con las administraciones sanitarias y los hospitales”. Además, Aguilar destaca los datos del Estudio y valoración de experiencias de dispensación colaborativa durante la COVID-19, realizada junto a la consultora Hiris, que confirmaron que los pacientes mostraron un alto grado de satisfacción – 9,84 sobre 10 – y manifestaron estar de acuerdo (100%) con la continuidad del servicio más allá de la pandemia. En la actualidad el Consejo General está trabajando en la actualización del estudio en la era postcovid.

Estos mismos datos son reflejados por el Consejo Mundial de Farmacia  en su informe señalando que los pacientes que optan por este servicio tienen la seguridad de que se garantiza la presencia de un farmacéutico durante todo el proceso: desde la Farmacia Hospitalaria, pasando por la Distribución Farmacéutica y la Farmacia Comunitaria. Pacientes que subrayan hechos como que suelen utilizar otros tratamientos de dispensación en farmacia comunitaria, por lo que es ideal realizar el seguimiento farmacoterapéutico en colaboración entre farmacéuticos hospitalarios y farmacéuticos comunitarios.

El autor del informe, Stephen Armstrong, destaca en la introducción que tras la pandemia “las farmacias comunitarias se consideran proveedores de servicios esenciales y clave para la resiliencia de los sistemas de asistencia sanitaria, con funciones que avanzan por necesidad y como resultado de un reconocimiento del amplio conjunto de competencias de los farmacéuticos”. En este sentido, Armstrong hace un llamamiento a que “los gobiernos y administradores sanitarios con visión de futuro deberían tomar ejemplo de aquellos países y jurisdicciones que han ampliado de forma permanente y satisfactoria una amplia gama de servicios farmacéuticos comunitarios.”

Sobre el WPC

El Consejo Mundial de Farmacia (World Pharmacy Council, WPC) es una organización creada en 2017 por asociaciones de farmacéuticos comunitarios de diferentes países y su misión es promover el reconocimiento internacional de la farmacia comunitaria y su papel como parte importante e integral de los sistemas de salud. La sede del WPC se encuentra en Canberra (Australia) y son miembros las asociaciones farmacéuticas nacionales de Canadá, Irlanda, Dinamarca, Nueva Zelanda, Reino Unido, Estados Unidos, Australia, Portugal y España a través del Consejo General de Farmacéuticos. Los países miembros del WPC han sido invitados a participar en esta organización por su liderazgo profesional y tecnológico, y el desarrollo de servicios farmacéuticos asistenciales.

Consulta el informe en:

Informe “Farmacias comunitarias: esenciales para la resiliencia de los sistemas sanitarios”