Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

SIGRE recuerda cómo desechar los test para COVID o gripe

Los test de antígenos deben desecharse tras su uso en el cubo de basura convencional (bolsa de basura negra)

La llegada del frío, las aglomeraciones y las reuniones navideñas están provocando la subida de los casos de gripe y covid-19 en toda España. Cuando nos acercamos a la farmacia a comprar los test de antígenos para la detección de la covid-19 o los test duales que detectan también gripe A y gripe B, es normal que nos surja la duda de si, una vez usados, debemos depositarlos en el Punto SIGRE que se encuentra en la farmacia. 

Para despejar esa duda, te explicamos por qué no deben depositarse en el Punto SIGRE.

Es importante recordar que SIGRE es la entidad sin ánimo de lucro encargada de garantizar la correcta gestión medioambiental de los medicamentos caducados o no utilizados y sus envases que se generan en los hogares españoles. Por tanto, los test de autodiagnóstico para la covid-19 o la gripe nunca deben desecharse en el Punto SIGRE al no tratarse de medicamentos de origen doméstico.

Estos productos deben desecharse en el cubo de la basura normal o fracción resto (bolsa de basura negra), donde van los residuos que no pueden ser reciclados. En el caso de los test de antígenos, éstos suelen venir con una bolsa para introducir todos los elementos del test y depositarlos de forma segura en la basura doméstica. Bajo ninguna circunstancia estos residuos deben llevarse al Punto SIGRE, ya que no se tratan de un medicamento.

No obstante, se debe destacar que los envases donde vienen los test de antígenos sí deberán depositarse en el contenedor de recogida selectiva de envases correspondiente: azul para las cajas de cartón, amarillo para las bolsas de plástico, etc.

También es importante recordar que existen otros muchos residuos sanitarios que no podemos llevar al Punto SIGRE, como son las mascarillas, las agujas, los termómetros, el material de cura, las gasas, las vendas, los productos de nutrición, las sondas, las radiografías, los glucómetros, las pilas, los productos o reactivos químicos y cualquier prueba de diagnóstico doméstico (embarazo, VIH, etc.).

Qué llevar al Punto SIGRE de la farmacia

Al contenedor blanco de las farmacias sí hay que llevar los envases vacíos de medicamentos (cajas de cartón, blísteres de plástico o aluminio, frascos de vidrio, sobres, inhaladores, viales, tubos de pastillas, pomadas, etc.), además de los restos de medicamentos caducados o en mal estado de conservación y la medicación sobrante de tratamientos ya finalizados. Y, todo ello, siempre dentro de su envase, con su caja y prospecto respectivos.

En este sentido, se recuerda que los envases vacíos de medicamentos no deben depositarse en otros contenedores de reciclaje, debido a que han estado en contacto con sustancias farmacéuticas y necesitan un tratamiento específico para proteger nuestra salud y el medio ambiente.