Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

Recomendaciones de PiLeje para el cuidado y la preparación de la piel durante los meses de verano

Con la llegada del buen tiempo es preciso recordar que nuestra piel es el órgano más grande del cuerpo y desempeña funciones vitales muy vinculadas a nuestro bienestar

pileje junioLa piel se encarga de procesos vitales tan importantes como la protección contra los rayos UV a través de la fabricación de melanina; la regulación de la temperatura, mediante la sudoración y gracias a los capilares sanguíneos, la percepción sensorial, por ejemplo, del dolor, el calor y el frío; de la síntesis de vitamina D por las células de la epidermis; y de la protección física e inmunitaria, en especial contra agentes biológicos y químicos.

Preparar y proteger la piel de debería constituirse como algo primordial, sobre todo en los meses de verano, durante los que es más propensa a sufrir daños como quemaduras o deshidratación por el aumento a la exposición a los rayos UVA. Desde PiLeJe, laboratorio especializado en microbiota, micronutrición y fitoterapia, se recomienda no sólo la protección en el momento de la exposición, sino preparar la piel previamente ya que se trata de la vía más eficaz para evitar daños significativos e irreversibles como, por ejemplo, manchas en la piel, envejecimiento prematuro o perdida de elasticidad.

El papel de las vitaminas en la preparación para la exposición solar

Existen algunas vitaminas que contribuyen en la preparación o recuperación de la piel ante factores lesivos y permiten una mayor protección de esta:

  • La vitamina A: destaca por ayudar a controlar las manchas en la piel y a su recuperación tras una exposición solar significativa
  • La vitamina B: se presenta como la más hidratante y la que permite una mayor reparación de la piel, siendo el remedio perfecto ante rojeces y piel irritada.
  • La vitamina C: es la más conocida y la que ayuda a la piel a prepararse ante una exposición más prolongada y con altas temperaturas, evitando, por ejemplo, la sudoración excesiva. Interviene directamente en la síntesis del colágeno, indispensable para la estructura normal de la piel. Su acción antioxidante permite proteger a la piel de los efectos de los rayos UVA.
  • La vitamina D: se encarga de mantener la piel protegida y fuerte, manteniéndola tersa y evitando la aparición prematura de arrugas. Si bien es cierto que una vía reconocida para su obtención es el Sol, como se ha determinado con anterioridad, una exposición excesiva puede ser contraproducente, por lo que obtenerla también de otras formas se presenta como lo más recomendable.
  • Vitamina E: se puede combinar con la ingesta de vitamina C, puesto que de forma conjunta presentan un alto poder antioxidante que permite la protección de la piel ante la exposición solar.

Además, una buena nutrición y un consumo variado de alimentos, se constituye como una de las formas más efectivas para la obtención de estas vitaminas. Por otro lado, los complementos vitamínicos son otra de las opciones más recomendables en el caso de deficiencias y para la obtención de unos beneficios concretos.

Desde PiLeje se destaca que en ningún caso los complementos o suplementos deben sustituir a una dieta variada y equilibrada y siempre han de ser consumidos bajo la recomendación de un profesional de la salud.