Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Metamizol: información actualizada

Por su interés en relación con las noticias que están apareciendo sobre el metamizol, la organización colegial de farmacéuticos remite información práctica elaborada por los servicios técnicos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos

¿Qué se sabe?

La Asociación de Afectados por Fármacos (ADAF) ha presentado el día 14 de noviembre de 2023 una demanda ante la Audiencia Nacional como consecuencia de las reacciones adversas graves asociadas al principio activo metamizol, uno de los analgésicos más frecuentemente recetados en España.

En el año 2018, la AEMPS revisó la situación en España con motivo de la notificación al Sistema Español de Farmacovigilancia de casos de agranulocitosis, particularmente en pacientes de origen británico. También consultó al Comité de Seguridad de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Europea de Medicamentos y a expertos clínicos sobre este asunto.

¿Qué es el metamizol?

El metamizol es un fármaco con actividad analgésica, antipirética y antiespasmódica, si bien su mecanismo de acción no está totalmente esclarecido. Está indicado en el tratamiento del dolor agudo moderado o intenso, o fiebre que no responda a otras alternativas terapéuticas.

La dosis recomendada es de 575 mg hasta un máximo de 6 veces al día, separada cada toma entre 4-6 horas. Suele ser bien tolerado, siendo la reacción adversa más frecuente la hipotensión. Sin embargo, también puede dar lugar a reacciones alérgicas, agranulocitosis y neutropenia. El mecanismo de aparición de estas reacciones adversas parece ser de tipo inmunológico.

El riesgo de estas reacciones adversas suele ser mayor en personas de edad avanzada, así como en tratamientos prolongados superiores a una semana. También se ha observado mayor predisposición en pacientes de origen británico, aunque la causa es desconocida, si bien posiblemente se deba a un componente genético de estas poblaciones.

Consideraciones desde la Farmacia:

En 2018, la AEMPS emitió una nota informativa en la que se recordaba sus riesgos y establecía una serie de recomendaciones para reducirlos, en la medida de lo posible.

Entre estas medidas destacan las siguientes:

  • Utilizar metamizol en las condiciones de uso aprobadas, a la dosis mínima y durante un máximo de 7 días. En caso de requerirse un tratamiento más prolongado, realizar análisis de sangre periódicos para detectar de forma precoz la reducción de niveles de leucocitos.
  • Vigilar la aparición de síntomas de leucopenia y agranulocitosis, tales como malestar general, escalofríos, fiebre o úlceras bucales entre otras, e informar al paciente de la suspensión del tratamiento en caso de su aparición.
  • Entrevistar en profundidad al paciente antes de la prescripción para evitar su prescripción en pacientes con factores de riesgo de agranulocitosis.
  • Prestar especial precaución en pacientes de edad avanzada.
  • Evitar la prescripción en pacientes en los que no sea posible realizar un seguimiento.