Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

El desayuno es la clave

PronoKalGroup_NutricionNunca debemos practicar deporte en ayunas, perdemos más peso si nos activamos por la mañana y las ventajas de los cereales y de la leche de vaca entre los falsos mitos entorno al desayuno.

Uno de los talleres que PronoKal Group y Àccura Bruc han ofrecido en una jornada de lucha contra el sedentarismo se dedica a la comida más importante del día: el desayuno. Esta jornada se enmarca dentro del acuerdo de colaboración entre PronoKal Group y el Centro Wellness Àccura Bruc para ofrecer todo tipo de ventajas a sus pacientes y facilitar la incorporación de la actividad física entre los hábitos de aquellas personas que siguen alguno de los Métodos médicos para la pérdida de peso de PronoKal Group (PronoKal, PnK o DiaproKal).

Los expertos de PronoKal Group, Graciela Moreira, responsable de cocina y nutrición, y Felipe Isidro, catedrático en ejercicio físico y salud desvelan todos los secretos y los falsos mitos para ayudarnos a empezar el día con buen pie.

A cada uno su desayuno

La responsable de nutrición de PronoKal Group, Graciela Moreira, nos explica que tipo de desayuno es el más apropiado dependiendo los objetivos que estemos buscando. “Si no hay sobrepeso, el desayuno deberá aportar mayor proporción de hidratos de carbono con baja carga glucémica, así se dispondrá de mayor energía durante el día. Sin embargo, si hay sobrepeso el desayuno deberá aportar más proteínas y un mínimo de hidratos de carbono de fácil digestión.”

Graciela Moreira nos explica qué alimentos deben estar presentes en el desayuno:

Lácteos: La leche es una excelente fuente de calcio pero puede provocar intolerancia. En estos casos podemos reemplazarla por leches libres de lactosas. Los yogures son una fuente importante de calcio y proteínas, ideal como sustituto de la leche por su escaso contenido en lactosa. Y en cuanto a los quesos se recomienda los frescos o batidos con 0% de grasas. En cualquier caso, la leche de vaca “no es tan mala como la pintan” afirma Graciela Moreira.

Frutas: Se recomienda desayunar la pieza de fruta entera en lugar de zumos. Los zumos aumentan la ingesta de azúcares simples ya que solemos usar dos o tres piezas de fruta por vaso de zumo además, perdemos el aporte de fibra, muy importante por su poder de saciedad y porque favorece el tránsito intestinal. Debemos además variar de frutas para un completo aporte de vitaminas y minerales.

Cereales: Se recomienda incluir en el desayuno pan, tostadas o cereales. El más indicado es el pan integral por su aporte de fibras. Si preferimos cereales, es mejor elegir la avena ya que es más integral y aporta menos azúcares simples. Sin embargo, no se aconseja la pasta o bollería por su elevado contenido en azúcares y grasas saturadas.

Proteínas: Las proteínas que se recomiendan a la hora del desayuno son los fiambres, huevos o frutos secos. Los fiambres que se recomiendan son los menos grasos como el pavo, jamón york y jamón serrano sin la grasa visible. Los huevos son una alternativa para aportar proteínas y se pueden comer pasados por agua, poché o escalfados. En cuanto a los frutos secos, son ricos en Omega 3 y con alto contenido en nutrientes, pero se recomienda comer poca cantidad ya que son muy calóricos.

Actividad física para empezar el día 

Felipe Isidro, responsable del Área de Actividad Física de PronoKal Group, nos explica cuándo debemos practicar deporte dependiendo de las características de nuestro cuerpo: “Si la persona no tiene sobrepeso se recomienda realizar deporte por la tarde ya que regula el ritmo circadiano y nos ayuda a rendir mejor. Sin embargo, si la persona tiene sobrepeso se recomienda por la mañana ya que acelera el metabolismo y ayuda a descansar mejor por la noche”. Tener también en cuenta, que si se realiza actividad física por la mañana debemos desayunar una hora antes.

Nuestro desayuno dependerá del tipo de ejercicios que vayamos a realizar, con ejercicios cardiovasculares o aeróbicos potenciaremos el consumo de hidratos de carbono, y con ejercicios de musculación potenciaremos las proteínas. Tal y como nos aconseja Felipe Isidro, “debemos prestar especial atención a la hidratación, beber medio litro dos horas antes de la actividad, realizar tomas periódicas y cortas durante la actividad y después reponer los líquidos perdidos”.