Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

La invisibilidad de los adictos

fotolia_73623815La Asociación de Alcohólicos y Adictos en Rehabilitación de Gipuzkoa (AERGI) organiza este viernes en San Sebastián sus IV Jornadas que, bajo el título “Adicciones: ¿complicidad o complejidad social?”, tendrán lugar con entrada libre hasta completar aforo a las 19,00 horas en el Hotel de Londres e Inglaterra. “Nuestro objetivo es generar debate y dar visibilidad a nuestra situación y enfermedad, puesto que somos pacientes crónicos y no unos viciosos o degenerados como marcan los estereotipos”, subraya Josean Fernández, Presidente de AERGI. Desde su constitución en 2012, más de 400 enfermos y familiares han participado en los grupos de autoayuda para el tratamiento de adicciones de la Asociación, siendo el perfil del usuario mayoritario el de mujer, de entre 41 y 45 años, adicta al alcohol.

El Ayuntamiento de San Sebastián ha acogido esta mañana la presentación en rueda de prensa de las IV Jornadas sobre Alcoholismo y Adicciones que se celebrararán este viernes, 11 de noviembre, a partir de las 19,00 horas en el Hotel de Londres en San Sebastián, con entrada libre hasta completar aforo. En la rueda de prensa han comparecido la concejala de Acción Social, Aitziber San Román; Josean Fernández y Yolanda Anguera, Presidente y Secretaria de AERGI, entidad organizadora de las jornadas en colaboración con el Ayuntamiento de San Sebastián, Osakidetza, Socidrogaalcohol, la Escuela de Enfermería (UPV/EHU) y el Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa.

Las Jornadas se desarrollarán bajo el título “Adicciones: ¿complejidad o complicidad social?” y, moderadas por Lurdes Ubetagoyena, responsable del Departamento de Comunicación de OSI Donostia: contarán con la participación del psiquiatra del Hospital Unicersitario San Juan de Alicante, Dr. Barlomé Pérez y del Vicepresidente de Socidrogalcohol, Dr. Francisco Pascual; junto a Joséan Fernández, Presidente del AERGI.

“Nuestro objetivo con la organización de estas jornadas es generar debate y, sobre todo, dar visibilidad a las personas con adicciones. Somos invisibles y tenemos que dejar de serlo. El modelo de adicto hoy, lejos de estereotipos pasados, es un señor o señora bien vestido, con un buen puesto, de un nivel medio o medio-alto, consumidor intermitente y, ademá,s con un perfil de policonsumo y consumos esporádictos… De cara a la sociedad el adicto no es un enfermo crónico, sino un ‘degenerado’ que no merece ayuda porque él se lo ha buscado, y esto debe ser cambiado. Padecemos una enfermedad crónica como en otros casos y así debemos ser vistos”, ha subrayado Josean Fernández.

En este sentido, el Presidente de AERGI ha hecho hincapié en la “complicidad” social. “Cuando somos bebedores como los demás no hay ningún problema; pero en un momento dado se nos va de las manos porque tenemos un problema de adicción y, entonces, se nos margina, nadie quiere estar con una persona que bebe en exceso, que habla demasiado alto… Y, al final, te vas aislando o te van aislando. Posteriormente, cuando la persona desaparece del entorno de consumo todo el mundo se pregunta dónde está y cuando se enteran de que está en un proceso de rehabilitación, sube un escalón y pasa de ser un ‘borracho apestado’ a un ‘alcohólico’ estigmatizado. Y esto ya es el colmo: que una persona que está haciendo un esfuerzo por rehabilitarse de una enfermedad no sea percibido así por la sociedad ni por su entorno… Es una losa tremenda para nosotros”, ha subrayado Fernández.

El Presidente de AERGI ha insistido en que la bebida o sustancia adictiva no es el único problema del alcohólico o adicto a otras sustancias. “La gente puensa que una vez que ha dejado de consumir se ha solucionado el problema, pero es solo una parte, porque el problema estaba antes, durante y después del consumo. Hay que analizar las causas del inicio en el consumo y trabajar sobre ello. En nuestro caso, el tiempo medio de duración del proceso con cada persona –en el que involucramos a las familias-, es de 2 años y nuestra intención es realizar posteriormente un seguimiento; porque –ha insistido-, tenemos una enfermedad crónica y, además, cuando el paciente sale de su rehabilitación se encuentra de nuevo a su alcance con las drogas ‘legales’”.

El alcoholismo es una enfermedad que mata, cada año, a 24.000-25.000 personas en España siendo, tras el tabaco y la hipertensión, la enfermedad más mortífera del mundo. “Esto es algo muy serio. Además, hay que tener en cuenta que por cada uno de nosotros hay 6-7 personas del entorno laboral y familiar afectadas por nuestra adicción, lo que nos da una idea del magnitud del problema. Del alcoholismo se sabe que salen 1 de cada 6 personas y, el resto, es carne de psiquiátrico o de cementrerio”, ha subrayado. “De ahí la importancia de dar visibilidad y generar debate sobre un problema tan serio con las jornadas de este viernes”, ha concluido Fernández.

Por su parte, la concejala de Acción Social, Aitziber San Román, ha subrayado que “sin solaridad no puede existir convivencia auténtica” y ha elogiado el “valor y generosidad” de entidades como AERGI, “al dar visibilidad a lo invisible y, además, hacerlo con generosidad ayudando a otras personas”.

Yolanda Anguera, Secretaria de AERGI, ha explicado que, en el caso de las mujeres, la rehabilitación es más difícil, si cabe. “No es lo mismo ver a un hombre borracho que a una mujer haciendo ‘eses’. Estamos estigmatizadas en la sociedad y existe mucho desconocimiento. Las dos terceras partes de las mujeres que empieza el tratamiento lo abandona, muchas veces porque su propio entorno familiar le anima a hacerlo una vez que ha dejado de beber”, ha subrayado.