Todas las revistas en la HEMEROTECA »

La revista del canal farmacia

La eSalud permite la mejor asistencia sanitaria posible con menos costes

fonendo_mundo_1Las tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la salud (eSalud) permiten proporcionar la mejor asistencia sanitaria posible con menor coste, según los organizadores de las I Jornadas de eSalud Asturias, que se celebran en el Auditorio Palacio de Congresos Príncipe de Asturias de Oviedo. El evento, que cuenta con algunos de los mayores especialistas en esta nueva área de la salud, está organizado por la agencia asturiana Salud Social Media y los Colegios Oficiales de Ingenieros Técnicos e Ingenieros en Informática del Principado de Asturias (CITIPA).

La eSalud engloba conceptos como la salud móvil (mHealth), las aplicaciones de salud, la telemedicina, los dispositivos con sensores (wearables), la historia clínica digitalizada, la receta electrónica, la monitorización de la gestión sanitaria, los juegos de salud (gamificación) y las redes sociales (salud 2.0), entre otros. “Estamos asistiendo a una transformación total de la asistencia sanitaria, en la que los pacientes controlan su propia salud a través del móvil o un sensor conectado a la ropa, comparten información por las redes sociales, aprenden de su enfermedad con un juego de salud, acceden a sus datos clínicos en la nube y se comunican con los mejores especialistas desde su casa”, explica Ignacio Alberti, coordinador de las jornadas. El resultado es, asegura, “una mayor satisfacción del paciente, una atención más completa y personalizada y un menor coste”.

Un estudio de The Boston Consulting Group, tras analizar 500 iniciativas en este ámbito por todo el mundo, estima que las aplicaciones y servicios móviles sanitarios pueden ayudar a reducir el coste del cuidado de las personas mayores en un 25%, reducir la mortalidad materna y perinatal en un 30%, y los costes en la recogida de información de hasta el 24%, entre otras ventajas.

Asturias, pionera

El avance de la telemedicina y la interconexión de toda la asistencia sanitaria colocan a Asturias “en el grupo de cabeza del desarrollo de la eSalud”, según el doctor Crisanto Manuel Alonso, director asistencial del Hospital de Jarrio. Este hospital ha sido pionero en un programa de detección de la retinopatía diabética (primera causa de ceguera entre los 25 y los 65 años) a través de telemedicina. Se trata de una iniciativa de la Consejería de Sanidad y la Federación Asturiana de Concejos (FACC), que ha permitido a los pacientes de zonas rurales realicen las pruebas de detección en los centros de salud en lugar de desplazarse al hospital. La mitad de los 3.500 diabéticos del Área I ya han pasado por el programa y la Consejería ya anunciado su intención de extenderlo a todo el principado.

A través de un retinógrafo portátil, una enfermera toma fotografías de fondo de ojo. El médico de Primaria hace un primer cribado y las imágenes se envían al Servicio de Oftalmología para su evaluación. Eso ha permitido “ahorrar costes y reducir las listas de espera, con lo que se pueden atender otros pacientes”, destaca el doctor Alonso. El Hospital de Jarrio planea extender la teleconsulta a la dermatología. La clave de su eficacia es, añade, “utilizar imágenes de alta resolución e integrar a todos los profesionales sanitarios”.

Una investigación publicada en el último número de la revista Journal of the American Academy of Dermatology se concluye que para que la teledermatología reduzca las visitas presenciales debe hacerse una eficaz preselección de los pacientes, contar con imágenes de alta calidad, dermoscopia si hay lesiones pigmentadas y una infraestructura capaz de implementar las recomendaciones de la teleconsulta.

Los móviles están permitiendo un desarrollo de la telemedicina a bajo coste, explica Óscar Castro, de CITIPA, coorganizador de las jornadas. Así lo refleja un estudio publicado en este mes en la revista Telemedicine Journal of e-Health, en el que se señala que hasta ahora los sistemas de telemedicina eran muy costosos para los hospitales rurales, pero los móviles posibilitan otras opciones, como la que han ensayado los autores en la Universidad de Arizona para teleconsultas de traumatología.

Para que la eSalud se desarrolle aún más, a juicio de Castro, “debemos facilitar la colaboración entre los profesionales sanitarios y los profesionales informáticos y, de ese modo, impulsar iniciativas de tecnología sanitaria propia, y no sólo aprender a utilizar la que viene de fuera”.