Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

La escasez de medicamentos bate un nuevo récord en el primer trimestre de 2024

En los primeros tres meses de este año, un total de 957 medicamentos han llegado a presentar problemas de suministro según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)

Las faltas de medicamentos en España continúan en aumento y la situación no parece mejorar. El año 2023 finalizó con unas preocupantes cifras y en el primer trimestre de 2024 ha vuelto a superar una nueva barrera: cerca de un millar de presentaciones de medicamentos han sido incluidas en la lista de problemas de suministro del CIMA (Centro de Información de Medicamentos Autorizados), alcanzando un pico máximo de 957 en enero.

Sin embargo, ¿cuáles son los medicamentos más difíciles de encontrar en las farmacias del país?

Según un estudio realizado por LUDA Partners, la Red Digital de Farmacias única en el mundo, que dispone de una innovadora herramienta de localización de medicamentos en boticas, los pacientes con diabetes son los más afectados. En su caso, el 15% de los fármacos encontrados en las últimas semanas gracias a esta tecnología, corresponden con el grupo terapéutico de los antidiabéticos.

En segundo lugar, se encuentran los medicamentos para el tratamiento del TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), con un 6%, seguidos por aquellos utilizados para padecimientos obstructivos de las vías respiratorias, como son el asma o el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), que representan un 5% de las localizaciones totales.

En este sentido, los medicamentos que más cuesta adquirir actualmente en las farmacias españolas son: Ozempic (considerado como uno de los primeros tratamientos virales), Pylera, Kreon, Equasym, Fiasp, Victoza, Zaditen, Otix gotas, Trulicity e Intuniv, usados para tratar diversas patologías.

En detalle, Ozempic, Fiasp, Victoza y Trulicity están destinados al tratamiento de la diabetes, mientras que Kreon se emplea para la insuficiencia pancreática. Equasym e Intuniv son utilizados para el TDAH, Zaditen para la alergia y Otix gotas para tratar las infecciones en los oídos. Este resumen aporta visibilidad sobre la cantidad y variedad de fármacos que tienen problemas para ser localizados en las estanterías de las boticas españolas.

Concretamente, como ya se publicó hace varias semanas, la comunidad médica, las oficinas de farmacia y los pacientes, continúan viviendo una grave crisis debido a la aguda escasez de Ozempic (semaglutida), un medicamento esencial en el tratamiento de la diabetes tipo 2. Este hecho ha generado un panorama muy pocas veces visto hasta ahora: listas de espera para los pacientes que necesitan este medicamento para mantener bajo control su diabetes.

Las redes sociales un canal de denuncia y búsqueda de soluciones

En este sentido, es cada vez más frecuente encontrar testimonios de personas en las principales plataformas sociales, como X (antiguo Twitter) o TikTok, denunciando situaciones de escasez de medicamentos y solicitando ayuda a los demás usuarios.

Por ejemplo, @nataliaFHN recientemente publicó: “Amigos tuiteros, a ver si me podéis ayudar. Pido Retuit. Es importante. Hay desabastecimiento de un fármaco que necesitamos las personas que tenemos insuficiencia pancreática, que se llama Kreon. Sin estas enzimas, no nos nutrimos bien”.

Del mismo modo, @maestragmla512 compartió: “Sevilla, la Novorapid Flexpen sigue en falta. ¿Hasta cuándo vamos a estar así los diabéticos? Toca andar un periplo de farmacias y rezar que las haya…”. Junto a ella, @patrifeer, que cuenta con más de 177.000 seguidores en TikTok, denunciaba en un vídeo que “no quedan existencias de su insulina en ninguna farmacia y no ha escuchado por redes a nadie hablando de este tema”.

Estas noticias han sorprendido a otros usuarios, como se evidencia en la reacción a una publicación de la Asociación Infantil Oncológica de Madrid (ASION) en la que anunciaba su colaboración con LUDA para abordar la escasez de ciertos medicamentos. Uno de los usuarios comentó: “No me puedo creer que haya desabastecimiento de medicación para cáncer infantil”.

De igual manera, las redes sociales también se convierten en entornos digitales en los que se comparten posibles soluciones. Otra usuaria, María Nieves Fernández, compartió su experiencia: “Hace algunas semanas me fue casi imposible encontrar Tardyferon, ya que estaba agotado en todas las farmacias a las que iba, pero gracias a LUDA Partners lo encontré en una farmacia y más cerca de lo que imaginaba”.

En definitiva, la escasez de medicamentos se ha convertido en un problema crónico en nuestro país, debido a diversos factores que dificultan la posibilidad de cubrir la demanda necesaria. Sin embargo, es ahora cuando los pacientes, cansados de esta situación, buscan visibilizar su problemática y se están movilizando, una vez más, junto a las farmacias de sus zonas, para encontrar soluciones.